Menú

Puigdemont se arrepiente de aceptar el encargo de Mas para ser presidente

Mientras, la CUP ya prepara condiciones para la moción de confianza de Septiembre

4
Carles Puigdemont | EFE

Cinco meses después de ser investido como presidente y de aceptar el encargo inesperado del ex presidente Artur Mas, Carles Puigdemont se empieza a plantear que igual el compromiso con los antisistema no iba tan en serio como pensaba. En Cataluña Radio y antes de someterse a una sesión de control en la cámara catalana, Puigdemont ha confesado que si le hubiesen advertido desde el principio "de que el acuerdo iba a mutar, yo no me habría metido aquí, no creo ni que el presidente Mas me lo hubiera propuesto", ha afirmado el dirigente separatista asegurando que " nadie sensato firmaría un acuerdo que después podría ser interpretado en un sentido completamente contrario" en referencia al pacto de estabilidad sellado con los 10 diputados de la CUP.

Este jueves, el presidente catalán estrenaba gobierno en minoría después de anunciar que se someterá a una moción de confianza en el mes de Septiembre. Lo hace "por las vacaciones de los parlamentarios", ha dicho en la sesión de control a la que este jueves se sometía en la cámara como respuesta a las peticiones de PPC y Ciudadanos por adelantar esa fecha y no esperar 3 meses para someterse a la confianza de la cámara. La líder de Ciudadanos en el Parlamento, Inés Arrimadas le ha reprochado que todo responde a una estrategia " de lavado de cara de Convergencia" para ganar tiempo. También ha sido muy duro el líder del PP catalán en la cámara, Xavier García Albiol que ha dado por finiquitada la deriva separatistas " el proceso, ha muerto" le ha dicho a Carles Puigdemont.

La CUP sigue apretando

Momento también tenso con su ya ex socio de gobierno que se sigue negando a dar por muerta la relación mientras prepara ya nuevas condiciones si quiere contar con su apoyo el próximo Septiembre. Ha sido la diputada radical Mireia Boya la que en plena sesión le ha pedido al presidente que incluya por escrito en la hoja de ruta separatista el compromiso de un referéndum unilateral de independencia en caso en que tras las elecciones generales no se garantice por parte del nuevo gobierno del Estado una consulta en Cataluña.

Boya ha tendido además la mano al presidente catalán para rehacer los puentes de diálogo entre la CUP y JxSí tras el fracaso en la tramitación de las cuentas, a lo que Puigdemont le ha respondido con un aviso: "Los mejores puentes son aquellos que no se dinamitan". El presidente catalán mantiene de momento su postura de no querer retomar relaciones con los antisistema aunque a día de hoy son su única esperanza, a no ser que abandone sus aspiraciones independentistas, de salir airoso de esa moción de confianza.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Silvia Charro, despedida de forma fulminante tras su desmadrado vídeo sobre las hipotecas
    2. Jorge Javier Vázquez: "Rompí con mi novio por el tema catalán"
    3. Gustavo González llevaba una doble vida con María Lapiedra
    4. Detenido el presunto asesino de dos guardias civiles y su acompañante en Teruel
    5. Hernando se derrite para agradar a Wyoming y baila con Irene Montero
    0
    comentarios

    Servicios