Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

El conde de Godó amenaza al Estado y lanza "una última oferta de diálogo"

¿Ha habido declaración de independencia o no?, se preguntarán. La Vanguardia lo niega, ergo, ha habido.

0
El conde de Godó, dueño de La Vanguardia. | Cordon Press

Para El Mundo fue "farsa y chantaje". Dice el editorial que "el proceso separatista va camino de alargar la pesadilla hasta la última página, que nadie sabe ya cuando será escrita", oh Dios, ten piedad. "Puigdemont evitó ayer declarar la independencia de Cataluña como los más radicales de sus socios esperaban. La farsa continua: Puigdemont chantajea al Estado y la CUP chantajea a Puigdemont desde la calle". Cree Rosell que lo del sí pero no fue "para no darle a Rajoy el motivo ya inexcusable para suspender la autonomía", como si no tuviera ya motivos suficientes. "Tampoco es descabellado pensar que Puigdemont aún aprecia la libertad". Pero Puigdemont "no ha renunciado a la independencia: la ha dejado en suspenso", en el limbo. "Esa fractura en el bloque independentista puede regalar tiempo a Rajoy, pero también pretextos". Como si Rajoy necesitara pretextos para no hacer nada, le basta su soberbia. Federico Jiménez Losantos dice que "lo que hizo ayer Tejemocho fue proclamar la independencia dos veces: la primera, para firmarla, y la segunda, más contundente, para suspenderla… mientras a él le parezca (...) El delito perpetrado ayer por el golpismo catalán y sus socios mediáticos y políticos fue tan sórdido como habitual: la típica violación con gatillazo". "Dependerá de Rajoy aprovechar ese gatillazo para castigar la violación (…) Puede y debe hacerlo, en beneficio propio y de la Nación. ¿Lo hará? Lo dudo, pero ojalá. Los violadores, a la cárcel". Otro día viviendo en un ay, esto no hay quien lo aguante. Estoy con Carmen Rigalt, que vive sin vivir en sí. "Cuando llego a casa, antes de nada cojo el mando de la tele y apunto hacia la pantalla, donde aparece Ferreras señalándome con el dedo, como si yo tuviera la culpa de algo. El periodista de La Sexta se dispone a dar una orden". Hoy le toca a Rajoy, como se le ocurra tocar a Puigdemont le va a caer la del pulpo en la cadena de Podemos.

El País ha elegido hoy para cambiar de presidente y quitar a Cebrián. Vivimos tiempos convulsos. "Independencia a plazos que prolonga el caos en Cataluña", titula. El editorial es contundente. "Se trata en efecto de una declaración de independencia pero con efectos retardados". Por más vueltas y revueltas que le den, "una DUI es una DUI, y no otra cosa y es fácil de identificar esta maniobra como una burla más de Puigdemont al Estado de derecho". O sea, que sí, es una declaración de independencia y punto pelota. Y lo del diálogo y tal y tal que tanto le gusta a Pablo Iglesias "sólo lo concibe como instrumentos para facilitar la secesión, en ningún caso para impedirla". "Se presenta como una decisión irreversible que no aplazada". El País dice que de diálogo ni hablar. "Al gobierno que preside Mariano Rajoy no le queda otro remedio que aplicar la ley con la severidad proporcional a la trascendencia del caso, que es enorme. No cabe sino reaccionar. Muchas personas bienintencionadas y otras que no lo son tanto", atiza a Pablo Iglesias, "tendrán hoy la tentación de aferrarse a la suspensión y la oferta de diálogo" pero ante lo que estamos "es un ultimátum que el Estado de ninguna manera puede aceptar". Javier Ayuso también lo deja cristalino. "El documento firmado es muy claro". En el Gobierno "nadie duda de que se pondrá en marcha la maquinaria para ejercitar el artículo 155". ¿Y por qué será que algunos sí que lo dudamos?

