Menú

Tres días de marzo en la cadena SER: 11-M

Primera entrega del repaso al decisivo papel que jugó la Cadena Ser entre el 11 y el 14 de marzo.

Mario Noya
37

08:00 Veinticinco minutos después del atentado, Iñaki Gabilondo, director de Hoy por Hoy, el programa de mayor audiencia de la radio en España, informa a sus oyentes de que se han registrado "dos explosiones consecutivas en Atocha". "De momento, las informaciones son confusas". Cinco minutos más tarde comienza a ver las cosas algo más claras, dentro de la confusión: "Bien, parece que ETA está detrás de esto". La banda terrorista –prosigue el locutor– "asoma, en un momento como éste, con su lenguaje habitual, repugnante, de sangre, de miedo, de horror y de ira". A las ocho y veinte, el conductor de Hoy por Hoy, desolado, como el resto de los españoles, se pregunta: "¿Cómo controlaremos la información, la mesura, el equilibrio, las emociones? No lo sé, pero es nuestro deber hacerlo". Pasadas las ocho y media, ya en la tertulia, Gabilondo abunda en la autoría de ETA: a su entender, había incluido "este elemento de pánico, de desconcierto", en su "estrategia de terror". Toda España anda con la misma idea en la cabeza, no sólo la estrella de la cadena SER. También Nicolás Sartorius, exdirigente de Izquierda Unida y uno de los contertulios del programa: "Lo estaba buscando ETA desde hacía tiempo. Lo sabemos porque cogieron aquellas camionetas cargadas de explosivos", dice, en alusión a la furgoneta interceptada por la Guardia Civil en Cañaveras (Cuenca) el domingo 29 de febrero, con 506 kilos de cloratita y 30 de dinamita en su interior. Añade: "A mí me recuerda algo parecido a lo de Hipercor". Concluye: "ETA busca el terror, es evidente. Es importante no caer en esa trampa, mantener en lo posible la serenidad, la firmeza. ETA busca dividir. [Necesitamos] más unidad que nunca". Unidad "democrática", "de todas las fuerzas". Suscribe Gabilondo ce por be lo manifestado por Sartorius, pero no las tiene todas consigo, no acaba de fiarse de la reacción de los políticos. A su juicio, se hallan ante un "test"; del que podrían salir bien parados, "uniéndose más", o mal, muy mal, si, por el contrario, dan en manejar "elementos de fisura", lo cual sería "verdaderamente horroroso".

08:45 Ana Terradillos asegura que la Policía no tenía constancia de que los terroristas hubieran hecho llamada alguna de aviso. "Es decir, sea quien sea, aunque todo parece apuntar a ETA, en esta ocasión, por primera vez, ETA no ha llamado para avisar de la colocación [de las bombas]". "Sea quien sea", Terradillos no puede dejar de pensar en ETA. La periodista de la cadena SER, además, confirma que los artefactos han sido colocados "en las vías del tren". Es la primera de las confirmaciones que luego habrán de ser desconfirmadas. Recoge el testigo Gabilondo, con una frase confusa, abierta a diversas interpretaciones:

No pueden los muertos que se han producido, los heridos que están en ese momento ahí... no se pueden merecer que después, muy poquito después, empiecen a jugarse juegos como tantas otras veces se han jugado.

ZP: "ETA ha intentado intervenir en la campaña"

08:50 Los oyentes de la SER escuchan a José Luis Rodríguez Zapatero, candidato del PSOE en las elecciones del domingo, que se expresa en estos términos: "ETA ha intentado intervenir en la campaña. Pediría a todos los ciudadanos que el domingo, como reacción a ETA, hubiera una participación masiva en las urnas". Y en estos otros: "[Me gustaría] que la reacción de hoy de los partidos políticos fuera una reacción compartida, una reacción conjunta, (...) donde nadie hiciera una valoración política que pudiera dividir o enfrentar a los demócratas". Al poco, Gabilondo interviene para hacer un llamamiento: "Todos aguardamos el espectáculo [sic] de la política unida, y uniendo en torno a ella", contra el terrorismo, "a la sociedad".

