Menú

Wolf Messing, el vidente judío que atemorizó a Hitler y Stalin

El polaco de origen judío también predijo el inicio y el desenlace de la Segunda Guerra Mundial.

Radoslav Yordanov
21
Wolf Messing fue vidente de Hitler y Stalin | Wikipedia

Wolf Grigorievich Messing es uno de los personajes más enigmáticos del siglo XX. Hipnotista, médium y adivino- así le describían sus contemporáneos, que fueron testigos en numerosas ocasiones de sus extraordinarias dotes. Dicen de él que sabía leer la mente de las personas, y que era capaz de hacer creer lo que quisiera a cualquier persona. Los mitos y leyendas en torno a su personalidad son innumerables.

Wolf Messing era un polaco de origen judío que nació en 1899 en la pequeña ciudad de Gura Galvaria, donde tuvo una infancia muy dura, caracterizada por la extrema pobreza y por los golpes y humillaciones que le propinaba su padre.

Dado por muerto

Por esta razón, a los 12 años de edad, el joven Messing escapó de su casa y se fue a Berlín a buscar trabajo. Allí, en 1912, tras varios meses en los que apenas encontraba algo para comer, Messing perdió la conciencia y los médicos berlinenses confirmaron su muerte, después de lo cual su cuerpo fue trasladado al depósito de cadáveres de un hospital local.

Allí fue donde comenzó la leyenda de los extraordinarios poderes de Messing. Un grupo de estudiantes de medicina quedaron pasmados al ver cómo un cadáver acababa de resucitar. Este milagro convirtió a Messing en un hombre muy popular, que en pocos años participó en numerosos actos en los que demostraba al público sus cualidades.

"Si va al Este, Alemania será derrotada"

Tras pasar varios años en América Latina, a principios de los 30, Messing empezó a actuar en varias ciudades alemanas, donde se ganó una enorme popularidad. El mismo Adolf Hitler, se interesaría por los poderes de Messing. Cuando en 1936 el führer le preguntó sobre el futuro de Alemania, el joven polaco no se atrevió a decirle todo lo que veía, limitándose a predecir que en tres años el Tercer Reich invadiría la mayor parte de Europa.

Fue durante un acto en Dresden en 1937, cuando Messing, a pesar de la presencia en el público del almirante Wilhelm Canaris, predijo que si Alemania atacaría el Este de Europa, acabará siendo aplastada. "Si ataca los países del Este, Alemania sufrirá una grave derrota. Veo cientos de miles de cadáveres de soldados alemanes." El almirante Canaris estuvo furioso, e informó inmediatamente a Joseph Goebbels de que se acababa de dar "una propaganda enemiga en nuestro propio territorio".

Así pues, el Tercer Reich llegó a anunciar un premio de 250.000 marcos por la persona que detuviera a Messing, que escapó a Varsovia, donde, en uno de sus actos, no sólo confirmó su predicción sobre el trágico destino del ejército nazi, sino que también aseguró que Hitler se suicidaría en la primavera de 1945.

De enemigo de Hitler a vidente de Stalin

Según se cuenta, Messing fue detenido por la Gestapo en la capital polaca, pero, gracias a sus poderes persuasivos, logró escapar hasta que fue detenido en territorios soviéticos por haber cruzado la frontera sin permiso.

El mismo jefe de la policía soviética y mano derecha de Stalin, Lavrenti Beria, quiso conocer al famoso Wolf Messing. Para comprobar sus dotes sobrenaturales, Beria le ordenó a Messing que saliera solo de la sede policial, donde se encontraba, y que volviera luego a su despacho. Pese a que en la sede había decenas de policías, Messing cumplió las órdenes del jefe comunista y volvió a su despacho. Ninguno de los policías recordaba haber visto al vidente polaco.

De esta manera, Messing también se haría muy popular en la URSS, y llegaría a ser el vidente personal de Stalin después de superar una sorprendente prueba: se supone que logró sacar 100.000 rublos del banco estatal utilizando como documento una hoja en blanco como justificante.

El dictador comunista valoraba mucho las habilidades, pero una predicción del polaco le enfurecería. En agosto de 1939, cuando la URSS acababa de firmar el Pacto de no agresión Ribbentrop-Molotov, Stalin preguntó a Messing sobre su alianza con la Alemania nazi. "Veo a tanques soviéticos en Berlín en unos años" le ha dicho el vidente.

En 1942, el polaco había predicho en un acto en Moscú que la URSS tardaría 3 años más en ganar la guerra contra los nazis. "Creedme, en mayo de 1945 celebraremos nuestra gran victoria." Su relación personal con Stalin se enfriaría en los años de la posguerra. Según una leyenda, en una ocasión, el dictador incluso llegó a amenazar de muerte al vidente, que le respondió: "No estoy preocupado, porque usted va a morir antes que yo".

Controversias

Wolf Messing murió en noviembre de 1974 en Moscú. Según varios testimonios de la época, a pesar de que fue operado con éxito de una enfermedad arterial femoral, el vidente dijo con tristeza que le quedaban dos días más de vida. Así, sorprendentemente, pese a su supuesta recuperación, Messing moriría justo dos días después de una insuficiencia renal.

En la actualidad hay muchas personas que ponen en duda gran parte de las historias que han forjado la leyenda de Messing. Uno de los principales argumentos de sus detractores es que no hoy en día no se encuentran suficientes pruebas y testigos que confirmen todos los detalles de estas historias.

No obstante, sus críticos no niegan sus habilidades especiales, sino que aseguran que éstas son exageradas, y que en algunas de las historias hay varios elementos de ficción.

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Cristina Pedroche, más allá de un vestido de fiesta
    2. Lo que esconden las firmas de Leonor y Sofía en la felicitación navideña
    3. 'Igor el Ruso' ingresa en la cárcel de Teruel
    4. Federico Jiménez Losantos: 'La ruina de Cataluña y la ruina de España'
    5. Carmena paraliza la construcción de 100.000 nuevos pisos para la clase media
    0
    comentarios

    Servicios