Menú

El exfiscal Mena acusa a Pujol en el 'Parlament' de vaciar Banca Catalana

El ex fiscal del caso Banca Catalana ha reiterado que había indicios para investigar al expresidente y ha vuelto a hablar de presiones.

LD/Agencias
41

El exfiscal del caso Banca Catalana José María Mena ha afirmado este lunes que la Fiscalía tenía en la década de los años 80 pruebas suficientes para sostener que el expresidente Jordi Pujol fue uno de los 22 imputados que procedió a vaciar fondos patrimoniales de la entidad, aunque la Audiencia de Barcelona sobreseyó el asunto.

Mena, que ha comparecido ante la comisión parlamentaria de investigación del caso Pujol, fue uno de los dos fiscales del caso Banco Catalana, que tuvo lugar en la década de los años 80 cuando se imputó a los consejeros de esta entidad bancaria por delitos como los de apropiación indebida y falsedad documental, entre los que figuraba Pujol.

José María Mena ha indicado ante la comisión de investigación que no se acordaba "de los detalles" del sumario, pero sí de las circunstancias que rodearon el caso y de los argumentos que tenía la Fiscalía para considerar que se habían cometido delitos.

Según el exfiscal, aunque la Audiencia de Barcelona en marzo de 1990 declaró el sobreseimiento de la causa abierta contra los consejeros de Banca Catalana al no encontrar suficientes indicios de delito, sí que apreció "una gestión imprudente" y, además, ha recalcado, "reconoció los hechos que exponía la Fiscalía".

Mena ha subrayado, en este sentido, que la Fiscalía había reunido suficientes pruebas de que los consejeros, entre ellos Jordi Pujol, procedieron a "un vaciamiento patrimonial de forma dolosa", lo que provocó "una situación desastrosa" para Banca Catalana.

"Hubo distracción del dinero, pero no había precisión de si había ido a parar al bolsillo de los querellados", ha matizado, aunque sí que había indicios suficientes como para decir que "fueron pagados recursos de forma irregular procedentes de la 'caja b', que se produjo una cancelación precipitada de depósitos, una enajenación de acciones, complementos de sueldo injustificados y ausencia de veracidad de la documentación oficial".

El exfiscal Mena ha indicado que, al hacerse cargo de la investigación del caso Banca Catalana, sufrió durante muchos años "un acoso y una situación muy incómoda", motivo por el que trató luego de deshacerse de todos los recuerdos relacionados con esta etapa de su vida.

"La querella fue percibida como un ataque a Cataluña, por lo que es razonable que desde Cataluña se reaccionara contra los fiscales pensando que éramos unos enemigos del pueblo catalán, y tuvieron que transcurrir bastantes años hasta que mucha gente empezara a ver que en realidad habíamos sido unos leales servidores del pueblo de Cataluña", ha señalado Mena.

Preguntado sobre si creía que los fiscales y los magistrados sufrieron o sufren presiones políticas, Mena ha indicado que si las hubiera los presionados siempre están en condiciones de rechazarlas y mantener sus criterios.

"Hay más rendición incondicional, cobardía, y falta de ética que no influencias y presiones", ha añadido.

Mena ha afirmado, asimismo, que no tiene suficiente información como para pronunciarse sobre si una parte de la fortuna de la familia Pujol procede de fondos de Banca Catalana.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. El 'whatsapp' viral nacionalista: Puigdemont, detenido y TV3, cerrada
    2. El Gobierno toma el control de los Mossos y los pone bajo el mando de un coronel de la Guardia Civil
    3. La Generalidad anuncia que retiene el control de los Mossos
    4. La diva satánica que dejó sin aliento a Malú en 'La Voz'
    5. Máxima tensión en Cataluña: La Generalidad opone los Mossos a la Guardia Civil
    0
    comentarios

    Servicios