Menú

La máquina derrota al hombre

Watson triunfó en su duelo contra el cerebro humano en el concurso Jeopardy!, ganando 77.147 dólares frente a los 24.000 y 21.600 de sus contrincantes.

0
El superordenador Watson. | IBM

Los ordenadores empezaron superándonos al hacer cálculos matemáticos, siguieron sustituyéndonos en las más variadas ocupaciones, llegaron a vencer a maestros del ajedrez y ahora ya pueden ganarnos en concursos televisivos. Curiosamente, este ha sido el reto más difícil al que se ha tenido que enfrentar la inteligencia artificial.

El superordenador Watson de IBM ha ganado el concurso de preguntas y respuestas Jeopardy! embolsándose el premio de un millón de dólares, que no compensa los costes de su desarrollo. Se enfrentó a dos de los mejores concursantes que han pasado por el programa y obtuvo 77.147 dólares frente a los 24.000 de Ken Jennings y los 21.600 de Brad Rutter.

Jennings, en el momento de contestar correctamente a la última pregunta del concurso, añadió que "por mi parte doy la bienvenida a nuestros nuevos amos computerizados", en referencia a una frase de la novela de Douglas Adams Guía del autoestopista galáctico. Debía su fama a haber ganado 74 juegos de forma consecutiva en el programa.

La transmisión del duelo comenzó el lunes con un empate entre Watson y uno de los concursantes humanos, Rutter, con 5.000 dólares cada uno. Pero las esperanzas de que el hombre ganara la batalla contra la máquina se nublaron el martes, cuando Watson fulminó a sus adversarios con un total de 35.734 dólares, mientras que Jennings y Rutter se conformaban con 4.800 y 10.400, respectivamente.

Aunque se ha emitido esta semana, el concurso fue grabado en enero.

Para IBM, aparte del golpe publicitario, la victoria de Watson es otro paso hacia el desarrollo de máquinas inteligentes capaces de entender y responder a los humanos, o con suerte, reemplazarlos. De hecho, ya se están investigando usos futuros de las tecnologías involucradas en las operaciones de Watson, que podrían tener impacto en las áreas de la medicina, leyes, e ingeniería, entre otros campos.

Watson está compuesto por 90 servidores alojados en un centro de investigación en Nueva York. Naturalmente, como buen elemento publicitario que es para IBM, ha sido vestido para la ocasión, alojando las máquinas que lo forman en unos armarios o racks de colores azul y negro adecuadamente iluminados. Hay que recordar que desde hace muchos años, el gigante azul se ha preocupado por el diseño de sus máquinas de demostración, desde que el Harvard Mark I fuera embellecido por Norman Bel Geddes, dándole un atractivo aspecto de acero inoxidable y cristal que cautivó a la prensa.

El reto, aunque no lo parezca, es mucho más complicado que la victoria de Deep Blue sobre Kasparov en 1997. El ajedrez tiene una lógica precisa, que se puede expresar perfectamente en términos matemáticos. No es lo mismo que lograr que una máquina entienda el lenguaje natural e interprete dobles sentidos y juegos de palabras. De hecho, ese es el gran obstáculo que se han encontrado los investigadores para lograr una máquina que supere el test de Turing, propuesto por el genio británico en 1951 para dictaminar cuándo un ordenador se convierte en un ser inteligente. Para el inglés, no había diferencia real entre ser inteligente y parecerlo, de modo que si poníamos a una persona a conversar a través de un terminal con otra persona y un ordenador, éste sería considerado inteligente si no había manera de saber quién era quién.

En Tecnociencia

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Aparecen pasos de cebra pintados con la estelada
    2. Pura Sotillo, la tutora de Felipe VI que sufrió las exigencias de doña Letizia
    3. Évole se ensaña con Puigdemont
    4. 'Gran Hermano Revolution': Las claves del desastre
    5. El biógrafo de Zapatero pide que la Generalidad "tome también rehenes"
    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios