Menú

Un antichavista desbarata el acto de Pablo Iglesias en el Ritz

Iglesias habló en el Ritz ante un extenso público. En el turno de preguntas, le abordaron por la represión en Venezuela.

1144

El líder y eurodiputado de Podemos, Pablo Iglesias, ha cambiado, al menos por un día, las asambleas de su partido por el madrileño Hotel Ritz. Iglesias ha protagonizado este lunes un desayuno informativo, organizado por Nueva Economía Forum, en el conocido hotel madrileño.

El eurodiputado, consciente de la expectación que ha creado y ante un auditorio completamente lleno, ha afirmado que para él "es un placer" estar allí "aunque algunos sólo me imaginan aquí entrando con un grupo para expropiar el hotel y quitarle los visones a las señoras y los relojes a los caballeros".

Tras un discurso en el que Iglesias ha vuelto a desglosar las principales propuestas de su partido y ha explicado cómo se gestó "la crisis mundial", las novedades han llegado con las preguntas. Durante el coloquio, el líder de Podemos ha sido interpelado por un espontáneo que le ha explicado que él había vivido durante 25 años en Venezuela y le ha preguntado por el apoyo al régimen de Maduro.

Este espontáneo, llamado Alberto Casillas, se hizo famoso en el movimiento 25-S por dar cobijo a manifestantes en la cafetería del Paseo del Prado de la que era encargado frente a las cargas policiales. Casillas ha preguntado a Iglesias, "qué es lo que usted ha asesorado en Venezuela, un país en el que mi hija, estudiante de comunicación, sufre una gran represión, incluso le dieron de golpes" añadiendo,"¿asesoró en la represión contra mi hija estudiante?". Tras pedir, en numerosas ocasiones, a Iglesias que se lo explicase y poco antes de que miembros de la organización le obligasen, a la fuerza, a abandonar la sala, ha preguntado "Mi esposa no puede comprar papel higiénico ni comida ¿Ha asesorado al Gobierno de Venezuela en eso?". "En Venezuela están matando a los jóvenes" ha denunciado Casillas poco antes de abandonar la sala.

Tras ello, Iglesias ha afirmado que "esta intervención es sintomática de aquellos que no se atreven a discutir con argumentos". Y ha añadido que "en América Latina, en los últimos años, han pasado cosas muy interesantes, y se puede debatir con argumentos, pero desde la amenaza, desde el grito y desde la crispación es muy difícil discutir". A continuación, ha asegurado que "jamás" ha asesorado "para que repriman a nadie ni para que golpeen a nadie".

Tras el incidente, y durante el turno de preguntas, Iglesias también ha dado su particular visión del panorama político actual y de su papel en el Parlamento Europeo. Preguntado por el relato que llevará sobre la banda terrorista ETA a Bruselas, Iglesias ha explicado que "no sé si tendré la oportunidad de hablar sobre ETA en el Parlamento, pero si hablara diría que el terrorismo ha producido un enorme dolor en nuestro país, pero también diría que tiene explicaciones políticas, porque si no tuviera explicaciones políticas no se entendería que el gobierno de González, Aznar o Zapatero se sentaran a hablar con ETA". Y ha apostillado: "Hablar de ello no significa que este de acuerdo con ello".

Repaso a la actualidad

El líder de Podemos, en su repaso a la actualidad, también ha tenido palabras para el proceso separatista en Cataluña. Iglesias ha explicado que "los problemas políticos, como entendemos los demócratas, se resuelven preguntándole a la gente. Por eso se ha preguntado cómo le "va a parecer mal que los catalanes puedan decir qué opinan. ¿Por qué tenemos tanto miedo a preguntar a la gente?". A lo que ha añadido que "de estas palabras no quiero que se traduzca una simpatía al señor Mas". Según Iglesias, los dirigentes de Convergencia son parecidos a los del PP: "Privatizan, asumen políticas que van contra los ciudadanos... no tienen más patria que su dinero".

Durante el turno de preguntas, Pablo Iglesias también ha dejado abierta la posibilidad de "en un futuro" pactar con el PSOE. Iglesias ha afirmado que "al próximo secretario general del partido socialista le plantearé si tienen algo nuevo que ofrecer aparte del lifting facial". Iglesias ha afirmado que "tendrían su mano tendida" si desde el PSOE "estarían dispuestos a prohibir las puertas giratorias, a hacer una reforma fiscal para que paguen los ricos o plantarle cara a la señora Merkel".

Para finalizar, Iglesias también ha tenido palabras para Felipe VI. El líder de Podemos ha afirmado que "no entiende" por qué "los dos principales partidos tenían tanto miedo a preguntar a los ciudadanos" si querían monarquía. A lo que ha añadido que le "gustaría" que el Rey de España fuera "a un plató de televisión para responder a las preguntas de los ciudadanos, como las recibimos todos".

Iglesias no ha dejado el tema ahí. Poco después ha explicado que "no recibió invitación" para acudir al besamanos del pasado jueves porque si hubieran acudido "seguramente habríamos arrebatado buena parte de la atención mediática a los nuevos Reyes de este país".

En esta cita, Iglesias ha estado acompañado por varios de sus colaboradores, entre ellos se encontraba Juan Carlos Monedero. Entre el público asistente también estaban el Padre Ángel y el rector de la Universidad Complutense de Madrid, José Carrillo.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Alba Carrillo abandona 'Supervivientes' entre lágrimas y enfada a Jorge Javier Vázquez
    2. Rocío Crusset triunfa en Internet con su último desnudo
    3. Pablo Iglesias y la chulería de Rajoy: "Habló de putas La Tacones"
    4. Mila Ximénez: "Han diagnosticado muerte cerebral a la hermana de Suso"
    5. Cargos públicos de Podemos apoyan abiertamente el golpe de Maduro
    0
    comentarios

    Servicios