09:00 Boletín informativo. Iñaki Gabilondo: "Estamos hablando de una masacre de extraordinaria importancia cuya autoría se desconoce, pero cuya autoría todo el mundo sospecha". Incluimos las redundancias porque no entorpecen la comprensión del texto. En todo caso la aclaran. A continuación, Javier Álvarez corrige la información facilitada (y confirmada) con anterioridad por su compañera Ana Terradillos. "Nos confirman [la Policía y el juzgado de guardia] que se trata de explosiones con temporizador, probablemente con unas mochilas depositadas en el interior de esos trenes". Las mismas fuentes le confirman también que no ha habido aviso por parte de los terroristas. Gabilondo, entonces, retoma el micrófono y dice: "Son detalles que iremos poco a poco conociendo, pero que no alteran lo sustancial del drama". "Lo importante –añade– es que todos debemos estar unidos en torno a la autoridad".

09:10 Vuelve la tertulia. Habla Josep Ramoneda: "Recuerda mucho lo de Hipercor (...) Sería bueno que los ciudadanos, el domingo, votasen lo que hubiesen votado ayer (...) Que esto no influya en un solo ciudadano, y que, en cualquier caso, el ciudadano sólo castigue al que rompa desde hoy al domingo la unidad o intente utilizar políticamente este atentado". Unidad, pues. Unidad ante y sobre todo. Contra el terrorismo. Sanción social contra los aprovechateguis de turno. Que el formidable atentado no perturbe las elecciones en ciernes. Alberto Surio, otro de los contertulios de Hoy por Hoy, sentencia: "Que la unidad política entre los demócratas se salve, por encima de todo. Que nadie trate de aprovecharse de esto". Gabilondo, por su parte, sigue pretendiendo conjurar, aireándolo, aquello que le tiene preocupado: "Vamos a ver los políticos y su altura, su capacidad de conducir a la sociedad, en un momento como éste, por el camino adecuado".

Carod pide diálogo con los terroristas

10:00 Boletín informativo. Javier Álvarez. Las fuentes que la SER tiene entre los "investigadores" de los atentados dicen que "ETA está detrás". Minutos más tarde, los oyentes de la cadena escuchan, por vez primera, a un miembro del Gobierno. Se trata de Eduardo Zaplana, ministro portavoz, que califica lo sucedido de "atentado contra la democracia española"; "un asesinato colectivo –agrega– de esta banda criminal y asesina de ETA". Tercia Gabilondo: "El lehendakari Ibarretxe también habla del asunto. Pide, más que nunca, que se hable de terrorismo, pero que no se hable de terrorismo vasco, sino de terrorismo de ETA y de alimañas". También Llamazares tiene claro por entonces, sin esperar a más confirmaciones policiales o ministeriales, quién ha cometido los crímenes. Dice el dirigente comunista, y reproduce Gabilondo: "ETA es un monstruo herido de muerte". Asimismo, el locutor más escuchado de la radio española informa de que la dirección de ERC ha "condenado de forma total y absoluta estos atentados". Josep Lluís Carod-Rovira, efectivamente, condena los atentados. Y pide diálogo. "Alguien debe hacer que la palabra se convierta en el instrumento definitivo para que se acabe la barbarie", dice el dirigente independentista en la cadena SER, poco después de que, allí mismo, se emita la consigna del momento:

Que nadie trate de aprovecharse de esto.

11:00 A las once menos cinco se procede a la explosión controlada de un artefacto en la estación de Atocha. Allí, a las once, Ángel Acebes, ministro del Interior, comparece por primera vez en público. La SER da cuenta de sus declaraciones. El ministro pide "calma, serenidad"; "el Estado de Derecho –afirma– dará respuesta adecuada y contundente a los responsables de esta acción criminal". Dice más. Por ejemplo: "Les iremos dando a lo largo del día toda la información, según vayamos teniéndola. De manera rigurosa, seria. Pero ahora hay que dejar trabajar a los servicios de seguridad y emergencias, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad".

