Menú

El Papa muestra a los obispos españoles su preocupación por el desafío separatista

Francisco se ha reunido con todos los obispos españoles en Roma y allí ha conocido de primera mano la situación española.

39

La visita Ad Limina de los obispos españoles a Roma está generando una visión de España de primera mano para el Papa Francisco. Durante las dos semanas en las que va a estar recibiendo a los 83 prelados que conforman la Conferencia Episcopal Española, el Papa se está interesando por temas concretos y preguntando por las inquietudes o problemas que afectan a la Iglesia en España y también al país.

Entre las inquietudes de Francisco con respecto a España está el desafío separatista. El Vaticano conoce perfectamente la situación que se vive en Cataluña y País Vasco y de hecho los nombramientos episcopales de los últimos años han buscado reconducir una situación difícilmente reversible tras la infiltración del nacionalismo en el seno de la propia Iglesia en estas regiones.

Así lo ha atestiguado el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez, que en rueda de prensa hizo una valoración de su encuentro junto con el resto de obispos con el Papa durante la visita Ad Limina. El primado indicó que el Santo Padre les mostró su preocupación "por una posible secesión en España" aunque no citó explícitamente "ni a Cataluña ni a ningún sitio".

Monseñor Rodríguez explicó que al Papa le preocupa esta situación que se vive en España a pesar de provenir de Latinoamérica donde "puede haber muchos conflictos" pero no del tipo "esta es la bandera, esta es nuestra patria".

El arzobispo de Toledo indicó igualmente que durante el encuentro con los obispos, que duró entre hora y hora y media, no hubo ningún orden del día previo sino que el Pontífice les pidió que le hablarán de sus diócesis, iglesias, de la situación del país y de todo aquello que consideraran relevante. Y de manera espontanea.

Dos son las regiones principalmente afectadas por el nacionalismo más extremo, País Vasco y Cataluña. Con los obispos vascos el Papa se reunió el primer día de la visita y ya pudo hacerse una día clara de lo que allí ocurre y de la gravísima situación que vive la Iglesia en una región que hasta no hace mucho era una de las principales cunas de misioneros del mundo.

Sin embargo, es Cataluña la región que más preocupación despierta en estos momentos. El desafío separatista tiene todos los frentes abiertos y pretende involucrar a la Iglesia para tener una especie de sustento moral. Algunos prelados catalanes han hecho el juego al nacionalismo durante estos años y muchos sacerdotes se han vendido completamente a la causa nacionalista, algunos especialmente relevantes como el abad de Montserrat, Josep María Soler, que ha hecho del histórico monasterio un bastión del nacionalismo.

Pero el Papa podrá conocer la situación catalana también de primera mano puesto que el próximo 7 de marzo recibirá a los obispos de las provincias eclesiásticas de Barcelona y Tarragona, es decir, a todos los obispos catalanes. El nacionalismo catalán tiene puestas muchas esperanzas en que tras dicha reunión el Papa no se oponga a la causa aunque los precedentes parecen no darles la razón. Hace escasas fechas la Nunciatura, en un hecho casi inédito, emitía un comunicado en el que reprobaba al abad de Montserrat y añadía que el Vaticano no iba a reconocer a un hipotético estado catalán.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. 'The Guardian' lamenta haberse tragado las mentiras sobre la violencia el 1-O
    2. El escalofriante relato de una medallista olímpica que fue objeto de abusos sexuales
    3. "Arévalo no contó toda la verdad sobre la ruptura de su amistad con Bertín Osborne"
    4. Podemos intenta corregir su estrategia sobre Cataluña para evitar hundirse
    5. El Ayuntamiento de Barcelona reclama al Gobierno que le pague por la actuación policial del 1-O
    0
    comentarios

    Servicios