España
Noticias y opinión en la red

La trama de Gao Ping benefició a 7 policías y un guardia civil

La investigación de Asuntos Internos descarta que otros dos agentes recibieran prebendas de la trama.

Gao Ping. | Archivo
LD / Agencias

La red de blanqueo de dinero china liderada por Gao Ping benefició a un guardia civil y a siete policías nacionales y locales con dinero en efectivo, contratos laborales y operaciones empresariales, según un informe de Asuntos Internos de la Policía Nacional remitido al juez Fernando Andreu. El mismo, notificado el día 15 y al que ha tenido acceso Efe, desgrana los movimientos bancarios y el patrimonio personal de los agentes imputados .

Según concluye Asuntos Internos, los policías y el guardia civil hicieron numerosos ingresos sin justificar en sus cuentas, tanto en efectivo como mediante cheque, en algunos casos se beneficiaron de negocios con empresas relacionadas con Gao Ping e, incluso, recibieron dinero de sociedades de la trama china mediante contratos de trabajo hechos a sus hijos.

El informe analiza las cuentas bancarias y el patrimonio de diez agentes relacionados con la Operación Emperador y encuentra movimientos sospechosos en ocho de ellos, mientras que en el caso de dos policías, el comisario jefe de Extranjería de Madrid Ángel Luis Olmedo y el agente Roberto Ruiz Ortega, no detecta nada susceptible de ser investigado.

El agente que recibió más dinero de la red es el inspector Federico Sánchez de Frutos, actualmente en segunda actividad y que fue jefe en la Brigada de Extranjería de Madrid, quien era socio de una empresa de importación que hacía negocios con la trama, tenía 35 cuentas a su nombre, ingresó 16.292 euros sin justificar en efectivo y cheques en su cuenta y otros 27.065 en una cuenta de su hijo.

Asuntos Internos destaca las relaciones comerciales y societarias que vinculan a Sánchez Frutos con Yongping Wu Lui, uno de los ciudadanos chinos imputados de la red que operaba en el polígono Cobo Calleja (Fuenlabrada), a través de una empresa de importación de la que es socio el policía.

Resalta la compra a una empresa de Yongping de una nave en cuya operación "no existen datos, ni se conoce el origen" de 348.000 euros que aportó la empresa de importación del policía, según el informe, que afirma que "no se descarta que pueda ser un pago encubierto como contraprestación a presuntos tratos de favor" al ciudadano chino.

Otro de los policías analizados es Blas Donoso Adán, que estuvo destinado en la Brigada de Extranjería de Fuenlabrada, a quien se le han detectado 14.000 euros en ingresos en efectivo y un contrato de trabajo a nombre de su hijo.

Estos movimientos podrían estar vinculados, según el informe, a contraprestaciones que el policía hubiera recibido por "facilitar información obtenida de bases de datos policiales y dar trato de favor para la tramitación de documentación de extranjería a ciudadanos chinos". Existe una "correspondencia temporal" entre estos tratos de favor y los ingresos que percibió su hijo, en concepto de nómina, de la empresa Cobo Regalos, dedicaba a la importación de artículos de bazar, por un total de 10.310 euros de abril de 2012 a mayo de 2014.

A otro policía, Manuel Patricio Rodríguez San Román, se le han detectado ingresos en efectivo sin justificar por unos 17.000 euros y al guardia civil Pablo José Jiménez por otros 11.095 euros, mientras que se sospecha de otro policía, Miguel Ángel Gómez, porque en sus cuentas no figuran pagos del alquiler de la vivienda durante dos años. Otros de los movimientos investigados se atribuyen al policía nacional Óscar Francisco García, que percibió 10.960 euros por trabajos de su correduría con empresas de la red de Gao Ping.

Asuntos Internos destaca movimientos sospechosos de dos policías locales de Fuenlabrada, uno de ellos José Pablo Roldán, que percibió 4 ingresos por 30.000 euros por favores como anular multas a los ciudadanos chinos o "acciones de presión tendentes a perjudicar locales que pudieran hacer la competencia a los negocios de Yongping, tratando de encontrar deficiencia que dieran origen a un procedimiento sancionador o concluyeran con un decreto de cierre".

El otro policía municipal es Mario José Selas, que recibió ingresos en efectivo sin justificar por unos 63.000 euros por "facilitar información confidencial" a la trama mafiosa, concretamente "del departamento e urbanismo" de Fuenlabrada, de manera que a Yongping le daba trato de favor en el polígono Cobo Calleja y sometía a su los negocios de la competencia "a un estricto control y cumplimiento de la normativa local".

En España

    Lo más popular