Menú

Toma fuerza la "vía aragonesa" para sustituir al cardenal Sistach en Barcelona

Tras el 9N Roma tiene previsto ultimar la sustitución de Martínez Sistach en Barcelona. Como favorito inesperado aparece el turolense Omella.

53
El cardenal Martínez Sistach y monseñor Omella

Tras la aceptación de la renuncia del cardenal Rouco Varela, y las llegadas de Osoro a Madrid y de Cañizares a Valencia únicamente le quedaba a Roma una pieza importante más que mover. El cardenal Martínez Sistach también está en prórroga pero en el caso de la fecha de su sustitución ha pesado mucho el actual escenario político y el desafío separatista.

Desde Roma se ha mantenido que lo más adecuado era esperar a que pasara el 9N para concluir estos movimientos. Cualquier nombramiento en los meses pasados habría sido utilizado de manera partidista y más si el próximo obispo no fuera catalán y no cumpliese un perfil determinado. De hecho, en este tiempo los propios prelados catalanes, a excepción de Novell, han preferido mantener un perfil bajo y no hacer manifestaciones políticas sobre el proceso separatista.

Sin embargo, hay una cosa más bien clara tras la reprimenda que el nuncio le dio al abad de Montserrat diciendo que el Vaticano no apoyaría una Cataluña independiente. No parece que el sustituto de Sistach vaya a ser el preferido por Mas y los dirigentes de Unió, que habrían ido a Roma en vano intentado colocar a alguien de su cuerda.

Los días de Sistach están contados y los nombres se suceden aunque con Osoro y Cañizares ya recién nombrados hay uno que se eleva sobre el resto. Uno que hasta hace poco no aparecía en las quinielas. Según indican distintas fuentes el favorito sería ahora mismo Juan José Omella, actual obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño.

Su influencia ha ido aumentando de manera notable y más tras la elección de Francisco. Y el ejemplo más claro ha sido su nombramiento en el Vaticano como miembro de la importantísima Congregación para los Obispos. Este es el dicasterio encargado de la elección de los obispos de toda la iglesia latina por lo que su influencia es clave. En ella están numerosos cardenales e importantes obispos por lo que su nombramiento deja entrever su futuro ascenso en responsabilidades en el episcopado.

Únicamente, la renuncia de monseñor Ureña en Zaragoza de manera inesperada y la urgencia de reemplazarle lo colocaría a él también como primero en la línea de salida pues ha sido obispo auxiliar en la capital aragonesa.

Pero de confirmarse la llegada de Omella a Barcelona se diría adiós a la vía catalana y muy probablemente volvería a escucharse aquel conocido lema nacionalista de "volem bisbes catalans". El actual obispo de La Rioja es aragonés. Nació en la localidad turolense de Cretas, una de las localidades de la franja que limita con Tarragona. El obispo aragonés es ajeno a Cataluña pero habla y entiende el catalán puesto que en esta zona se habla de forma cotidiana.

De este modo, los nacionalistas se quedarían sin unos de los argumentos principales en contra de obispos no catalanes, la lengua. Con esta estrategia cuando hablan de lengua en realidad se refieren a ideología. Roma ya conoce estas estratagemas y en el País Vasco neutralizó al PNV cuando nombró a Munilla en San Sebastián. Un vasco, que habla vascuence perfectamente pero con la salvedad de que no era nacionalista. El caso Omella sería similar en este caso.

La aparición fulgurante de Omella ha dejado descolocados a los nacionalistas, que seguían en su campaña de intentar llevar a Barcelona al obispo de Urgell, Joan Enric Vives o conseguir el imposible de que el elegido fuera el abad de Montserrat, Josep María Soler. El mal menor sería el actual obispo de Barcelona, Sebastiá Taltavull, al que consideran que podrían manejar para que sirviese a la causa.

Fue obispo en Zaragoza y Barbastro

Juan José Omella nació 21 de abril de 1946. Estudió en el Seminario de Zaragoza y en Centros de Formación de los Padres Blancos en Lovaina y Jersualén. El 20 de septiembre de 1970 recibió la ordenación sacerdotal y trabajó como coadjutor y como párroco y entre 1990 y 1996 como vicario episcopal en la diócesis de Zaragoza. Además, durante un año fue misionero en Zaire.

El 15 de julio de 1996 fue nombrado obispo auxiliar de Zaragoza y obispo en septiembre. Tres años más tarde, el 27 de octubre de 1999 fue nombrado obispo de la diócesis de Barbastro-Monzón, de la que tomó posesión el 12 de diciembre de 1999.

Entre el 24 de agosto de 2001 y el 19 de diciembre de 2003 fue administrador apostólico de Huesca y entre el 19 de octubre de 2001 y el 19 de diciembre de 2003, también administrador apostólico de Jaca. El 8 de abril de 2004 fue nombrado obispo de la diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño.

Además, es miembro de la Comisión Episcopal de Pastoral Social desde febrero de 2002 y desde 2000 fue presidente en funciones de esta misma Comisión Episcopal. También es consiliario nacional de Manos Unidas.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Los terroristas esperaban a que se secara "la madre de Satán" para atentar contra iglesias de Barcelona
    2. El sindicato de los Mossos califica de "miserable" el comunicado de SUP y AUGC
    3. El presidente de Automovilistas Europeos: "Al diésel le queda una década"
    4. Estado Islámico celebra la "conquista de Barcelona" y alaba a los terroristas
    5. Josep Lluís Trapero, el 'comisari Paella': de fiesta con Puigdemont hace un año
    0
    comentarios

    Servicios