Menú

Quinta Diada y otra vez la república catalana a la vuelta de la esquina

Los partidos del proceso separatista y sus organizaciones satélites insisten en prometer que este es el último Onze de Setembre en España.

(Barcelona)
0
Puigdemont y Ada Colau, a la cabeza de las manifestaciones separatistas

La quinta Diada separatista volvió a ser un éxito de masas. Barcelona albergó la manifestación más grande, con más de cien mil personas en el Paseo de San Juan. La Guardia Urbana elevó la participación a 540.000 personas. Lérida, Tarragona, Salt y Berga acogieron despliegues más modestos, en torno a las cincuenta mil personas, aunque los organizadores llegaron a decir que en Berga se quintuplicó la población y en Lérida había más de 120.000 personas. A pesar de contabilizarse menos gente que en anteriores Onze de Setembre (el año pasado la cifra "oficial" fue millón y medio de personas), el separatismo certificó que el "proceso" continúa vivo y cuenta con el apoyo entusiasta e infatigable de sus bases.

Había una cierta inquietud sobre la capacidad de movilización tras cuatro años de promesas incumplidas y esperanzas independentistas frustradas. La gran novedad fue la presencia de la alcaldesa Ada Colau y el expresidente de la Generalidad, Artur Mas. Carles Puigdemont participó en la manifestación de Salt, localidad fronteriza con la ciudad de Gerona. La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, en Tarragona.

El president prometió en las horas previas a las marchas separatista la celebración de unas nuevas "elecciones constituyentes" en un año, aunque también volverá a demandar al Gobierno un referéndum de autodeterminación. "Esta Diada debe ser el empuje definitivo para la república catalana". Ese fue uno de los ejes discursivos de la Diada 2016. Como siempre, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart, presidentes de la Assemblea Nacional Catalana (ANC) y Òmnium Cultural, entidades organizadoras de los cinco eventos del primer 11-S "descentralizado", arengaron a la masa en Barcelona. "Esto ya no lo para ni Dios", clamó Cuixart.

Grupos musicales, coros y danzas, gigantes y cabezudos y "colles" castelleras dieron el toque de color y amenizaron a los manifestantes en unos actos que se prolongaron durante casi dos horas, desde las 17:14 horas de la tarde hasta pasadas las seis con la interpretación de Els Segadors.

También como siempre, TV3 se volcó en la retransmisión y no escatimó ni en medios, ni en helicóptero, ni en entusiasmo de sus comentaristas.

Los protagonistas políticos insistieron en los conceptos de manifestación "cívica, masiva, pacífica y festiva". El cineasta Pere Portabella fue el encargado de leer el manifiesto de esta Diada, en el que se insiste en la vía del referéndum unilateral, igual que el fiasco del 9-N de 2014. Coreografía perfectamente ensayada, homenaje a la fallecida Muriel Casals y conciertos al final de las exhibiciones.

A pesar de la unidad, la celebración abre muchas incógnitas, aunque Puigdemont prometió en su reunión con los periodistas extranjeros que explicaría la "hoja de ruta" en la moción de confianza a la que se someterá el próximo día 28 y en la que ya se ha garantizado el apoyo de la CUP.

La irrupción de Colau

El "hecho diferencial" es la irrupción en la órbita del separatismo de Ada Colau y los podemitas catalanes. Coincide con los recelos mutuos entre ERC y la nueva Convergencia, las desavenencias en el grupo del gobierno regional (Junts Pel Sí) sobre los pasos a seguir para desconectar de España. A pesar de las imágenes de concordia que trascienden del 11-S, la pugna en el "soberanismo" es cada vez más evidente. ERC no reeditará su pacto con los convergentes. Junqueras aspira a consolidar sus expectativas presidenciales mientras que la sombra de un tripartito de ERC, Colau y la CUP planea sobre el futuro de Puigdemont y los suyos.

A pesar del éxito de convocatoria, uno de los chistes más celebrados de esta Diada en las redes sociales no es precisamente patriótico. Son los lemas de la Diada desde 2012 y hasta 2039:

2012: Catalunya nou estat d'Europa.
2013: Cap a la independència.
2014: Ara és l'hora.
2015: Via lliure.
2016: A punt.
2017: Som-hi.
2018: Ara en sèrio.
2019: Ja casi casi.
2020: De seguida.
2021: En cinc minuts surto de casa.
2022: La culpa de tot és dels poscos.
2023: Ho tenim a tocar.
2024: Parem un momentet a fer pipí.
2025: De vegades el trajecte és més important que el destí.
2026: Apocalipsi zombie.
2027: Estem ja buscant aparcament.
2028: En quan acabi de consultar el Facebook m'hi poso.
2029: La Confederació Interplanetaria ens roba.
2030: Si us plau.
2031: Vaaaa.
2032: Quan realment desitges una cosa, l'univers sencer conspira per fer-la realitat.
2033: Criogenitzem-nos.
2034: Memento mori.
2035: Skynet concertada.
2036: No pareu mai de somriure.
2037: Piano piano si arriva lontano.
2038: Petri-fiuuuu.
2039: Amb il.lusió!

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Estupor por la última actuación desafinada de Rosa López
    2. Todos contra Rivera: "Mentiroso, miserable, bodrio, populista..."
    3. Guerra de navajazos tuiteros entre Daudén Ibáñez y Juan Carlos Rivero
    4. Melissa Gilbert denuncia el acoso de Oliver Stone: "Me puso de rodillas en una audición"
    5. Ana Guerra ('OT') indigna a los canarios: "Me encantaría poder hablar castellano"
    0
    comentarios

    Servicios