Menú

Las fuertes lluvias en Perú dejan ya 75 muertos y más de 600.000 afectados

El último balance oficial eleva a 75 los muertos por la temporada de lluvias en Perú, agravada en los últimos días por las fuertes precipitaciones.

LD (Agencias)
0
El agua arrasa la zona de Carapongo al este de la ciudad de Lima. | EFE

El Sistema de Información Nacional para la Prevención y Atención de Desastres (SINPAD) da cuenta de 75 fallecidos y 20 desaparecidos desde que en diciembre comenzó la temporada de lluvias en Perú. Además, informa de 99.475 damnificados, 626.298 afectados y 263 heridos. El balance incluye 10.538 viviendas hundidas, 12.123 viviendas inhabitables y 134.125 afectadas en menor medida.

La mayor parte de las víctimas se concentra en las regiones septentrionales de Piura, Lambayeque, La Libertad y Áncash, con un total de 25 muertos, 111 heridos, 8 desaparecidos, 81.000 damnificados y unas 8.200 casas destruidas. En Trujillo, capital de La Libertad, más de la mitad de la población lleva dos días sin suministro de agua potable por la rotura del principal canal que abastece a la ciudad, por lo que el Gobierno se encarga del reparto.

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) anunció en su último pronóstico que las precipitaciones se intensificarán la próxima semana, en especial en las regiones de la costa norte de Perú, precisamente las más golpeadas por el temporal en los últimos días. Las previsiones prevén lluvias intensas y tormentas eléctricas desde hoy y hasta el jueves próximo en las regiones de Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad, donde en conjunto hay unos 64.000 damnificados y alrededor de 360.000 afectados.

También se anuncian lluvias que pueden ser especialmente intensas entre el martes y el jueves en las cuencas medias de las regiones de Áncash, Lima e Ica, donde se registra en conjunto unos 26.000 damnificados y unos 136.000 afectados. En esas zonas de la costa central de Perú pueden caer hasta 30 litros por metro cuadrado al día, suficiente para que se repitan aluviones y corrimientos de tierra como los de esta semana. Ante estos pronósticos, el Ministerio de Educación canceló las clases en los colegios de Lima hasta al menos el próximo miércoles, si es que para entonces la ciudad recupera la normalidad.

Sin esperar a las nuevas lluvias que se avecinan, el Gobierno peruano, cuyos ministros están repartidos por las distintas zonas de emergencia, se afana por repartir los primeros cargamentos de ayuda humanitaria entre los más afectados, mientras las víctimas y los daños siguen aumentando y ya hay 12.000 casas destruidas.

En la noche del sábado el puente Virú se desplomó por la crecida del río del mismo nombre cuando varios vehículos se encontraban sobre él, lo que ha provocado cuatro desaparecidos, entre ellos un menor. El puente, de unos 120 metros de longitud, estaba cerca de Trujillo, capital de la región La Libertad, y es una de las seis estructuras similares que han colapsado a lo largo de la carretera Panamericana Norte, la vía que atraviesa las regiones más afectadas, y cuyos daños impiden enviar ayuda por medios terrestres.

En Lima hay distritos que llevan cerca de tres días sin suministro de agua, ya que la caída de aludes de lodo sobre el río de Rímac, principal fuente de abastecimiento para la capital, impide el procesamiento y potabilización del agua.

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. El escalofriante relato de una medallista olímpica que fue objeto de abusos sexuales
    2. 'The Guardian' lamenta haberse tragado las mentiras sobre la violencia el 1-O
    3. El Ayuntamiento de Barcelona reclama al Gobierno que le pague por la actuación policial del 1-O
    4. Despiden a 'la Jefa': ¿guerra interna en la Selección?
    5. Una concursante de 'Gran Hermano' protagoniza un escándalo sexual en Argentina
    0
    comentarios

    Servicios