Menú

La Embajada de EEUU en Moscú se apunta el mejor 'zasca' del año

Un periódico ruso se hace eco de una carta falsa del Departamento de Estado. Y le responden corrigiendo las faltas de ortografía.

Libertad Digital
11
Imágenes de la carta corregida por la Embajada de EEUU en Moscú

Una carta falsa llena de errores. Un diplomático con sentido del humor. Y un periódico que no confirma sus fuentes con el suficiente rigor. Con todos estos ingredientes, la Embajada de EEUU ha dado una de las mejores respuestas que se recuerdan en las redes sociales en este 2015. Un zasca, como se conoce en Twitter a estos comentarios, de campeonato. ¿El damnificado?: el diario ruso Izvestia.

La historia comienza el miércoles, cuando el citado periódico publicaba una información sobre Nikolai Alexeyev, un activista que lucha por los derechos de los homosexuales en Rusia. En la información, se citaba una carta entre Alexeyev y el Departamento de Estado norteamericano, en la que supuestamente éste felicitaba al ruso por la organización de una manifestación en contra de la intervención rusa en Ucrania.

Aparentemente, era la demostración perfecta de las conexiones entre EEUU (el gran enemigo de la administración Putin) y los activistas pro-derechos humanos en Rusia, y la demostración de que las relaciones entre uno y otro no sólo se ciñen a la situación de los gays, sino que van más allá, con implicaciones para la política exterior rusa.

El problema es que la carta es falsa. Y la mejor prueba es que está llena de errores gramaticales y ortográficos que no es fácil que se le escapen a un diplomático norteamericano. No son grandes fallos. De hecho, para alguien que no tenga el inglés como lengua materna pueden pasar inadvertidos. Lo más importante es el (mal)uso del artículo "the" (el/la/los/las): una cuestión menor para comprender una frase pero que puede delatar al redactor del documento. Es como cuando un extranjero mezcla los verbos ser y estar al hablar en castellano, se entiende lo que dice pero sirve para saber que no estamos ante alguien que tenga nuestra lengua materna.

Pues algo así es lo que le ha ocurrido al escritor de la carta falsa y al periódico Izvestia. Pero lo más relevante de la historia no es esto, sino la contestación de la Embajada Americana en Moscú. Lo normal en estos casos es hacer algún tipo de comunicación oficial: por ejemplo, mandar una carta al director reclamando una rectificación. Pues no. Los diplomáticos norteamericanos, quizás hartos de la difusión de este tipo de noticias falsas por parte de la prensa rusa, han tomado otro camino, el de la ironía. Y lo han hecho muy bien.

La respuesta ha sido colgar en su cuenta oficial de Twitter la siguiente imagen, con la carta llena de correcciones marcadas en rojo, como un profesor hubiera hecho con su alumno. Y un pie aún más irónico: "Querido Izvestia. La próxima vez que uséis cartas falsas, enviádnoslas antes a nosotros, estaremos encantados de ayudaros a corregir los errores".

En la corrección hay algunos detalles memorables. Quizás el más divertido esté en la firma. El supuesto contacto norteamericano del activista ruso firma con su nombre y añade lo que parece la dirección de correo Gmail del responsable de estas cuestiones en Moscú (lo lógico habría sido poner una cuenta oficial de la embajada o el departamento de Estado). El corrector de la misiva ha rodeado con un círculo rojo la supuesta cuenta de correo y se pregunta con ironía: "¿De verdad? ¿Gmail?"... ¡¡Zasca!!.

Temas

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La aerolínea Norwegian deja en ridículo a Puigdemont: "Es una manipulación de manual"
    2. Pilar Eyre desvela la verdadera edad de Ana Obregón
    3. Pedro Sánchez anuncia que purgará a los barones de su Ejecutiva
    4. Karlos Arguiñano: "He tenido amigos de ETA"
    5. Primeras imágenes de la salida del hospital de María Teresa Campos
    0
    comentarios

    Servicios