Oriente Medio
Noticias y opinión en la red
En represalia por el cambio de estatus

Margallo: "Es un enorme error que Israel le retire los fondos a Palestina"

El ministro ha trasladado a su homólogo palestino la disposición de España de apoyar "a ambos países" en las negociaciones de paz

"España dará su apoyo a eso que decía Arafat de 'ir con una rama de olivo para buscar la paz'". El ministro de Asuntos Exteriores ha citado al histórico líder palestino para escenificar el clima de buen entendimiento en el que se ha desarrollado la reunión con su homólogo, Riad el Malki, este martes en Madrid. El encuentro se ha celebrado en el marco de la visita oficial del presidente Mahmud Abbás a nuestro país, con objeto de agradecer el apoyo de España al ingreso del país en las Naciones Unidas como observador.

La decisión, que causó profundo malestar en Israel, ha sido defendida por García-Margallo como una opción coherente con la política exterior española "que es previsible y lineal, y defiende la solución de los dos Estados", señaló. El titular de la diplomacia española reiteró que nuestro país está dispuesto a "ejercer toda su influencia" en que "la paz llegue cuanto antes" a Oriente Próximo por la vía de la negociación, en conexión con el Quinteto para lograr "un Israel seguro y una Palestina viable".

Aunque Margallo puso de manifiesto la intención de "ayudar los dos países", las exigencias fueron dirigidas hacia el bando israelí. El ministro calificó de "asfixia económica" la decisión del estado hebreo de interrumpir la entrega de la recaudación de impuestos a Palestina, en represalia por el cambio de estatus en la ONU. "Es un enorme error que el Gobierno de Israel retire los fondos a los que la ANP tiene derecho", recalcó.

El Maliki explicó las "enormes dificultades" en las que deja a Palestina la retirada de estos fondos, que recauda en su nombre. "Eso es dinero palestino, y si Israel congela las transferencias, no podremos pagar los salarios", aseveró. El ministro de la ANP aventuró que esto podría tratarse de "un crimen según la ley internacional, porque es nuestro dinero y han decidido quedárselo". Además de expresar el apoyo español a este respecto, García-Margallo también renovó el compromiso de España de seguir apoyando económicamente al país, a pesar de las "reducciones presupuestarias". 

El ministro se mostró muy crítico con los nuevos asentamientos iniciados por Israel en Cisjordania, que en su opinión, "dificultan" el seguimiento de la "hoja de ruta" para retomar las negociaciones. "Lo hemos condenado unilateralmente y también en el seno de la Unión Europea", dijo Margallo, recordando la llamada al embajador israelí hace escasas semanas. 

Compromiso palestino

Por otro lado, José Manuel García-Margallo anunció que la Autoridad Nacional Palestina "no se va a precipitar a ir a la Corte Penal Internacional" dado que coinciden con España en que "la vía de la judicialización y la pacificación del conflicto no son compatibles", abordando uno de los asuntos más espinosos del cambio de estatus. 

El ministro se mostró confiado en que Palestina cumplirá su promesa, que más tarde reiteró el propio Maliki: "Vamos a esperar a que Israel tenga nuevo Gobierno tras las elecciones, y mientras tanto no vamos a tomar decisiones precipitadas, ni a acudir al CPI, ni tampoco intentar ser miembros de otra agencia internacional", indicó.
 
El Maliki ha expresado su convencimiento de que "2013 será el año de la paz", dado que esperan retomar las conversaciones de paz con Israel dentro de la hoja de ruta marcada por el Cuarteto. Aunque en la retórica su tono ha sido conciliador, sobre el terreno la perspectiva no es tan optimista. El ministro de Exteriores de la ANP ha negado que se ponga "ninguna" condición a Israel para sentarse a negociar, aunque ha reconocido que Palestina no lo hará si el Estado hebreo sigue adelante con los asentamientos y la política de interrupción de impuestos. "Confiamos en que la Comunidad Internacional les disuada", expresó, confiando en que el futuro gobierno israelí cumpla con sus exigencias. "Si van a seguir con el plan actual, va a ser muy difícil", reconoció. 

Lo más popular