Menú

Las claves del caso Nóos

¿Qué es el Instituto Nóos y por qué se sientan en el banquillo Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina?

0
Banquillo de los acusados del caso Nóos | EFE

El caso Nóos, también conocido como Operación Babel o caso Urdangarín, es una pieza separada del caso Palma Arena. Una de sus carpetas destapó ciertos negocios del exduque de Palma en los que presuntamente se cometió el ilícito. Pero, ¿qué es Nóos?

El Instituto Nóos nace en 1999 como una "entidad sin ánimo de lucro" que no desarrolló actividad alguna hasta cinco años después. El juez que condujo la investigación, José Castro, definió a la entidad como el epicentro de una red de corrupción para desvío de fondos públicos y fraude fiscal. Hasta 6.4 millones de euros habría recibido del Gobierno balear, la Comunidad Valenciana y el Ayuntamiento de Madrid, sobre el papel, para la organización e impulso de ferias y actividades promotoras del deporte. Al frente del mismo, Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres.

La entidad suscribió convenios con las administraciones balear y valenciana por más de 5.800.000 euros entre 2004 y 2007. Esos convenios serían irregulares porque la administración no puede cerrarlos con empresas privadas esquivando la normativa consensuada para el contrato público, como habría ocurrido. Los responsables de la candidatura olímpica de Madrid le habrían concedido dinero para la promoción.

Movimientos de Nóos

El juez José Castro no abre investigación alrededor de las actividades del Instituto Nóos hasta 2010. Diego Torres, exsocio de Iñaki Urdangarín con el que comparte la principal acusación del caso, declara como imputado en julio de 2011. La Casa Real aparta al exduque de Palma de la agenda oficial en diciembre y poco después, el magistrado le imputa en la trama.

La Audiencia Nacional rechaza a principios de 2012 su competencia para investigar a Urdangarín. Es por esto que el caso se ha juzgado íntegramente en la Audiencia Provincial de Baleares, una cuestión a la que se han opuesto varios de los 18 acusados. En su primera declaración, el marido de Cristina de Borbón se desvinculó de la gestión del instituto.

Después de que Diego Torres asegurase que la infanta y la Casa Real conocían las actividades de Nóos, el magistrado imputa a la hermana del Rey, aunque deja sin efecto su resolución 48 horas después a instancias de la Fiscalía Anticorrpción. Ha sido constante desde entonces el tira y afloja de los que consideran culpable a Cristina de Borbón (juez Castro y Manos Limpias) y quienes defienden su inocencia (Fiscalía Anticorrupción y Abogacía del Estado).

¿Por qué a la Infanta?

Para el juez del caso Nóos está meridianamente claro que la infanta Cristina estaba al tanto de que todas estas facturas no se pagaban "de su propio peculio" ni del de su marido, en algunos casos porque los servicios o lujos los había disfrutado ella misma o toda la familia, como muchos de los viajes o estancias hoteleras que pagó Aizoon. Manos Limpias habló de 15.800 euros para un safari familiar por África, 6.600 euros para un curso de coaching a doña Cristina y otros conceptos como cajas de vino, libros de Harry Potter, peluquería o farmacia."Todo indica que Doña Cristina Federica de Borbón y Grecia debió e participar activamente, como no puede ser de otro modo, en la organización y presupuestos de estos eventos de incontestable afección personal" y ya que ella no los pagó e Iñaki Urdangarín tampoco "no pudo pasársele por alto que lo fueron [pagados] por la entidad mercantil participada por ambos", sostiene el juez Castro.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Cristina Pedroche, más allá de un vestido de fiesta
    2. Igor El Ruso ingresa en la cárcel de Teruel
    3. Lo que esconden las firmas de Leonor y Sofía en la felicitación navideña
    4. Federico Jiménez Losantos: 'La ruina de Cataluña y la ruina de España'
    5. Carmena paraliza la construcción de 100.000 nuevos pisos para la clase media
    0
    comentarios

    Servicios