Menú

Rajoy, sobre Cataluña: "A veces moverse es bueno y a veces no"

La refinanciación "no es posible no por la actuación del Gobierno que hoy ocupa la Generalitat sino por la de gobiernos anteriores", dice a Montilla.

105
Rajoy en el pleno de esta tarde | EFE

Mariano Rajoy cree que las líneas rojas están claras y que no ha de caldear más el ambiente. De nuevo, se mostró dispuesto a "dialogar" tal y como le reclama el mundo empresarial, pero en ningún caso "sobre la soberanía nacional". "Quiero que estemos juntos", proclamó en su regreso al Senado, al tiempo que se reafirmó en su hoja de ruta en Cataluña aunque, a veces, provoque quejas de no pocos sectores.

En privado, el presidente suele transmitir que no es bueno llevarse por las emociones y apela una y otra vez a la moderación. Cuando la presión política y mediática es enorme, interpretan sus interlocutores, es más difícil dar pasos para solucionar la crisis. "Mi prioridad es resolver los problemas de Cataluña y el resto de comunidades", contestó, mientras que José Montilla -otrora presidente catalán y hoy senador de Entesa- le pedía "algo más" que responder con la premisa de que cumplirá y hará cumplir el marco jurídico.

En su intento de rebajar la tensión, el presidente llegó a dar la cara por Artur Mas. Los problemas económicos de Cataluña vienen "no ya por la actuación del Gobierno que hoy ocupa la Generalitat sino por la actuación de Gobiernos anteriores a este", dijo, en referencia al tripartito. En este sentido, citó expresamente el pago a proveedores o la imposibilidad de refinanciarse; extremos en los que está ayudando el Ejecutivo central. Un balón de oxígeno a Mas que, en todo caso, parecía también un órdago envenenado a Montilla, que no recogió el guante.

Más allá de sus líneas básicas de actuación, Rajoy ofreció una de esas frases marca de la casa. "A veces moverse es bueno y a veces no", radiografió. Y puso como ejemplo la crisis económica y cómo quedarse quieto y no ceder a las presiones que le pedían un rescate fue una decisión acertada. "No moverse fue mejor", puntualizó el presidente, ante el aplauso de la bancada popular.

Rajoy ahondó más en la cuestión. "¿Moverse es bueno?", se preguntó. Y dijo que depende: si es para convocar una consulta o para apoyar el derecho de autodeterminación dio una respuesta negativa. Por el contrario, recalcó: "Yo me moveré siempre dispuesto al diálogo" en el marco de la ley.

Desde el Gobierno, mostraron su satisfacción porque los empresarios catalanes estén empezando a decir "alto y claro" y con nombre y apellidos que están en contra de la ruptura. En este sentido, las fuentes consultadas reconocieron que, por dar este paso, les piden que vuelvan a entablar una negociación con la Generalidad. "Dialogaremos pero en el tablero de juego que todos sabemos, no vamos a ir más allá".

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Audrey Hepburn no era la mujer dulce e ingenua de sus películas
    2. "'¿Que me tengo que hacer la cama?'. 'Sí, señor Junqueras, esto no es un hotel'"
    3. Évole recurre a una chirigota para salvar su ridículo ante la CE
    4. Eva Hache no soporta más a Risto Mejide y abandona "disgustada" Got Talent
    5. Luis Herrero: 'La pelea'
    0
    comentarios

    Servicios