Menú

Isabel Bonig exige ante Rajoy "no abandonar los principios del PP" en aras del consenso

“No voy a sacar la carta de los Reyes Magos, sólo te pido justicia para esta tierra”, dice a Rajoy. El presidente se revuelve contra los "adanes".

0
Mariano Rajoy e Isabel Bonig | David Mudarra

Refrendada al frente del PP valenciano por casi el 95% de los votos de los compromisarios, Isabel Bonig se presentó ante Mariano Rajoy con una potente perorata política. Fue, sin duda, el discurso más reivindicativo que tuvo que escuchar el presidente en su periplo por los cónclaves regionales de su formación. Por dos ocasiones, Bonig le recordó que su región fue clave para que pueda seguir ocupando la Moncloa. Y, a renglón seguido, dejó claro lo que es para ella el centro-derecha y pidió "justicia para esta tierra" como antídoto ante el populismo y el independentismo.

Bonig anunció una "nueva etapa" en la que pidió "por última vez" perdón por los errores cometidos en materia de corrupción. "Hoy empezamos un nuevo camino", proclamó, tras recordar "el legado" de Rita Barberá con el auditorio puesto en pie aplaudiendo. "Le puso pasión a la vida y a la política", destacó de la histórica alcaldesa. Pero, una vez reivindicado el pasado del PP regional, sentenció que que ese capítulo ya ha quedado "cerrado" y que ahora impondrá su sello.

Para empezar, Bonig prometió un PP "sin complejos" que "no abandone" sus principios y valores en aras del consenso y el diálogo. "Flaco favor se le haría a la democracia si abandonamos nuestras ideas", subrayó. No se había escuchado nada parecido en la batería de congresos de las últimas tres semanas. "Nuestros dos ejes principales serán la justicia social y la emancipación de las personas", afirmó. "Somos reformistas, no reaccionarios", destacó, para a renglón seguido asegurar que no rehuirá ningún debate. "Somos el partido de los trabajadores", continuó, e hizo una encendida defensa de los empresarios. "El sector privado es generador de empleo y riqueza, no es el enemigo (…) a la izquierda hay que decirle que no se pueden aplicar infinitos derechos. No se puede arruinar al sector privado", exclamó.

En la forma y el fondo, el discurso de Bonig fue distinto al de otros homólogos autonómicos del PP. Más pata negra. "No voy a sacar la carta de los Reyes Magos, sólo te pido justicia para esta tierra", aseveró, dirigiéndose directamente al presidente. "Esta tierra necesita ahora más que nunca unión y vertebración. Cada euro que se invierte en esta tierra es en beneficio de los valencianos y, principalmente, de todos los españoles", razonó, y citó la financiación autonómica. A su juicio, si "Madrid" trata bien a la comunidad, "el nacionalismo" no logrará arraigarse.

Rajoy: "Barberá no nos dejará nunca"

Frente a los planes del tripartito, una y otra vez, la líder regional apeló a la libertad. "Libertad educativa, a la hora de elegir la lengua en la que se estudia, libertad económica, libertad y mil veces libertad frente a la imposición", arengó a los suyos. "El PP está preparado para dar la batalla y para ganar la Comunidad Valenciana", respondió Rajoy, que tampoco se olvidó de Barberá, a la que la dirección nacional le dio de lado antes de que se falleciera por su presunta vinculación con tramas corruptas. "Tenemos a Rita, que nos acompañará siempre y no nos dejará nunca", pronunció.

En su intervención, el presidente argumentó que la recuperación económica permite ahora destinar "5.000 millones de euros más" para las comunidades con respecto a los Presupuestos del año 2016. Y mentó en concreto el Corredor Mediterráneo para prometer que varios trayectos que pasan por la región (Valencia-Alicante en su totalidad y Castellón-Vandellós) estarán listos antes de que concluya la legislatura. "Ya podemos hacer algo más que cuando estábamos en la indigencia", se felicitó Rajoy, para poner el acento en la necesidad de "estabilidad política" para conseguir que se cumplan, e incluso mejoren, las previsiones económicas recogidas en las cuentas públicas del año en curso.

"Las cosas están funcionando", reiteró Rajoy, que en esta ocasión no hizo cábalas públicamente sobre los apoyos que ya tiene atados para sacar adelante los Presupuestos. De hecho, la misma semana en la que Ciudadanos confirmó su voto afirmativo, volvió a revolverse contra los "adanes" de la política. "¿Cuántos apoyos tenemos? Si queréis os doy mi opinión: 175 escaños y medio", declaró un día antes en el congreso del PP de Castilla y León, dando por descontado que PNV y Coalición Canaria ya están de su lado.

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Cristina Pedroche, más allá de un vestido de fiesta
    2. Lo que esconden las firmas de Leonor y Sofía en la felicitación navideña
    3. Federico Jiménez Losantos: 'La ruina de Cataluña y la ruina de España'
    4. Carmena paraliza la construcción de 100.000 nuevos pisos para la clase media
    5. Cs se sitúa a una décima de ERC según la última encuesta andorrana
    0
    comentarios

    Servicios