Menú

El Gobierno promete a Junqueras refinanciar la deuda catalana y le autoriza a emitir más

En la cita, sin convocatoria y sin comparecencias, Montoro y Santamaría se comprometieron a auxiliar económicamente a la Generalidad. 

207

A lo largo de la tarde trascendieron los detalles de la reunión celebrada este jueves a espaldas de los medios entre el vicepresidente catalán, Oriol Junqueras, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro,en Moncloa.

Según fuentes de Hacienda consultadas por LD, el Gobierno de Rajoy ha aceptado parte de la reclamación de la Generalidad para atender los vencimientos de deuda a corto plazo. En concreto, en el encuentro de esta tarde Moncloa ha autorizado a los separatistas a emitir un total de 685 millones de euros. Pero las exigencias de la Generalidad van más allá, lo que pretenden es conseguir que el Estado acceda a convertir los 1.600 millones que ellos calculan de deuda a corto a largo plazo. Deuda procedente de antes de 2012 y que no había sido amparada por el Fondo de Liquidez Autonómica ( FLA).Es una demanda que viene haciendo el gobierno de la Generalidad desde hace meses y que tantearon por primera vez el propio vicepresidente económico catalán y el ministro de Economía, Luis de Guindos durante su encuentro discreto en el aeropuerto de El Prat el pasado 8 de marzo. 

Aquel día Oriol Junqueras trasladó al ministro De Guindos que Cataluña necesitaba hasta 7.250 millones de euros para cubrir sus necesidades de financiación a lo largo de 2016. Un encuentro que provocó el enfado entre algunos de los miembros del PP como el catalán Xavier Gracía Albiol que calificó de "grave error" el haberse reunido en secreto con el también dirigente de ERC. La cita entre ambos volvió a repetirse tan sólo un mes después y ahora a cinco días de que arranque la ronda de consultas con el Rey, las exigencias del Ejecutivo separatista se empiezan a cumplir.

En esta ocasión, el Gobierno catalán se lleva la autorización de la nueva deuda, por valor de 685 millones, que se aprobará este mismo viernes, y la posibilidad de que en el futuro se solucione el problema de la deuda a corto plazo que vence en verano y que tiene contra las cuerdas a las cuentas catalanas. 

La Generalidad ya había pedido autorización de endeudamiento por valor de 5.100 millones de euros para poder atender otros vencimientos a corto plazo durante 2016 y 2017. En junio de este año, el gobierno de Rajoy ya autorizó en Consejo de Ministros a Cataluña poder emitir deuda por valor de 4.200 millones. Ahora, el Gobierno catalán recibe un nuevo espaldarazo, ya que tendrá más margen para gestionar su liquidez en un momento complicado por estar en el punto de mira de las agencias de calificación.

A principios de esta misma semana, la agencia Fitch situaba la deuda pública autonómica al borde del bono basura como consecuencia de la incertidumbre política generada tras el anuncio de la moción de confianza del presidente Carles Puigdemont y tras el sonoro fracaso en el Parlamento catalán incapaz de sacar adelante las cuentas de 2016. 

Pero mejorar la liquidez de la Generalidad no habría sido la única concesión. La Generalidad también habría reclamado en la cita discreta de esta tarde el traslado a Barcelona de la sede de la Agencia Europea del Medicamento que ahora está en Londres. Al parecer el gobierno de Rajoy también habría aceptado esta petición del Ejecutivo separatista.

Secretismo también en las conclusiones

Pese a que la cita la conocíamos este miércoles a última hora de la tarde por una filtración desde el gobierno catalán a TV3, ambas partes han jugado al despiste hasta el final. Moncloa ha evitado reflejarla en su agenda oficial y el vicepresidente catalán también ha intentado disimular esta mañana a preguntas de los periodistas en un desayuno informativo en Madrid. "Ni confirmo ni desmiento" ha dicho Oriol Junqueras, después ha sido su equipo de prensa el que apartaba a los periodistas del vicepresidente catalán para evitar que se volviese a preguntar por el asunto.

Secretismo hasta el final, para evitar la foto: a ninguna de las dos partes les conviene en pleno proceso de negociación en Madrid y en un momento complicado en Cataluña por las presiones de los antisistema de la CUP exigiendo pruebas que demuestren que lo del "proceso y el referéndum unilateral" va en serio. Secretismo hasta el final, porque ninguna de las dos partes, ni Gobierno central ni catalán, han ofrecido rueda de prensa ni emitido comunicado para explicar las conclusiones del encuentro, una situación que ha generado confusión en las primeras informaciones. Los datos que se conocen son los filtrados por fuentes catalanas y de Hacienda a los medios de comunicación, pero nadie ha dado la cara para presentar, ante la prensa, los resultados del encuentro. 

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. "Arévalo no contó toda la verdad sobre la ruptura de su amistad con Bertín Osborne"
    2. Junqueras intenta reunirse con grandes empresas... pero le dan plantón
    3. El Rey vuelve a sacar de quicio a Podemos con su discurso en los Princesa de Asturias
    4. Podemos intenta corregir su estrategia sobre Cataluña para evitar hundirse
    5. El discurso de Antonio Tajani que puso en pie al Campoamor
    0
    comentarios

    Servicios