12:00 En el boletín del mediodía, Javier Álvarez, citando "fuentes jurídicas de absoluta solvencia", informa de que "ETA pretendía volar" uno de los trenes. No lo consiguió porque había fallado la bomba colocada en el vagón de cabeza, explicaba aquél. A la una de la tarde, y luego de ofrecer a su audiencia las declaraciones de Luis Portero, presidente de la Asociación de Víctimas del Terrorismo ("Estamos ante el más atroz, ante el más vil, ante el más salvaje, ante el más sangriento, ante el más criminal de todos los atentados de la banda terrorista ETA"), José Antonio Marcos, director de Hora 14, informa de que Arnaldo Otegi, portavoz del brazo político de ETA, ha negado, en una comparecencia pública, que la banda hubiera perpetrado la matanza. "Ha asegurado –amplía la información una periodista de la cadena– que no contempla, ni siquiera como mera hipótesis, que ETA esté detrás de la masacre de Madrid. También ha demostrado su absoluto rechazo a lo ocurrido". "¿Ha dicho que no es ETA, pero no ha explicado por qué razones está convencido de que ETA no está detrás de esta masacre?", replicaba al punto Marcos. Su compañera, entonces, repite lo sustancial de la deposición de Otegi, e indica que el proetarra no había empleado "en ningún momento la palabra condena". Marcos no cree al batasuno: "Es imposible verificar en qué se basa para hacer esa afirmación. Porque lo cierto es que, ya en las pasadas Navidades, ETA intentó realizar otra masacre en Madrid". Y la jefe de Documentación de la cadena, Ángeles Afuera, se encarga de refrescar la memoria a la audiencia: "ETA planeaba hacer estallar dos bombas, de 25 kilos cada una, en Chamartín, el día de Nochebuena. Además, en plena hora punta".

(Al decir de Fernando Múgica, el etarra estaba mintiendo: "Arnaldo Otegi (...) insinúa a una radio local del País Vasco, Herri Iratia, que lo primero que le ha venido a la cabeza es que 'el Estado español mantiene fuerzas de ocupación en Irak'. La pista radical islamista se pone, así, en marcha, poco después de las 10 de la mañana. Pero Otegi sólo trata de ganar tiempo. A las 13.00 horas volverá a reafirmar esta idea para salir al paso de las declaraciones del ministro del Interior, Ángel Acebes, que defiende con rotundidad la autoría de ETA. Otegi no contempla 'ni como mera hipótesis' que ETA pueda ser la autora de los atentados de Madrid. Pero está mintiendo, y el presidente del Gobierno (...) lo sabe. Las Fuerzas de Seguridad tienen constancia de una conversación que el propio Otegi ha mantenido con alguien de su entorno antes del mediodía (...), en la que muestra su desconcierto, su miedo, su total estupor: 'Si sale alguien por ahí [se refiere a alguien de los suyos] reivindicando esto, estamos perdidos definitivamente. Yo tengo que saberlo cuanto antes, porque si es así no puedo volver a mi pueblo. Tengo que marcharme cuanto antes. Necesito saberlo'").

14:00 Acebes tampoco está por la labor de creer al portavoz de la ilegalizada Batasuna. Cree que el proetarra pretende intoxicar, desviar la atención. De ahí que en su siguiente comparecencia –a la una y media, y desde el Palacio de la Moncloa– recuerde que ETA buscaba desde hacía tiempo cometer una "masacre en España". A las dos, José Antonio Marcos daba inicio a Hora 14 haciéndose eco de las palabras de Acebes: "El ministro del Interior considera que ha sido ETA. No admite, por tanto, con los datos que maneja en estos momentos, ninguna otra hipótesis". Y luego reproduce unas declaraciones del titular de Justicia, José María Michavila: "Es una masacre que ETA ha intentado en varias ocasiones. Esta vez no se ha podido impedir".

14:30 Hora y media más tarde, Ana Terradillos divulga esta exclusiva: "No se ha hecho público todavía, pero fuentes del Ministerio del Interior nos lo acaban de confirmar. La carga explosiva está compuesta por titadine y dinamita reforzada". De inmediato, remacha: "Hablamos, por tanto, efectivamente de ETA, del modo de actuar de ETA"; "aunque –prosigue– hoy se han saltado uno de sus rituales: avisar de la colocación del artefacto". Tal modo insólito de actuar lo atribuyen las "fuentes de la lucha antiterrorista" consultadas por la cadena SER, entre otras causas, "a la gente joven, que no ha seguido las directrices de la cúpula".

