Política
Noticias y opinión en la red
Sonrisas forzadas

Toda una mañana en el mismo vagón: "No hay química"

Hablaron "de todo", según fuentes gubernamentales. Tres horas de encuentro, la mayoría juntos en un mismo vagón sin la presencia de periodistas.

Play
Relacionado
Publicidad

Atrás quedaron aquellas fechas en las que los gabinetes de uno y otro resaltaban la afinidad personal de ambos a pesar de chocar en lo que denominaban "temas de fondo" como la secesión. La química quedó rota tras el último despacho celebrado en Moncloa, en el que Artur Mas planteó un chantaje "imposible" a ojos de Mariano Rajoy, que desembocó en elecciones anticipadas y un órdago secesionista que lejos de menguar aumenta.

Pero, a pesar de ese distanciamiento enorme -muy evidente, por ejemplo, en la campaña electoral-, hubo fotografía. Más que una, un puñado de ellas; las que dio todo un trayecto en AVE -el que une Barcelona con la frontera francesa- con paradas en Figueras y Gerona.

Que no era un acto cualquiera quedó patente en los nervios de los equipos, que durante varios días habían preparado el encuentro al milímetro. O en la nube inmensa de periodistas, muchos de ellos franceses. Incluso en los protagonistas, cuya sonrisa forzada y tensa les delató en más de un momento.

A las once de la mañana, el AVE cerró sus puertas y dejó en el vagón numero uno -de clase Club, la más cara- la instantánea más esperada; la del presidente charlando con Mas, en presencia de don Felipe y la ministra de Fomento, Ana Pastor. Las cámaras sólo estuvieron unos instantes, en las que captaron comentarios sin importancia acerca de fútbol o la "delgadez" del líder catalán, a juicio de Pastor. Pero después todos salieron.

Artur Mas estuvo "inseguro"

Alrededor de la mesa más esquinada del vagón número uno no hubo nadie. Sólo estuvieron los cuatro, y hablaron "de todo", según las fuentes consultadas. Y "de todo" significa también de Cataluña, si bien Moncloa no quiso confirmar si ya hay fecha -por ejemplo- para el encuentro que Mas quiere celebrar con Rajoy en la sede del Gobierno.

Rajoy se fue más tranquilo y relajado de cómo llegó. Al ser despedido en la estación de Sants, incluso unos ciudadanos le ovacionaron con banderas catalanas y españolas. En cambio, a Mas se le vio muy incómodo. Según un alto cargo del PP, estuvo "inseguro" al notarse "en minoría". Por eso, detalló, no pronunció palabras como independencia o referéndum. "Sólo se hace el gallito ante los suyos, ante los públicos", argumentó.

Si los principales protagonistas de la fotografía subieron al vagón uno, los periodistas fueron situados en el ocho, justo en el extremo. Imposible el acercamiento, con controles de seguridad muy severos, como siempre ocurre con la Casa Real. Entre uno y otro, cargos políticos de todo signo y altos cargos principalmente de ADIF y RENFE.

Un escenario en el que se mide la comodidad de uno en el tono de voz que se usa. Y muchos hablaron en susurros, porque no sabían quién tenían delante. En voz baja se criticó mucho a Mas, a pocos metros de miembros de su gabinete. Y también se lamentó que el president pidiera más dinero "con la que está cayendo y lo que él está provocando". 

Desde Barcelona, 53 minutos a Figueras y 37 a Gerona. Y después vuelta. Ése fue el trayecto, y el tiempo que tuvieron Mas y Rajoy para su primera toma de contacto del año. El Gobierno se definió satisfecho con el resultado: "Es la primera infraestructura que inauguramos en un año", recuerdan. Pero admiten que no ven una solución inmediata al "problema" -ya lo llaman así- de Cataluña. Para algunos asistentes fue evidente que "no hay química" entre el presidente y el líder catalán.

En Sants, Mas tuvo que aguantar gritos de una señora pidiéndole que "no hable en nombre de todos". Después, esperó paciente a que abandonara la comitiva del Príncipe y del presidente para poner rumbo a casa. "No fue un buen día para él", en voz de un popular. Desde Moncloa se pone punto y aparte: "No vamos a decir nada. Mas y Rajoy han hablado de lo que tenían que hablar. La inauguración ha salido bien. Lo ideal sería que empezáramos a trabajar todos juntos para levantar este país".

Lo más popular