Menú

Las amenazas islamistas a las mujeres: velo o violación

La situación en Egipto está cada vez más deteriorada y los islamistas lo están aprovechando para intentar imponer la sharia.

114
El predicador islamista Hisham el Ashry

Egipto vive una situación de inestabilidad y de incertidumbre. La llamada primavera árabe y la llegada de los Hermanos Musulmanes al poder ha ido poco a poco islamizando la vida pública. El último ejemplo ha sido la polémica constitución aprobada poco antes de concluir 2012 y que tiene como base elementos de la sharia. Las minorías y los partidos seculares consideran que Egipto va camino de ser un "califato islámico".

Un ejemplo más de lo que allí se está viviendo es la repercusión que tuvo el predicador islamista, Hisham el-Ashry, que en horario de máxima audiencia televisiva dejó muy claro cuál es el espejo en el que se miran: Egipto debe ser Arabia Saudí.

Tal y como recoge Reuters, Ashry explicó cómo debería ser el futuro egipcio y lo que les espera a los no islamistas. "Una vez me preguntaron: ¿si llegara al poder, dejaría que las mujeres cristianas siguieran yendo sin velo? Y yo les conteste: si quieren ser violadas en la calle, entonces pueden".

El espejo de Arabia Saudí

Con esta nada velada advertencia, este popular predicador pidió una Policía anti-vicio idéntica a la que existe en Arabia Saudí. "No sería algo malo", afirmó para añadir que "para que Egipto sea plenamente islámico el alcohol debe ser prohibido y todas las mujeres deben ir cubiertas".

Estas nuevas políticas están causando temor en cristianos y moderados musulmanes. Critican que a pesar de la crisis económica y de la subida de precios de los alimentos el Gobierno se esté dejando influenciar por el islamismo, cuyo principal objetivo es imponer sus criterios al conjunto de la sociedad.

El islam oficial se ha intentado desmarcar de las declaraciones de este predicador. El Gran Mufti aseguró que pretenden "desestabilizar aún más lo que ya es una situación tensa". Además, añadió que existen otros organismos para imponer los valores islámicos pero que esto "no requiere de ningún tipo de invasión policial".

Por su parte, los Hermanos Musulmanes del presidente Mursi ha intentado pasar de refilón ante esta enorme polémica. "La promoción de la virtud y prevención del vicio es de la competencia de las autoridades y no de los individuos o grupos", se limitó a decir el portavoz de este grupo.

El Cairo, capital del acoso sexual

La gran cantidad de casos de acoso sexual en El Cairo ha provocado que se considere a esta ciudad como la capital árabe del acoso, tal y como la consideran las mujeres extranjeras que han vivido en distintos países árabes.

Esta consideración viene avalada por datos. Según un estudio publicado en 2010 por el Centro Egipcio por los Derechos de las Mujeres (CEDM) y el UNFPA, dependiente de la ONU, casi la mitad de las egipcias declara sufrir acoso sexual de manera diaria mientras que un 83% lo ha experimentado alguna vez en su vida. Este porcentaje aumenta hasta el 98% en el caso de las mujeres extranjeras que viven en la capital de Egipto, tal y como informa El País.

Una de las investigadoras que realizó este estudio, Rasha Hassan, afirmó que "el acoso cuenta con un alto grado de aceptación social, y por lo tanto, de impunidad. Para muchos, es una especie de demostración de hombría".

Además, añade que "ante una situación de acoso la mayoría de las mujeres opta por un silencio incómodo. Pero aquellas que alzan la voz, y reprueban al agresor su conducta, raramente encuentran el apoyo de sus conciudadanos. Tampoco cabe esperar mayor comprensión por parte de la policía, pues los informes señalan a los agentes como uno de los colectivos más propensos al acoso, junto a estudiantes o taxistas".

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Jordi Cuixart: "El objetivo era protestar, no impedir los registros"
    2. Los muertos podrían seguir conscientes durante horas
    3. El 'Girautazo': antológico repaso del portavoz de Cs a CiU sobre Tarradellas en La Sexta
    4. Iglesias se ve forzado a escribir una carta a sus militantes para explicar su posición sobre Cataluña
    5. Crece el temor a un "enfrentamiento civil" y ya se habla del Ejército
    0
    comentarios

    Servicios