Estados Unidos: no ha sido Al Qaeda

18:00 Avanza la tarde. El boletín de las seis principia así: "Ciento ochenta y seis muertos. En torno al millar de heridos. Así se escribe hoy la matanza que la banda terrorista ETA ha cometido en Madrid". A las siete comienza el especial informativo programado por la radio de Prisa. Carlos Llamas, director de Hora 25, entra en antena haciendo la siguiente declaración: "Es el momento de sentir la democracia como la expresión más inamovible de los ciudadanos de este país. Es ese momento en el que proclamamos que el Gobierno se convierte en un Gobierno sin color político; es nuestro Gobierno, y al frente de él, nuestro presidente, José María Aznar". Poco después, y tras saber –por boca de su compañero Javier Ruiz– que el Ibex estaba perdiendo un 2’2% ("Es una caída muy fuerte") pero que hay "cierta calma" en Wall Street porque "el portavoz de la Casa Blanca ha salido a decir: no es Al Qaeda, no tenemos ninguna prueba de ello", Llamas comenta: "La repercusión mundial hubiera sido de otro orden si el atentado tuviera distinta firma de la que parece tener"; "porque no tenemos la certeza, pero todo apunta a que ha sido la banda terrorista ETA –coincide Llamas con el Gobierno–, pese a que alguno de sus amigos dudara de que sus colegas de la pistola [llegaran] a hacer lo que [han hecho]». Se refiere, obviamente, a Arnaldo Otegi, que se decantaba por la "resistencia árabe" como autora de la matanza.

20:00 "¿Hay algún dato que podamos aportar en concreto, alguna novedad?", pregunta Carlos Llamas a Javier Álvarez. Sí las hay. Entre ellas, ésta, verificada por las fuentes de la casa: "Desde la Comisaría General de Información se tiene localizados, al menos identificados visualmente (...), a los presuntos autores de este asesinato". Para dar mayor relevancia a la exclusiva que las citadas fuentes habían proporcionado a la SER, Álvarez proclamaba: "Tengo sus nueve fotografías delante".

Es una lista que tenemos en nuestra mano, las fotografías de los nueve presuntos miembros de ETA que han podido intervenir en este macabro atentado.

La cinta coránica

20:20 Tercera comparecencia de Ángel Acebes. Anuncia que se ha encontrado una cinta con versículos del Corán en el interior de una furgoneta intervenida en Alcalá de Henares. Carlos Llamas, a las ocho y veintinueve, comenta: "Este dato es fundamental; tal vez en este dato esté una de las claves de la alocución del presidente del Gobierno, que, en ningún momento, y así lo habíamos notado, escuchando en la redacción, en ningún momento habla de la banda terrorista ETA". En ningún momento hasta entonces los oyentes de la SER habían tenido ningún indicio de que ellos hubieran notado que Aznar no había mencionado a ETA. El presidente había hablado a las dos y media de la tarde.

20:30 Ocho y media. Mensaje del Rey. Carlos Llamas: "El jefe del Estado, al igual que hizo el jefe del Gobierno (...), no pronuncia la palabra ETA". Pocos minutos después confiesa a sus oyentes que alberga dudas: "Parece, en principio, demasiado obvio que dejaran allí colocada, en la furgoneta, esa cinta, pero la verdad es que nos ha sumido en la confusión". Y, acto seguido:

Hemos de reproducir aquello que nos dicen nuestras autoridades: el ministro del Interior nos dice que la hipótesis es la autoría de ETA, pero no se descartan otras. A raíz de ese (...) dato, de la localización de esa cinta, no se descarta la participación de grupos fundamentalistas: de Al Qaeda o vaya usted a saber, no quiero ponerle siglas a los posibles autores.

21:00 Al filo de las nueve, el director de Hora 25 declara: "A partir de ahora, yo creo que, en aras de la prudencia, vamos a hablar en el mismo sentido que han hecho el Rey y el presidente del Gobierno: no descartar ninguna hipótesis y hablar de acto terrorista en Madrid. No ponerle firma a la barbarie ocurrida esta mañana en la capital".

Las nueve. Javier Álvarez rectifica una información de las confirmadas por la cadena SER: el explosivo ya no era titadine, "como hemos venido manteniendo, sino (...) dinamita". "Bien es cierto que titadine es dinamita –continuaba Álvarez, con cierto atropello–, lo que pasa [es] que ahí, el trabajo incesante de los Tedax, está trabajando para determinar de qué explosivo tenemos que hablar". Inmediatamente sale al quite Carlos Llamas: "Voy a ahondar en el llamamiento, ahora también –catorce horas después de los atentados– extendiéndolo al ámbito informativo, a la prudencia (...) Nosotros, con toda honradez, les trasladamos todos los datos que nos van llegando, por parte de las autoridades y de nuestras fuentes. Todo lo que vayamos diciendo puede ser confirmado o desmentido con las horas". Incluso lo previamente confirmado. Piden comprensión.

