Menú

Dolors Montserrat, de cargar contra Cayetana Álvarez de Toledo a ministra de Sanidad

La nueva ministra es hija de una histórica del partido en Cataluña y diputada desde 2008 y ya ha actualizado su wikipedia.

(Barcelona)
0

Gran noticia para Dolors Montserrat y premio de consolación para el PPC, el PP de Cataluña. El ministerio de Sanidad es considerada una cartera maría en el Consejo de Ministros pero el riesgo de embolada mayúsculo es enorme en la hora de una crisis bien sea por el virus ébola, los recortes, las mareas blancas o las vacas locas y los cocidos sin hueso.

Dolors Montserrat i Montserrat, nacida en San Sadurní de Noya en 1973, mamó la política en casa, en tanto que hija de una histórica del Partido Popular, Dolors Montserrat Culleré, afiliada a Alianza Popular en el 82, presidenta del PP de Barcelona entre 2000 y 2008 y diputada en el Parlament desde el 88 hasta el 2012, además de concejal en San Sadurní en diversas etapas.

La carrera política de su hija es aún más brillante y no ha hecho más que empezar. Elegida diputada en 2008, cuando su madre aún se sentaba en la cámara catalana, hace ya un tiempo que no hay que especificar a qué Dolors Montserrat se refiere un titular, salvo que lo protagonice la madre. El nombre de la "nueva" Dolors Montserrat sonó con fuerza para presidir el PP catalán cuando estalló el caso del florero micrófono en La Camarga entre la exnovia de Pujol jr. y Alicia Sánchez Camacho.

Sin embargo, la carrera de Montserrat estaba centrada en Madrid, aunque ejercía una notable influencia en el núcleo duro de Sánchez Camacho y lo ha seguido haciendo en el Xavier García Albiol, todavía pendiente de su nombramiento, previo congreso, como presidente del PPC.

Más allá de la sorprendente trayectoria de Dolors Montserrat, el PP en Cataluña no ha tenido un recambio a la altura del Ministerio de Interior que hasta ahora dirigía Jorge Fernández Díaz, pieza que se ha cobrado el separatismo catalán tras el caso de las escuchas en su despacho con el exdirector de la "Oficina Antifrau", Daniel de Alfonso.

Las relaciones entre el Gobierno y el Govern no pasarán por ningún dirigente catalán. De ese expediente, en el que el ex de Exteriores Margallo no dejaba de enredar, se ocupará la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría de manera oficial. Podrá influir Moragas, que figuraba en la quiniela de Exteriores, pero el papel de los populares en Cataluña seguirá monitorizado por Moncloa y Génova.

Es obvio que Dolors Montserrat tendrá voz en el Consejo de Ministros y podrá hablar sobre el expediente catalán. Su perfil en la materia es contundente en las formas, flexible en el fondo, por lo que no se auguran precisamente discrepancias con la línea seguida hasta ahora ni con un cambio de táctica.

De hecho, no dudó en arremeter contra Cayetana Álvarez de Toledo por discrepar de la línea oficial de Rajoy y Soraya Sáenz de Santamaría a la hora de abordar el separatismo. En la línea del catalanismo más doctrinario afirmó que Álvarez de Toledo no podía opinar sobre el particular por no ser catalana.

La vicepresidenta del Gobierno, amiga de la flamante ministra, ha tenido un papel fundamental en su nombramiento, que la catalana debía conocer con cierta antelación porque menos de cinco minutos después de hacerse oficial su nuevo cargo, el dato ya aparecía en la wikipedia.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. "Le Figaro" recuerda a Puigdemont que para luchar contra el terrorismo debe respetar la Constitución
    2. La ANC abronca a EEUU por utilizar la bandera española para mostrar su solidaridad
    3. El afán de protagonismo de la Generalidad provoca un caos operativo e informativo
    4. Los islamistas habían intensificado sus amenazas a España: "¡Secuéstralos, decapítalos!"
    5. Colau descarta los bolardos a pesar de la instrucción de la Policía Nacional
    0
    comentarios

    Servicios