Menú

Así destrozan los radicales de izquierdas la facultad de Económicas de la UAM en Madrid

Los estudiantes de extrema izquierda toman el campus de la Autónoma de Madrid durante la jornada de huelga convocada para este jueves.

0
Vandalismo en la UAM | @amjorge15

Los centros educativos en España han abierto este jueves bajo la amenaza de huelga general de toda la comunidad educativa. Si alguien ha estado siguiendo los preparativos para la misma en estos últimos días, ya sabrá que no se esperaba que el día pasara como una huelga más sin importancia.

Los grupos de estudiantes de izquierdas llevaban días informando por medio de pancartas y panfletos sobre la huelga. Además, han hecho esfuerzos para que, en lo que respecta a los universitarios, lograsen que este este jueves no coincidiese con ningún examen o práctica obligatoria. Sin embargo no parece que los huelguistas tuvieran mucha confianza en el apoyo de sus compañeros, puesto que los estudiantes que intentaron entrar en la facultad de Económicas de la Universidad Autónoma de Madrid se encontraron piquetes muy numerosos, entradas con candados e incluso barricadas hechas con el mobiliario de la facultad. Las siguientes fotos prueban lo sucedido:

Aún con todo, la mayoría de estudiantes que pretendía ir a clase ha podido entrar por accesos traseros a las facultades. En el campus de Cantoblanco estaba convocado también un "pasacampus" en el que los huelguistas se introdujeron en cada una de las facultades para instar a los estudiantes y profesores que no secundaban la huelga a parar las clases.

Con ese mismo propósito en la facultad de economía de la UAM encendieron las alarmas de incendios, con el consiguiente perjuicio para aquellos profesores y alumnos que intentaban llevar a cabo sus clases con normalidad.

Para construir las barricadas dentro de la facultad los huelguistas arrancaron puertas de varias salas de estudios, así como de varios despachos, además de retirar sillas para apilarlas en las entradas. Todas estas acciones se han desarrollado por la noche, puesto que estos colectivos llevaron a cabo un encierro en varias facultades de varias universidades para preparar todos los elementos disuasorios para el día siguiente.

Ante todo lo anterior la Policía Nacional se vio obligada a entrar en el campus para garantizar el derecho de los alumnos y profesores a continuar sus actividades, hecho que fue recibido con grandes críticas por parte de las asociaciones y partidos que secundan la huelga. Tras la intervención los piquetes se han dispersado por el campus.

Según el Sindicato de estudiantes el seguimiento de la huelga está siendo masivo, algo que contradice al ministro de Educación, Méndez de Vigo, quien esta mañana ha asegurado que la incidencia es mínima al no existir razones fundadas para apoyar el paro. Lo que es evidente es que estamos ante un nuevo intento de la extrema izquierda para coaccionar la libertad de los miembros de la comunidad educativa que han decidido no apoyar sus reivindicaciones. El acto de violencia no es la intervención policial, sino los actos de intimidación que lo han provocado.

Estos actos no solo perjudican la integridad material de la facultad, sino que desprestigian el movimiento estudiantil y desvían la atención sobre el legítimo debate que podría surgir en este contexto. Es necesario que los radicales protagonistas de estos lamentables actos recapaciten y vean que con ellos no solo perjudican a quienes a fin de cuentas son sus compañeros y maestros, sino también a sus propios intereses.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. 'The Guardian' lamenta haberse tragado las mentiras sobre la violencia el 1-O
    2. El escalofriante relato de una medallista olímpica que fue objeto de abusos sexuales
    3. El Ayuntamiento de Barcelona reclama al Gobierno que le pague por la actuación policial del 1-O
    4. Podemos intenta corregir su estrategia sobre Cataluña para evitar hundirse
    5. El separatismo llama a sus seguidores a vaciar sus cuentas para provocar un corralito
    0
    comentarios

    Servicios