Un tertuliano, Carlos Mendo, da cuenta de lo que ha escuchado en la BBC, esa misma tarde, a "una persona que fue jefe del contraespionaje británico". "Daba tres posibilidades: una (...), que hubiera sido ETA; segunda (...), que no hubiera sido ETA y hubiera sido un grupo árabe; y tercera posibilidad: que hubiera sido una combinación de las dos cosas. (...) este almirante, cuyo nombre se me ha olvidado, decía que, a partir del 11-S, todos los grupos terroristas del mundo estaban actuando como una especie de mafia internacional, y que unos se copiaban a otros, y que el 11-S fue la culminación de un efecto para mostrar al mundo que los atentados individuales no servían para nada, y que lo que realmente causaba conmoción en la opinión pública era la matanza indiscriminada de civiles". "Él –finaliza Mendo su exposición– se apuntaba a la tercera tesis: autoría [de] ETA; logística [a cargo de otro] grupo. Él hablaba abiertamente de Al Qaeda".

Carlos Llamas cae entonces en la cuenta de que ETA habría tenido francamente complicado anunciar la matanza que previó cometer en la capital de España el día de Nochebuena: "En la estación de Chamartín lo quería hacer también [con] los trenes. Y tuvimos conocimiento de un pequeño detalle: que la cinta con un supuesto aviso de la bomba iba en un cassette que no llevaba pilas; las pilas estaban gastadas, de manera que no hubiera habido aviso. De manera que se habría truncado el mínimo límite moral de la banda terrorista en relación con sus atentados".

"Absoluta cautela"

El director de Hora 20, Pedro Blanco, también está en los estudios centrales de la cadena SER, en la Gran Vía madrileña. "Absoluta cautela, dice. Lo sirve Reuters. Cita al periódico Al Quds Al Arabi, en Londres, y asegura que Al Qaeda, en una carta, reivindica los atentados de España. Ya les digo que con absoluta cautela. Las fuentes son esas". Esas son las fuentes.

(No fue Al Qaeda, sino las Brigadas de Abu Hafs al Masri, "un grupo –escribirá Fernando Múgica– que en los últimos meses lo ha reivindicado todo, incluidos los últimos apagones de Nueva York". "Los especialistas no le dan ningún valor [al comunicado de las Brigadas], como demuestra, con sólidos argumentos, otro de los documentos del CNI desclasificados (...) En los días siguientes se producen hasta siete reivindicaciones diferentes de al menos cinco grupos organizados, (...) de cuatro países diferentes").

Cunde el ansia por desvelar quiénes son los responsables de la barbarie. Ignoramos si, a esas alturas de la jornada, Javier Álvarez sigue teniendo en las manos las fotografías de los etarras que, según las fuentes de la cadena SER en la Comisaría General de Información, podrían haber cometido la matanza. Sí sabemos que José María Ridao, tertuliano habitual de Hoy por Hoy, pide a Interior que, "en la medida de lo posible, se vayan aclarando las cuestiones de la autoría. Es muy importante". Carlos Llamas, con un punto de desconfianza, dice:

Quiero creer, porque si no me sentiría muy mal, que cuando (...) el ministro del Interior ha aportado ese dato [el hallazgo de la furgoneta], que ha cambiado el escenario al que nos enfrentábamos, era el momento más temprano [en] que lo podía dar.

Según los documentos sobre el 11-M desclasificados por el Gobierno, a las 10:50 horas un ciudadano se puso en contacto con la Policía de Alcalá de Henares para dar cuenta de las sospechas que le infundía una furgoneta aparcada en las inmediaciones de su lugar de trabajo. La inspección ocular in situ del vehículo concluyó a las 14:15. Una hora y cuarto más tarde era depositado en el Complejo Policial de Canillas, donde fue objeto de una nueva inspección, a resultas de la cual se hallaron siete detonadores (debajo del asiento del conductor) y una cinta de casete (en la guantera) con caracteres árabes en la carátula. El registro tuvo lugar entre las 15:30 y las 18:00 horas. Con posterioridad se envió la referida cinta a los Servicios de Información de la Policía, para que se tradujera al español. A las 20:20 horas, como ya se ha señalado, el ministro del Interior comparecía en público para informar del hallazgo. Diez minutos antes, el presidente del Gobierno había telefoneado al secretario general del PSOE y a los directores de los principales diarios para comunicarles las novedades.

