Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Crónica del esperpento: una cámara convertida en asamblea de la CUP y Junts pel Sí

Forcadell y los diputados separatistas boicotean al secretario general, a los servicios jurídicos de la cámara y al Consejo de Garantías Estatutarias.

(Barcelona)
0
Forcadell con los letrados de la Generalidad | EFE

Han arrasado con cualquier atisbo de respeto por la democracia y el parlamentarismo. La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha llegado incluso a puentear al secretario general de la cámara, Xavier Muro, que había dado orden de no publicar la ley del referéndum en el Boletín Oficial de la Provincia. Forcadell ha hecho caso omiso y siguiendo las instrucciones de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras ha dado curso a la publicación.

El secretario general, Xavier Muro, junto al letrado mayor, Antoni Bayona, advertían a la Mesa a través de una nota de sus responsabilidades al tramitar cualquier iniciativa tendente a la convocatoria de un referéndum y desobedecer así varias sentencias y requisitorias del Tribunal Constitucional. Muro y Bayona, dos cargos técnicos, han apuntado, incluso en el salón de plenos, la ilegalidad que se estaba cometiendo. Se abría una grieta en el discurso separatista sobre las responsabilidades de funcionarios y altos cargos.

Oposición de los servicios jurídicos


Forcadell ha rechazado todos los argumentos, fueran de los funcionarios del Parlament, que no se han dejado involucrar en el golpe o de los portavoces de los grupos de la oposición. Aferrada a una interpretación "flexible" del reglamento del Parlament no sólo para modificar el orden del día sino para tramitar por la vía rápida, exenta la norma del dictamen del "Consejo de Garantías Estatutarias", del plazo mínimo de 48 horas en poder de los grupos antes de ser sometida a votación, de los trámites imprescindibles para poder ser sometida con garantías democráticas a su debate y aprobación.


El esperpento del voto de Gordó


El amotinamiento de la oposición logró interrumpir el pleno en varias ocasiones y forzar dos reuniones de la Mesa y de la junta de portavoces. Las votaciones fueron un esperpento. El diputado no adscrito Germà Gordó se quejó de que no había podido votar el punto del cambio del orden del día.

Los diputados de la oposición lograron arrancar de Forcadell una pausa de una hora para elaborar las enmiendas a la ley del referéndum. Pasaban las dos de la tarde y el Parlament se había convertido ya en una asamblea de la CUP y Junts pel Sí. La sesión se reanudó con las preguntas al gobierno regional.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Estupor por la última actuación desafinada de Rosa López
    2. Guerra de navajazos tuiteros entre Daudén Ibáñez y Juan Carlos Rivero
    3. Melissa Gilbert denuncia el acoso de Oliver Stone: "Me puso de rodillas en una audición"
    4. Las Fuerzas Armadas llevan la operación Eagle Eye hasta Cataluña y despliegan una batería antiaérea
    5. Ana Guerra ('OT') indigna a los canarios: "Me encantaría poder hablar castellano"
    0
    comentarios

    Servicios