ABC dice que "Puigdemont chantajea al Gobierno para ganar tiempo". Y dinero, no te joroba. El editorial lo tiene claro. Lo de ayer es "un inaceptable chantaje al Estado y al principio de legalidad. Y el Estado tiene la obligación de no aceptar chantajes (…) Puigdemont no ha reculado" y "sí se produjo la declaración de una ilegalidad flagrante y debe tener consecuencias demoledoras para Puigdemont y para el núcleo de fanáticos manipuladores de la realidad que le rodea (…) No se puede dialogar con secesionistas que recurren a la sedición y a la rebeldía frente a las leyes como moneda de cambio". Así que hay alternativa. Los jueces tiene que suspender "con urgencia a Puigdemont en sus funciones (...) la aplicación del 155 se convierte en una solución imprescindible". Ignacio Camacho dice que "es hora de poner fin sin remordimientos a esta mojiganga. Es hora de que el Estado, y en su nombre el Gobierno, aproveche la primera oportunidad en que goza, en este conflicto, de una cierta ventaja (...) El peor error que podría cometer Rajoy en este momento es darse por satisfecho con este intervalo suspensivo y seguir haciendo lo que mejor sabe hacer, que es nada". Y lanza un aviso serio al presidente. "El liderazgo de Rajoy está a prueba". Cómo estará la cosa que hasta Carrascal, gran admirador de la pachorra mariana, emplaza a Rajoy a actuar. "Se le ha acabo la etapa de aguante" y "paciencia". "Los delitos ya cometidos bastan y sobran para que la ley caiga sobre él con todo su peso". Rajoy, que se te rebelan los más fieles.

La Razón: "Independencia (ahora) en diferido". El editorial del primer día de Planeta en Madrid empieza bien. "No solo declaró la independencia de Cataluña, sino que dio por válida la llamada ley de referéndum invalidado". La "invocación al diálogo es una trampa", "la Generalitat sigue en rebeldía" y el gobierno debe dar "respuesta". Y aquí, cuando ya creemos que Marhuenda va a ser valiente y emplazar a Rajoy a que actúe se tuerce la cosa. "Puigdemont debería dimitir de forma inmediata" para "convocar elecciones". Y facilite así que Rajoy no tenga que tomar decisiones. Qué cobardica es este Marhuenda. Cuenta en un titular que "Rajoy activa medidas excepcionales. En estudio, la aplicación del artículo 155". ¿En estudio? ¿Cinco años estudiando un artículo y aún no se lo sabe? Para mí que hizo trampas para sacar las oposiciones a registrador de la propiedad. Se llevó chuletas al examen, seguro.

La Vanguardia, como siempre, es la prueba del algodón para saber lo que ha pasado, siempre lo contrario a lo que cuenta. "Puigdemont suspende la independencia tras anunciarla". Y firmarla, señor conde, y firmarla. Dice que Puigdemont "lanza una última oferta de diálogo". ¿Pero quién se han creído que son? Pero que ha habido una DUI como una casa queda claro en el artículo de Enric Juliana, la mano que mece la cuna del separatismo y tertuliano VIP de Ferreras. "Sólo hay una certeza en estos momentos. No hay DUI". "Con buenos reflejos, Pablo Iglesias" lo confirmó: "No hay DUI; debe haber diálogo". O sea, que hay una DUI y de las de verdad. Y además nos dan facilidades de pago. "Puigdemont no fija plazos para el diálogo". Hombre, gracias, se agradece el detalle.

Más noticias sobre el desafío separatista en Cataluña en Flipboard

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La "brutalidad" de la Guardia Civil al descubierto
    2. Vídeo: La "brutalidad" de la Guardia Civil al descubierto
    3. La exjuez Carmena: es "enormemente perjudicial para el diálogo" el encarcelamiento de los Jordis
    4. Podemos, noqueado por Cataluña
    5. La carta sobre 'los Jordis' que revienta las redes sociales
    0
    comentarios

    Servicios