Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Amor y odio hacia la economía colaborativa

Si tienes un piso con el que te gustaría obtener unos ahorros alquilándolo a turistas, deberás tener en cuenta algunos aspectos fundamentales.

Libertad Digital
0
Auge de la economía colaborativa | Pixabay/CC/Sephelonor

La llamada economía colaborativa ha llegado a España para quedarse. Transporte, hoteles, educación, alquiler… Este nuevo concepto ha aterrizado en una larga lista de sectores impulsado por la digitalización.

Se trata de una forma diferente de intercambiar bienes y servicios que ha calado muy hondo entre sus usuarios. Los grandes protagonistas de la economía colaborativa son los conocidos como productores (los que poseen el bien o prestan el servicio) y los consumidores. La constante comunicació nentre ambos gracias a las nuevas tecnologías hace que ellos mismos decidan el tipo de intercambio económico que van a acordar o si lo único que les interesa es compartir gastos.

Unos precios más asequibles que en la economía tradicional y la posibilidad de sacar el máximo rendimiento a los bienes físicos se encuentran entre sus principales ventajas. Por el lado contrario, la regulación y la fiscalidad de la economía colaborativa están a debate en los organismos a nivel mundial.

El mercado del alquiler es uno de los que más polémicas está generando. El arrendamiento de pisos a turistas a través de plataformas digitales es una práctica cada vez más extendida en las grandes ciudades. Tanto, que en los dos últimos años el uso de este tipo de inmuebles se ha incrementado un 25%, según el IV Barómetro del Alquiler Vacacional en España.

Aspectos a tener en cuenta

Pero si tienes un piso con el que te gustaría obtener unos ahorros alquilándolo a turistas, deberás tener en cuenta algunos aspectos fundamentales, tal y como explican en el blog de Kredito24. Lo primero es conocer cuáles son las plataformas de referencia. Por ejemplo, Airbnb o Homeaway son las más conocidas. Para registrarte, sólo tendrás que completar un formulario con tus datos personales, las condiciones del alquiler y subir las fotos de tu vivienda.

Eso sí, en el caso de España, la legislación autonómica es muy restrictiva con el alquiler vacacional. Deberás estar al corriente de la normativa de cada comunidad autónoma, ya que en muchos casos es precisa la obtención de una licencia para alojar huéspedes.

A nivel estatal, también tendrás que rendir cuentas a Hacienda. Y es que deberás informar de tus ingresos por el alquiler en la declaración de la renta.

Además, si en lugar de ser propietario eres inquilino, y estás pensando en alquilar la vivienda en la que resides, deberás pedir permiso a tu casero.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: '¿Qué aplaudían?'
    2. Bronca entre un bosnio y un independentista en Twitter
    3. El diestro Antonio Ferrera se niega a banderillear al pitarse en Bilbao la bandera de España
    4. El mosso que abatió a los cuatro islamistas de Cambrils es un exlegionario
    5. Antoni Puigverd, a los medios de Madrid: "¡No os reprimisteis ni cuando la sangre de los muertos era tibia!"
    0
    comentarios

    Servicios