Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Generalidad 'talibán': el gobierno en la sombra de Mas, Madí y Xavier Vendrell diseñó la crisis

Joaquim Forn, superviviente del "pinyol" de Oriol Pujol y Artur Mas, la clave para torpedear una hipotética intervención de los Mossos.

(Barcelona)
0
El nuevo gobierno catalán tras los cambios de Puigdemont | EFE

Los componentes del nuevo Gobierno de la Generalidad ya se han puesto manos a la obra. El más activo de ellos, Joaquim Forn, uno de aquellos nuevos valores de la vieja Convergencia que hicieron la travesía en el desierto del tripartito con Artur Mas, Oriol Pujol, Felip Puig, Francesc Homs, Germà Gordó, David Madí, Josep Rull y Lluís Corominas.

El nexo de unión de casi todos ellos era la exhibición de un fundamentalismo nacionalista que les acarreó el apelativo de los "talibanes", impuesto por los viejos próceres de Convergencia y que hizo fortuna en la prensa de la época, los primeros años del siglo.

Forn es uno de los pocos supervivientes de aquel "pinyol", el hueso de la aceituna, que guió el viaje de Artur Mas desde la nada ideológica hasta el separatismo más radical. El nuevo consejero de Interior supone toda una garantía en caso de que la organización del referéndum requiera torpedear una hipotética intervención de los Mossos d'Esquadra por parte del Gobierno. Como primera providencia, se reunió el mismo viernes de su nombramiento con Albert Batlle, director general de la policía autonómica. Desde hace meses se le busca un relevo a Batlle, exdirigente del PSC que se ha puesto de perfil técnico en el proceso, según los nacionalistas.

Cambios en Interior

El mismo Forn ha confirmado que habrá cambios en los próximos días, una remodelación departamental que en principio no debería afectar a Josep Lluís Trapero, el "Major" de los mossos, número uno entre los "uniformados" y para quien se recuperó tal graduación. Al acto de nombramiento, el pasado abril, asistió el Gobierno en pleno. Trapero fue el cocinero de la comentada paella de Carles Puigdemont en la residencia en Cadaqués de Pilar Rahola del verano pasado.

También ha anticipado Forn que no ve a los mossos retirando urnas, sino todo lo contrario: "Lo que queremos y lo que facilitaremos es que la gente pueda ir a votar con tranquilidad y que los Mossos hagan lo que hace cualquier policía del mundo", declaró a Rac 1, la emisora de La Vanguardia.

Forn es la cara más visible de los talibanes en el nuevo gobierno catalán, junto al consejero de Infraestructuras Josep Rull. Homs y Mas fueron inhabilitados por el 9-N, Coromines es miembro de la mesa y ostenta la condición de investigado; Felip Puig, el mayor de todos ellos, está apartado de la política; Gordó ha sido expulsado del PDeCAT pero retiene el acta de diputado; y Oriol Pujol ha admitido cobrar comisiones en el caso ITV y ha pactado dos años y medio de cárcel con la Fiscalía mientras que la huella de David Madí, dedicado a variadas actividades de consultoría, aparece en todas las decisiones del frente nacionalista.

El gobierno paralelo

El que fuera secretario de Comunicación y Estrategia de CDC ejercía y ejerce una notable y reconocida influencia en Artur Mas. Madí coincidió con Homs y Oriol Pujol en la "Federación Nacional de Estudiantes de Cataluña" y fueron los organizadores de la campaña "Freedom for Catalonia" durante los Juegos del 92. Tras las peripecias de juventud, Madí pasó a ocupar cargos técnicos como el de jefe del gabinete de estudios de la consejería de Interior, jefe de gabinete de Economía, director de la oficina del portavoz y secretario de Comunicación de la Generalidad durante los gobiernos de Pujol.

Ahora es uno de los componentes del "gobierno en la sombra" que toma las decisiones en la Generalidad y en el grupo parlamentario de Junts pel Sí. La estructura paralela combina cargos en activo con figuras retiradas de la primera línea política y está formada por el expresidente Mas, Jordi Turull, ahora nuevo consejero de Presidencia y portavoz del Govern, Homs y el citado Madí en representación del PDeCAT. En el caso de ERC forman parte Marta Rovira, portavoz de Junts pel Sí, al expresidente de ERC Joan Puigcercós y al exconsejero del tripartito Xavier Vendrell, cuya biografía refuerza la dureza separatista de la apuesta.

Pasado en Terra Lliure

Xavier Vendrell se ha convertido en un empresario de éxito tras abandonar la actividad pública, pero en los antecedentes políticos del que fuera efímero consejero de Gobernación del ejecutivo que encabezaba Pasqual Maragall (fue nombrado un 20 de abril de 2006 y cesaba en el cargo el 13 de mayo a raíz de la ruptura del primer tripartito) consta su pertenencia a la banda terrorista "Terra Lliure", según referenció el diario ABC. Vendrell prestó declaración de manera voluntaria en la Audiencia Nacional el 18 de diciembre de 1992 ante el juez Carlos Bueren. En su declaración afirmó haber colocado dos bombas que no provocaron víctimas en septiembre de 1989 y abril de 1990. El magistrado dictó prisión eludible bajo fianza de quinientas mil pesetas. En 1996 se sobreseyó la causa una vez disuelta la banda.

Cuando estalló la polémica de su nombramiento como consejero tras unos inicios "políticos" de esa naturaleza, Vendrell se negó a hablar del asunto. Carod-Rovira, entonces líder de ERC, declaró al respecto que se trataba de "historia política catalana antigua".

En España

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Christian Gálvez interrumpe 'Pasapalabra' y manda un mensaje inesperado
    2. Nuria de Gispert pone en la diana a la hija de Rivera, de 6 años
    3. Muere Jaime Ortí, expresidente del Valencia
    4. El juez de Barcelona que investiga el 1-O, "desahuciado" por la presión separatista
    5. PP y PSOE coinciden en aprobar un nuevo impuestazo para pagar las pensiones
    0
    comentarios

    Servicios