Menú

'The New York Times' recurre a la cerveza, la siesta y al fútbol para criticar a los españoles

El diario norteamericano critica la forma de vida de nuestro país en un extenso artículo en el que invita al gobierno a que adelante la hora.

Libertad Digital
96
Artículo de The New York Times

Este martes el diario norteamericano The New York Times carga contra España y critica su forma de vida en un extenso artículo en el que invita al gobierno a que cambie el horario de nuestro país.

Según su autor, el periodista Jim Yardley, "un horario más eficiente solo podría tener consecuencias positivas para el progreso". Para corroborar su hipótesis el periodista recurre a la utilización de varios tópicos, como el de la duración de la siesta.

El rotativo estadounidense afirma que "durante décadas, han sido muchos los españoles que se han tomado un largo descanso para la siesta del mediodía, algo que quedaría reducido con un sistema más eficiente". Una tradición que no está tan extendida en nuestro país como afirma este medio. No son muchos los trabajadores españoles que tienen la suerte de dar una cabezada después de comer.

La siesta y el fútbol

El artículo, titulado "España, el país de las cenas a las 10 P.M, preguntaos si no es hora de cambiar los horarios", no critica sólo la siesta, sino también la afición por el fútbol.

Comienza con la frase "con un cubo lleno de cervezas, Jorge Rodríguez y sus amigos se atrincheran en el Mesón Viña el miércoles por la noche para ver un partido de fútbol (...) Entonces, comienza el partido". Termina afirmando "esto no es algo inusual. Mientras en otros países la gente se prepara a esta hora para ir a la cama, en España la noche no comienza hasta las 22.00 horas".

Su autor se sorprende especialmente con lo que califica "cenas tardías" y con el horario televisivo en nuestro país. "El prime-time televisivo comienza a las 10 y no acaba hasta la 1.00".

Según Yardley, España está empeñada en "vivir con su propio reloj y sus ritmos de vida" que según el periodista carecen de sentido en un momento en que el país "trata de recuperarse de una grave crisis económica".

Testimonios

El periodista utiliza el testimonio de varios españoles para apoyar su teoría del cambio horario. Afirma que los trabajadores en España comienzan su jornada a primera hora de la mañana y la terminan bien entrada la noche. ¿Queremos cambiar esta situación? se pregunta Yardley. Para la española Paula del Pino "a los políticos les gustan las cosas tal y como están ahora".

Otra de las fuentes consultada por el periodista es Ignacio Buqueras, presidente de la Comisión Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles (Arhoe) que cuenta que "la medida de adelantar el reloj una hora debe ir acompañada de un cambio de hábitos como, por ejemplo, que se dejen de emitir programas televisivos de prime time después de las once de la noche. También se debe seguir el ejemplo de muchas empresas que han hecho esfuerzos por rentabilizar el tiempo y en las que los empleados salen antes, con lo que tienen mayores posibilidades para atender a sus hijos, sus mayores, o sus asuntos personales. El efecto motivador que produce en los empleados aumenta la productividad".

Temas

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Federico Jiménez Losantos: '¿Qué aplaudían?'
    2. Bronca entre un bosnio y un independentista en Twitter por los atentados en Cataluña
    3. El diestro Antonio Ferrera se niega a banderillear al pitarse en Bilbao la bandera de España
    4. El mosso que abatió a los cuatro islamistas de Cambrils es un exlegionario
    5. Antoni Puigverd, a los medios de Madrid: "¡No os reprimisteis ni cuando la sangre de los muertos era tibia!"
    0
    comentarios

    Servicios