Menú

JxSí y la CUP pactan 'in extremis' la moción de desconexión

Se evita la mención explícita a "desobedecer" al TC.

11
Carles Puigdemont | EFE

Contra todo pronóstico, los socios de gobierno Juntos por el Sí y la CUP llegan a un acuerdo sobre la moción que se debatirá el próximo jueves en pleno para "reiterar los objetivos" del texto rupturista del 9N suspendido por el Tribunal Constitucional. Una cesión por parte del equipo de Puigdemont a cambio de evitar una mención explícita de desobediencia al Alto Tribunal. Eso sí, se mantienen los dos puntos más polémicos del texto, los que exigen tanto a los Mossos d'Esquadra como a cargos electos a hacer caso omiso a los requerimientos de las instituciones del Estado. Juntos por el Sí asegura que votará en contra y de esta manera evita consecuencias judiciales y exponer a los funcionarios públicos.

Movimiento de última hora que, sin embargo, no supone ningún cambio significativo en el estratégico plan del presidente catalán que intenta avanzar muy despacio con la mirada puesta en lo que pueda pasar en Madrid en pleno periodo abierto de negociaciones. Los antisistema presionaban para que moviera ficha, y lo ha hecho pero sin salir del área de despiste a la espera de ver qué pacto se alcanza para La Moncloa y si de él puede obtener algún beneficio para poder justificar lo que ya es un secreto a voces entre los independentistas: que lo de la ruptura con España en 18 meses tendrá que esperar.

Además, pese a esta especie de acercamiento entre dos socios de gobierno cada vez más distanciados, los antisistema seguirán caminando en solitario y este martes sin ir más lejos lo han vuelto a escenificar. La alcaldesa antisistema del municipio barcelonés de Berga se ha negado a asistir al juzgado para declarar ante el juez por no haber retirado la bandera independentista del consistorio durante las jornadas electorales del 27S y del 20D.

Un acuerdo in extremis en el Parlamento catalán que no garantiza a Puigdemont el apoyo definitivo de la CUP a lo que ahora mismo es su necesidad más inmediata: sacar adelante las cuentas de 2016 teniendo prorrogadas las de 2015. Un escenario, el del rechazo de la CUP, muy probable que obliga al sustituto de Artur Mas a ir buscando apoyos en otras bancadas. Las opciones: la marca de Podemos o el PSC. La clave parece que estará en lo que pueda suceder en los próximos días a nivel nacional y sobre todo, en el encuentro previsto para este viernes entre el líder de Podemos, Pablo Iglesias y el presidente catalán.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. "Arévalo no contó toda la verdad sobre la ruptura de su amistad con Bertín Osborne"
    2. Junqueras intenta reunirse con grandes empresas... pero le dan plantón
    3. El Rey vuelve a sacar de quicio a Podemos con su discurso en los Princesa de Asturias
    4. Podemos intenta corregir su estrategia sobre Cataluña para evitar hundirse
    5. El discurso de Antonio Tajani que puso en pie al Campoamor
    0
    comentarios

    Servicios