Latinoamérica
Noticias y opinión en la red
Piden "negociar" su legalización

Las FARC ponen a la marihuana y la coca en la mesa de diálogo

Por si el diálogo de paz gobierno-FARC no fuera complicado, los terroristas quieren ahora la legalización de la marihuana, amapola y hoja de coca.

El terrorista "Iván Márquez" lee su comunicado en La Habana. | EFE
Relacionado
Publicidad
MHH / Iberoamérica / Agencias

En un documento titulado "Ocho propuestas mínimas para el ordenamiento social y ambiental", los terroristas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) proponen contemplar en la mesa de negociaciones de los diálogos de paz de La Habana, legalizar algunos cultivos de marihuana, amapola y hoja de coca, además de suspender las concesiones para la exploración y la extracción petrolera y minera.

En un comunicado leído por el número dos de las FARC, Luciano Marín Arango, alias Iván Márquez, piden "cesar la política de criminalización y persecución" a las comunidades dedicadas a esa actividad y "suspender las aspersiones aéreas y otras formas de erradicación que están generando impactos negativos socioambientales y económicos". El documento agrega que "hay que (...) considerar planos de legalización de algunos cultivos de marihuana, amapola y hoja de coca con fines terapéuticos y medicinales, de uso industrial, o por razones culturales".

En otro punto, las FARC reclaman "poner freno a la expansión desordenada y anárquica de las economías minero-energéticas y extractivistas" y exigen "suspender el otorgamiento de títulos mineros y de concesiones para la exploración y la extracción petrolera" y también derogar la resolución que declara como "áreas estratégicas para la gran minería una importante parte de la región amazónica y un alto porcentaje de zonas de tradición y vocación agrícola".

Estas negociaciones de paz siguen en medio de muchas voces que critican que los terroristas se sienten en la mesa de negociación mientras ordena que sus miembros ataquen en diferentes zonas de Colombia, como ha ocurrido en los últimos días. Para muchos, se trata apenas de una puesta en escena para "ganar tiempo" y rearmarse. Estas críticas también se han dirigido para el Gobierno de Juan Manuel Santos.

Más seguridad por atentados y asesinatos

Mientras esto sucede en Cuba con el "proceso de paz", con declaraciones supuestamente a favor del medio ambiente, en Colombia la situación empeora sobre todo ante el aumento de la actividad terrorista de las FARC. Por eso, el director de la Policía colombiana, general José Roberto León Riaño, ordenó reforzar las medidas de seguridad en torno a las instalaciones policiales, después de que sólo en enero, los ataques dejaran catorce agentes asesinados.

En declaraciones al diario El Espectador, el mando policial señaló que se han tomado "medidas preventivas" y realizado "alertas en materia de inteligencia, además de redoblar las medidas de seguridad personal y de las instalaciones. Además, según León, se han reforzado las labores de investigación criminal con el propósito de lograr la plena identificación de los responsables de estos hechos y llevar a cabo "investigaciones penales para que estos asesinatos no queden impunes".

Lo más popular