Menú

Junqueras defiende la ruptura con España desde La Moncloa

El dirigente separatista admite un deshielo en las relaciones entre Gobierno y Generalidad.

115
Soraya Sáenz de Santamaría y Oriol Junqueras | EFE

"Muy cordial y muy difícil" así es como ha resumido el vicepresidente del Gobierno catalán, Oriol Junqueras su primera visita oficial al Palacio de la Moncloa junto a la vicepresidenta del gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría. Una cita que ha durado un poco más de lo esperado, una hora y cuarto en concreto, en la que según las palabras del número 2 de Carles Puigdemont sobre la mesa han estado principalmente reproches en materia económica.

Reproches de todo tipo: el modelo de financiación, el techo de déficit que ha calificado de "injusto", las "invasiones" competenciales por parte del Estado central y también ha recurrido al más que manido discurso de la instrumentalización del Tribunal Constitucional del que ha dicho que "debería dejar de actuar en función de los intereses de algunos partidos, hay una batería extraordinaria de ejemplos y en los últimos días se ha acentuado", en referencia al código de consumo que prohibía cortes de luz por impago o al impuesto, anulado este mismo miércoles, que grava la producción de energía nuclear.

Críticas de Junqueras apenas 24 horas después de que precisamente conociéramos un acuerdo entre Moncloa y la Generalidad para no llevar al Constitucional asuntos referidos a cinco materias concretas como el nuevo Instituto Catalán de Finanzas (ICF) una especie de banca pública catalana que el Gobierno en funciones respetará.

Deshielo con Moncloa

Pese a todo esto, el vicepresidente catalán ha reconocido que hay un deshielo en las relaciones entre el Gobierno y la Generalidad y que hoy por hoy es más fácil dialogar que hace unos meses, si bien ha insistido en que siguen las diferencias irreconciliables en temas como el independentismo. Y precisamente las intenciones rupturistas del Ejecutivo de Carles Puigdemont han estado finalmente sobre la mesa pese a que el propio presidente catalán se comprometió con el presidente en funciones, Mariano Rajoy, a no sacar este asunto es este encuentro: "Creo que las dos posiciones son muy claras y no han cambiado. Ni nosotros hemos dejado de ser independentistas ni la vicepresidenta del Gobierno ha pasado a serlo".

Palabras que hoy no sorprendían a nadie viniendo de un miembro de un Gobierno independentista, que quiere romper España, que venía a trasladar su hoja de ruta al Ejecutivo en funciones y que, mientras sus planes se cumplen, aprovecha para reclamar mayores beneficios fiscales. Junqueras, en su primera comparecencia desde el Palacio de La Moncloa se ha permitido el lujo incluso de valorar como serán las futuras relaciones entre una hipotética Cataluña independiente y el resto del Estado español: "Estoy convencido de que cuando sea una República independiente será incluso más fácil llegar a acuerdos bilaterales con el Reino de España, como ya hace el Estado con Argentina, Portugal o Holanda" .

El vicepresidente catalán ha defendido una vez más, en esta ocasión, desde la sede del Gobierno central, que la ruptura con España "es lo más útil para todos los catalanes". La vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría y el dirigente separatista se han emplazado a seguir negociando en los próximos días.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Los separatistas usarán viejos inválidos y niños de pecho como escudos humanos
    2. Ridículo en la recogida de firmas de profesores universitarios por la independencia
    3. Una española, sospechosa de atascar varios retretes en Suiza con billetes de 500 euros
    4. Neymar y Cavani casi llegan a las manos por dinero
    5. Ana Rosa Quintana da un toque de atención a Andrea Janeiro
    0
    comentarios

    Servicios