De nuevo en la tertulia nocturna de la cadena SER. Allí, luego de que Carlos Llamas haya dicho aquello de "quiero creer...", María Esperanza Sánchez, periodista de la casa y tertuliana en Hoy por Hoy y Hora 25, ejercita la memoria: "A media mañana el ministro dijo que, en estos momentos, no hay ninguna duda de que la autoría es de ETA". Le sucede en el turno de palabra el propio Llamas: "Todo lo que vaya ocurriendo hoy lo apunto al comportamiento humano, (...) cualquiera puede, si quieres, meter la pata". "Sobre todo –tira del hilo Mendo–, porque era una suma de indicios que llevaban a eso (...) Si hay un atentado terrorista, sobre todo cuando ha habido una pauta de acontecimientos, es que ha sido ETA". Y tras él, de nuevo Llamas: "Otegi (...) ha restado credibilidad a la autoría de ETA. Pero algunos recordaban que, tras el atentado de Hipercor, algunos dirigentes de Batasuna expresaron iguales dudas; no podían creer que la banda, para ellos gudaris, [hubiera] caído en esa inmoralidad".

Más tarde, Emilio Contreras, otro integrante de la tertulia de Hora 25, comparte con la audiencia sus reflexiones: "Me temo que en 72 horas no se va a saber [quiénes son los autores de la matanza. El plazo alude a lo que quedaba para el 14-M]. Por lo tanto, lo que hay que hacer es dejar trabajar con profesionalidad a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. A mí me ha tranquilizado que haya sido el propio ministro [del Interior], en una rueda de prensa, el que ha dicho que se ha encontrado una cinta (...) Cabe la posibilidad de que sea Al Qaeda, pero cabe la posibilidad de que ETA haya dejado ese señuelo para confundir a las fuerzas del orden. En cualquier caso, si ha sido ETA, nunca reivindicaría este atentado. Nunca (...) Ya sabe (...) la crisis interna que le [produjeron los] veintitantos muertos en Hipercor".

Irrumpe el terrorista suicida

22:00 Las diez de la noche, tiene lugar la nueva y estremecedora exclusiva de la radio de Prisa. Le pone voz Ana Terradillos:

Tres fuentes distintas de la lucha antiterrorista han confirmado a la cadena SER que en el primer vagón del tren que explotaba antes de llegar a Atocha iba un terrorista suicida. Interior no lo confirma.

A partir de este momento, como impulsadas por un resorte, comienzan las alusiones a la guerra. Así, Ángeles Afuera dice: "Desde que finalizara la intervención en Irak, grupos islámicos han actuado (...) contra los países que apoyaron a Estados Unidos". Cita en primer lugar el atentado de Casablanca (16 de mayo de 2003), en Marruecos, país que no apoyó la intervención. Tampoco la apoyó Arabia Saudí, ni Túnez, ni el propio Irak postsadamita, que también han sufrido el terrorismo islámico, pero Afuera, jefe de Documentación de la cadena SER, no recurre a estos ejemplos. Carlos Llamas, haciendo un uso peculiar de la prudencia que preconizaba con anterioridad, se despacha con esta frase-recordatorio: "Existencia, presunta existencia [sic], de un terrorista suicida entre las víctimas del atentado de hoy". Y José María Ridao asevera, categórico como sólo puede serlo un experto: "La existencia de un presunto terrorista suicida... eso para el Ministerio del Interior es de comprobación rápida. De hecho, hay tres fuentes que nos lo han confirmado". "Interior puede saber –abonaba la duda recién sembrada–, si no lo sabe ya, si ha existido un terrorista suicida". Miguel Ángel Aguilar, por su parte, aporta un dato inaudito, en el que nadie ha reparado: "Hasta ahora, en ningún atentado de ETA ha habido ningún terrorista suicida". En cambio, Félix Bayón se decanta por "mirar con lupa" cualquier reivindicación de la matanza. "Tened en cuenta –advertía– [que] el atentado de Hipercor, que se queda pequeño comparado con esta barbaridad, tardó en reivindicarse bastantes semanas".

