Oriente Medio
Noticias y opinión en la red
Exaltación terrorista en Gaza

Hamás reclama el terror y las armas contra Israel, "no la negociación"

Un cohete M-75 y niños con ametralladoras flanqueaban al líder de los terroristas de Hamás que proclamó la "guerra santa" contra Israel.

Escenografía escogida por el líder de los terroristas de Hamás en Gaza | EFE
LD/Agencias

Considerado grupo terrorista por EEUU y la UE, Hamás celebró este fin de semana en Gaza su 25º aniversario con la visita pro primera vez al territorio de Jaled Meshal, quien prometió que va a "liberar Palestina" no cediendo "ni un milímetro desde el río Jordán hasta el Mediterráneo". Recupera así la vieja proclama de los terroristas islámicos de empujar a los judíos hasta al mar y acabar con ellos.

La puesta en escena no dejaba lugar a dudas. En un altar coronado por una enorme reproducción de un cohete M-75 –el cohete con el que los terroristas de Hamás han aterrorizado al estado de Israel este mes de noviembre-, Mashal dijo que "Palestina" –refiriéndose al Estado de Israel- "desde el norte hasta el sur son nuestras tierras y nuestros derechos y nuestra patria y nunca haremos ninguna concesión de un milímetro de sus tierras" porque "Palestina ha sido y es árabe e islámica". ¿Cómo piensa mantener esa exclamación? "Si la comunidad internacional tiene otra opción para liberar nuestra tierra, que lo diga. Yo le digo al mundo que hemos intentado durante 64 años y el mundo no ha hecho nada por los palestinos, por eso creo que el único recurso es la resistencia armada", declaró, después de "bendecir las manos" de los milicianos que "golpearon Tel Aviv con cohetes" en el último enfrentamiento.

En un acto que bien parecía un aquelarre terrorista, con niños ataviados con pasamontañas y ametralladoras, Meshal también prometió a los miles presentes la toma de "Jerusalén" a la que Israel, decía, "no tiene derecho".

Habló del que dicen es el derecho al retorno "a Gaza, Cisjordania y a todos los territorios ocupados en 1948 (hoy Israel)" de los refugiados. Una figura habitual en los discursos de este grupo terrorista: "Es el principio de ese derecho de retorno", que es "sagrado".

Defendió la inclusión de Hamás en la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), para que todas las facciones luchen juntas por el establecimiento definitivo de un estado, que "será fruto de la resistencia y no de las negociaciones". En cualquier caso, no dejó de decir que daba su apoyo a la celebración de elecciones generales y legislativas y afirmó que Hamás "apoya la democracia".

Las festividades por el 25º aniversario del movimiento islamista Hamás, que se han hecho coincidir con los 25 años del comienzo de lo que llaman "la Primera Intifada", contaron con la participación de miembros de todas las facciones palestinas, incluida Al Fatah, en lo que podría suponer un avance hacia una reconciliación real entre los dos principales partidos palestinos.

Según Hamás, 500.000 personas acudieron al evento festivo, más de 2.500 de ellas como parte de delegaciones procedentes de más de una decena de países islámicos y árabes.

Meshal dijo que "Palestina es nuestra y no de otros, por lo que nunca reconoceremos la legitimidad de la ocupación en nuestra tierra y la presencia ilegal de esta ocupación en Palestina. Antes o después, la tierra de Palestina será nuestra y nunca será de los sionistas", sentenció.

El líder islamista, que llegó ayer a Gaza en su primer viaje a la franja gracias a la tregua pactada con Israel tras el último enfrentamiento bélico, afirmó que el enclave palestino "ha sido liberado gracias los sacrificios del pueblo de Gaza", al que felicitó por ello.

Meshal inició su discurso con un recuerdo hacia los palestinos presos en las cárceles israelíes, a quienes aseguró que "igual que se ha logrado liberar y sacar de la cárcel a cientos (en los canjes de prisioneros con Israel)", Hamás logrará "liberar a todos los prisioneros".

Unidad entre palestinos

El líder de la organización terrorista apostó por la unidad de las distintas facciones palestinas para luchar contra la ocupación israelí y tendió la mano a su rival, el partido Al Fatah, encabezado por el presidente Mahmud Abás, que gobierna en Cisjordania, para avanzar juntos hacia la reconciliación.

"Es hora de pasar la página de la división y abrir una nueva página de unidad palestina. Hamás no tiene interés en seguir con la división interna, que consideramos un desastre. Nuestro objetivo es la reconciliación. Invitamos a Abás y a la Autoridad Nacional Palestina (ANP) a acabar de verdad con la división", dijo.

Anunció que pronto llegará una propuesta de Egipto para llevar a cabo la reconciliación y alabó el avance diplomático logrado recientemente por Abás en Naciones Unidas. El cambio de estatus en la ONU de Palestina al de estado observador no miembro "es un paso pequeño pero importante en el camino para ganar los derechos del pueblo palestino", aseguró.

Meshal responsabilizó a todo el mundo árabe e islámico del avance de la causa palestina, pidió su apoyo a la misma y reivindicó "la Yihad (guerra santa) y la resistencia armada" como único camino para recuperar los derechos perdidos.

Lo más popular