Menú

Detenido en Burkina Fasso el fugitivo que denunció la financiación del PSOE con los ERE

La Audiencia de Sevilla admite que los ex altos cargos imputados sólo sean juzgados una vez.

Pedro de Tena (Sevilla)
0

Dos novedades relevantes aporta hoy el caso ERE, pendiente todavía de juicios en los tribunales correspondientes. Tras haber apartado al magistrado Pedro Izquierdo, ex alto cargo de la Junta, como presidente del tribunal que debería juzgar la llamada "pieza política", la Audiencia de Sevilla admite que los ex altos cargos imputados, desde Manuel Chaves a José Antonio Griñan, pasando por otros veinte, sólo puedan ser juzgados una vez si están incluidos en dicha pieza.

Recuérdese que fue la insistencia de la Fiscalía y la decisión de la actual juez instructora, María Núñez Bolaños, la que logró que el sumario único propiciado por la instrucción de la juez Mercedes Alaya fuese troceado en diferentes piezas. Ahora, aunque estén imputados en diferentes piezas, los ex altos cargos no serán juzgados más que una vez por el caso ERE.

La Sección Séptima de la Audiencia ha determinado que, a pesar de que haya piezas separadas que tratan diferentes convenios por los que se otorgaron ayudas para los ERE, la responsabilidad por ellos ya está contenido en la pieza principal, llamada "pieza política" de los ERE.

Ahora, se considera que la llamada pieza angular de los ERE, que fue separada de otras piezas relacionadas como subrayó la juez Alaya en su día, tiene un "afán globalizador" y que en ella se enjuician todos los convenios suscritos en el caso ERE.

La decisión de la Audiencia es consecuencia del caso Jacinto Cañete, exdirector de la Agencia Idea, la que pagaba los ERE, e imputado en varios sumarios. Cañete, investigado por las ayudas a la empresa Bética Industrial, ha quedado fuera del caso al considerarse, resume El Mundo, que su responsabilidad por el convenio específico firmado ya está incluida en la 'pieza política', que incluye los 124 convenios y en la que se le acusa de un delito continuado de prevaricación, otro de malversación y un tercero de asociación ilícita.

Ahora, todos los ex altos cargos implicados que estén inmersos en diferentes sumarios de las piezas separadas del caso ERE y en la pieza política, podrán ser juzgados sólo en esta última. Ya ha apelado a la Audiencia de Sevilla el ex consejero de Empleo Antonio Fernández, que está investigado en numerosos sumarios separados.

Aparece el fugitivo Eduardo Pascual en Burkina Fasso

Eduardo Pascual Arxé, ex presidente de Eurobank, fue detenido en marzo de 2013 por la Guardia Civil en la investigación de los ERE. Arxé dirigía la mutua Fortia Vida, integrada en el holding Vitalia, una de las intermediarias de las pólizas de los expedientes de regulación de empleo. La juez Alaya lo mantuvo 14 meses en la cárcel y tras pagar una fianza que no llegó en total a los 12.000 euros huyó de España.

Arxé ha sido detenido como consecuencia de la orden de búsqueda y captura de la Audiencia Nacional de 2015. Arxé, según la Audiencia, habría sido responsable dela despatrimonialización de Eurobank del Mediterráneo, entidad que suspendió pagos en septiembre de 2003 dejando una deuda de 150 millones de euros. Más de 7 años de prisión le pedía la Fiscalía.

Pero fue el caso ERE el que lo catapultó a la celebridad por haber afirmado en un interrogatorio de la juez Alaya que el PSOE se había financiado con el dinero de los ERE aprobados por la Junta de Andalucía.

En concreto, este exdirectivo de Vitalia, Eduardo Pascual, imputado por la juez instructora del caso ERE, Mercedes Alaya y último de los encarcelados en salir en libertad, acusó en septiembre de 2014 a la Junta de Andalucía de financiar al PSOE nacional y al PSOE catalán.

Según el acta de la declaración de Pascual "de la Junta de Andalucía salen cien millones de euros para Fortia y de Fortia salen 18 millones al bolsillo de las sociedades de empresarios vinculados con la cúpula del PSOE nacional como el señor Cruz Apestegui, Jesús Barderas, Antonio Garrigo y Eduardo Bajet".

Jesús Barderas, quien se había declarado amigo fraternal de Felipe González, era el hombre que controla los negocios del PSOE en Latinoamérica. Pascual llegó a decir a la salida de su interrogatorio que lo que ha salido en los ERE no es más que la punta del iceberg y que en otras comunidades como Valencia también se habían realizado prejubilaciones.

Según Pascual, de todo el dinero un quince por ciento tenía que invertirse en inversiones de interés para los empresarios vinculados con la cúpula del PSOE en Sudamérica. Aseguró además que la documentación referente a toda su declaración estaba en un despacho pero que este despacho había sido cerrado y la documentación había desaparecido.

Eduardo Pascual se fugó poco después y ahora, tras dos años en paradero desconocido, ha sido detenido en Burkina Fasso.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Ana Pastor le sacude el 'zasca' del año a un ex consejero de Puigdemont
    2. Cayetana Álvarez de Toledo: "El peor boicot a Cataluña ha sido el de la indiferencia española"
    3. La Generalidad amenaza con quitar servicios sanitarios a Aragón por las obras de Sijena
    4. La agenda de un 'fontanero' del 'procés' podría incriminar a Marta Rovira y Anna Gabriel
    5. Jordi Cruz responde a las críticas podemitas sobre los becarios: "Es una cerda mentira"
    0
    comentarios

    Servicios