De nuevo Ángeles Afuera. De nuevo la guerra de Irak. Recuerda que Tarek Aziz, ministro de Exteriores de la tiranía baazista, había advertido a España de las consecuencias de su alineamiento con EEUU: "El ataque a Irak –afirmaba o amenazaba Aziz, el 4 de febrero de 2003– provocará la extensión del terrorismo, y eso afectará a la vida y a la paz de los españoles". La responsable de Documentación de la SER rescata también una grabación atribuida a Ben Laden y fechada el 18 de octubre de 2003: "Nos reservamos el derecho a responder, en el momento y el lugar oportunos, a todos los países que participan en esta guerra injusta", amenazaba en la misma el criminal saudí. "La información del señor Tarek Aziz se cae por los pies –replicaba Carlos Mendo–, porque los tres atentados más sangrientos llevados a cabo durante y después de la guerra se cometieron en tres países que no habían participado en la guerra, y que además estaban en contra de ella: Turquía, que negó el paso a las tropas norteamericanas, Marruecos e Indonesia".

Pasadas las once menos diez, Carlos Llamas dice:

No sería este el momento, si fuera ETA, de andar tirando los trastos por el comportamiento de tal o de cual, si lo ha hecho mejor éste o el otro o si utiliza o no utiliza el terrorismo éste o el otro. Eso, lo mismo si fuera realmente Al Qaeda quien estuviera detrás. No creo que sea éste el momento. Me decían algunos compañeros: hay gente que está llamando en este sentido. Bueno, pues no quiero rebotarlos en antena... el pedir cuentas de por qué, mire usted, nos metió en... No, mire usted.

23:00 Carlos Cala, redactor de la cadena SER, insiste: "Varias fuentes de la investigación aseguran que, en el tren en el que se produjo la primera explosión, viajaba un terrorista suicida, aunque Interior no lo confirma". Varias fuentes. (Tres). De la investigación. Aseguran. E Interior sin confirmarlo.

A las once y cuarto, declaraciones de Llamazares: "Espero que el ministro del Interior nos explique algunas cosas, para que no tengamos que seguir mordiéndonos la lengua". Que nos las explique "mañana, antes de que vayamos a las elecciones". Que nos explique "por qué ahora, al final del día, cuando ha sido constante el argumento del Ministerio en todos los medios de comunicación [en el sentido de que ETA estaba detrás de la matanza], ahora, al final del día, el ministro acepta como posible la hipótesis de Al Qaeda". Que nos lo explique, porque "ya no estamos hablando del atentado (...) Estamos hablando de la política de información del Ministerio; estamos hablando de una política de información muy delicada, en un momento aún más delicado: el momento electoral".

Carlos Mendo muestra plena confianza en Ángel Acebes y aboga por respetar los tiempos y las pautas de la investigación: "No se puede, para contentar a unas personas (...), acelerar los trámites para luego dar un paso en falso, que sería todavía peor de lo que pide el señor Llamazares".

Once y treinta y siete de la noche. La audiencia de la cadena SER escucha a Alfredo Pérez Rubalcaba, que dice:

Nosotros, cuando salió José Luis Rodríguez Zapatero, habíamos visto la información que había dado a los españoles el ministro del Interior, que había asegurado con mucha firmeza que era ETA. Incluso había dicho con mucha firmeza que nadie podía poner en duda la autoría de ETA. (...) nosotros en esto siempre creemos al Gobierno, y por tanto nosotros, cuando salimos, hablamos de ETA (...), del atentado más horrible que ETA ha realizado jamás en España.

Zapatero salió a las nueve menos diez, dos horas antes de que lo hiciera Ángel Acebes; salió incluso una hora antes de que José María Aznar le informara de la situación, según se desprende de los documentos desclasificados por el Gobierno.

23:45 Un cuarto de hora antes de la medianoche, la SER informa de que las autoridades españolas han pedido ayuda a Israel para identificar los restos de las víctimas mortales de los atentados. Miguel Ángel Aguilar se pregunta: "¿No podría tener algo que ver (...) con la identificación de ese suicida que se dice que iba en el ferrocarril?". El suicida. Carlos Llamas opta por la contención:

Ni siquiera ese dato que hemos aportado es incontrovertido [sic] (...) Tres fuentes son tres fuentes, pero no es la garantía del 100%.

Artículo publicado en Libertad Digital con motivo del décimo aniversario de los atentados del 11 de marzo de 2004.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. 'Le Monde', sobre la Generalidad: el gobierno de los "catalibanes"
    2. Agreden al líder de Podemos en Castilla-La Mancha
    3. Puigdemont entra en cólera ante la amenaza de suspender el FLA
    4. El Gobierno cree que el control de las cuentas catalanas es una "bomba de relojería" para Junqueras
    5. La nueva excusa de la Generalidad para no devolver las obras de arte de Sijena
    0
    comentarios

    Servicios