Internet
Noticias y opinión en la red
Investigación patrocinada por AMD

Logran mejorar el rendimiento de los procesadores un 20% cambiando su diseño

Mediante una nueva división de las tareas del microprocesador entre núcleos gráficos y tradicionales.

Procesador AMD Fusion

Cada vez resulta más difícil para fabricantes como Intel o AMD que el cumplimiento de la ley de Moore, que predice una duplicación cada dos años en el número de transistores de un circuito integrado, se traduzca en una mejora sustancial del rendimiento de los microprocesadores de nuestros ordenadores. De ahí que hayan escogido, primero, la vía de multiplicar el número de núcleos por cada procesador y, segundo, unir en un solo chip núcleos con las funciones del microprocesador tradicional, o CPU, con núcleos que ejecutan las de los procesadores gráficos o GPU.

Los procesadores gráficos, fabricados sobre todo para el mercado de consumo por AMD-ATI y Nvidia, están especializados en realizar un gran número de cálculos matemáticos complejos para poder representar escenas tridimensionales realistas en pantalla. Las CPU tradicionales, sin embargo, hacen una mejor labor en otras tareas, como ordenar las instrucciones para ejecutarlas más rápido o gestionar el movimiento de datos entre ellos y la memoria. Pero en los microprocesadores de AMD e Intel que incluyen tanto CPU como GPU, llamados APU (Accelerated Processing Unit, o Unidad de Procesamiento Acelerado), ambos tipos de núcleos son básicamente independientes.

Un grupo de investigadores de la Universidad estatal de Carolina del Norte, patrocinados por AMD, se ha propuesto demostrar que dicha separación es un error. De modo que han diseñado, basándose en un AMD Fusion, un nuevo microprocesador en el que cada tipo de núcleo se encarga de la tarea que mejor se le da. El resultado, en un simulador, sería de un aumento de rendimiento de un 21,4%, informa ExtremeTech.

Dado que en la carrera por tener en el mercado los microprocesadores con una mejor tecnología de impresión Intel lleva tiempo ganando –en concreto este año tendrá chips fabricados a 22 nanómetros frente a los AMD de 32 nm–, los de Sunnyvale han apostado por aprovechar la compra de ATI y su superioridad en los procesadores gráficos para intentar presentar batalla, especialmente en los ordenadores portátiles. Si AMD lograra implementar estas mejoras en una nueva microarquitectura en un año o dos, les permitiría reducir la distancia con Intel con microprocesadores que serían aún más baratos que los actuales.

Acceda a los 2 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular