Menú
Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Trump echa al nuevo portavoz de la Casa Blanca a los diez días de nombrarlo

Anthony Scaramucci ha renunciado como director de comunicación de la Casa Blanca diez días a instancias del nuevo jefe de gabinete.

0
Anthony Scaramucci hablando con la prensa el 25 de julio en el exterior de la Casa Blanca. | Cordon Press

Tras un comienzo fulgurante repleto de polémicas y meteduras de pata propias del principiante que era, Anthony Scaramucci ha dimitido como director de comunicación de la Casa Blanca. Según diversos medios estadounidenses, no sería decisión suya, sino que Donald Trump le habría invitado a presentarla. Y lo habría hecho a petición del nuevo jefe de gabinete, el general John Kelly, nombrado por Trump tras su paso de seis meses al frente del Departamento de Seguridad Nacional.

Scaramucci provocó un terremoto a los pocos días de aterrizar en su nuevo cargo. Comenzó declarando a los periodistas el martes pasado que llegaba a la Casa Blanca a "echar a todo el mundo". Al día siguiente, en declaraciones al periodista del New Yorker Ryan Lizza, el nuevo director de comunicación de Trump aseguró que el estratega jefe Steve Bannon "se la chupaba a sí mismo" y calificó al jefe de gabinete, Reince Priebus, de "jodido paranoico y esquizofrénico". Pocas horas después intentó matizar sus palabras en la CNN, pero aseguró que Priebus y él eran como "Caín y Abel". Poco después de estas declaraciones, Priebus dimitió y su sucesor en el cargo ha provocado la caída de Scaramucci.

Posiblemente hayan sido los diez días más costosos personalmente de la historia de la política moderna. Scaramucci vendió su gestora financiera SkyBridge Capital en enero para evitar posibles conflictos de intereses en previsión a recibir un cargo en la nueva administración, aunque como lo vendió a una empresa china con demasiados lazos con la dictadura, lo que para muchos analistas retrasó su llegada al Gobierno. Su mujer le envió los papeles de divorcio a comienzos de julio por su "descarnada ambición" política y su empeño en participar en la administración de Trump, al que despreciaba. De modo que su corta carrera política le ha costado su matrimonio y su negocio, además de, posiblemente, su reputación.

Los movimientos en el Gobierno de Trump en estas últimas semanas han sido interpretados por analistas a ambos lados del espectro político como un alejamiento del Partido Republicano. Tanto Sean Spicer como, sobre todo, Reince Priebus eran hombres de partido, mientras que ni Scaramucci ni John Kelly lo son. Habrá que esperar a ver quién sucede al director de comunicación para revaluar estos nombramientos.

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Todos contra Rivera: "Mentiroso, miserable, bodrio, populista..."
    2. Virulento ataque de Marhuenda al Rey: le ordena humillarse ante el separatismo e Iglesias
    3. Pilar Rahola, indignada por la traición de Tous al 'clan de la paella'
    4. La escatológica imagen que Mónica Naranjo dedica a sus detractores
    5. La número dos de la candidatura de Colau: "Yo soy independentista"
    0
    comentarios

    Servicios