Menú

Cómo no volverse loco al pedir una cerveza en cada parte de España

"Un botellín por favor", pidió un sediento madrileño nada más llegar a la barra de un bar de Asturias... pero cuál fue su sorpresa con el producto que le sirvió el camarero. Resulta que el cliente se encontró ante sus ojos con una refrescante botella de agua, que podía quitarle la sed sí, pero no era la bebida con la que esperaba deleitarse. La idea del hombre en cuestión era la de tomarse un botellín, pero de cerveza. "Para eso tenía que haber pedido un quinto", le explicó el empleado. Como las mil maneras de pedir una cerveza en España puede volver loco a más de uno, vamos a intentar aclararnos. 

0
comentarios

Otras galerías