Internet
Noticias y opinión en la red
SEGÚN UNA ENCUESTA DE KELKOO

Los británicos faltan al trabajo día y medio al año por esperar sus compras online

Lo bueno que tienen las compras online es que Mahoma no va a la montaña, sino al revés. Lamentablemente, los paquetes con los esperados productos adquiridos en la red en ocasiones se retrasan días, llegan algunas horas tarde o se pierden por el camino, lo que hace que los compradores esperen en vano y lleguen a ausentarse del trabajo por este motivo.

LD (Otr/press) Las demoras en la entrega de artículos comprados por Internet suponen una pérdida de 1,6 días de ausencia laboral para las empresas de Reino Unido, según una encuesta, lo que representa un coste hasta 2.030 millones de euros (1.600 millones de libras).

A las compras online se les conocía un gran y predominante problema: el miedo a la falta de seguridad por parte de los internautas. Sin embargo, los compradores de la Red tienen otros quebraderos de cabeza que les echan para atrás. Los internautas sufren varios tipos de frustraciones entre las sobresalen la ausencia de productos en el stock (18 por ciento) y la falta de un comercial que apoye la venta online (16 por ciento).

Según una encuesta realizada entre 14.000 personas por el buscador de comercio electrónico Kelkoo recogida por Otr/press, los usuarios también se quejan de la falta de claridad sobre el precio total de la compra (16 por ciento), las malas condiciones en las que en ocasiones llegan los mismos (16 por ciento), así como el retraso en el envío de los productos adquiridos (10 por ciento).

Precisamente, un 81 por ciento de los internautas británicos asegura haber esperado en vano la entrega de artículos adquiridos online, mientras que hasta un 60 por ciento ha reconocido haber recibido un producto equivocado o en malas condiciones.

Excusas ante la empresa

En cualquier caso, la espera de la entrega supone a menudo la necesidad de pedir permiso en la oficina. En total, los británicos pierden una media de 1,6 días al año de trabajo por este motivo, lo que supone unas pérdidas de 2.030 millones de euros (1.600 millones de libras). Según los datos obtenidos de este estudio, tan sólo un 41 por ciento de las mujeres y un 35 por ciento de los hombres dicen la verdad para ausentarse del trabajo y esperar su compra online.

En el caso de no revelar las verdaderas causas, los hombres y las mujeres se comportan de manera diferente a la hora de dar excusas sobre su ausencia en el trabajo. Las mujeres tienden a escudarse en problemas personales, citas con el médico u enfermedades, mientras que los hombres suelen solicitar trabajar desde el hogar en lugar de acudir al puesto de trabajo para suplir su ausencia.

El director general de Kelkoo para España e Italia, Pierpaolo Zollo, consideró que ahora que el comercio online está más extendido "la gente, cada vez más, quiere ser capaz de seleccionar la fecha y la hora exactas de las entregas para no tener que faltar al trabajo y tener que perder un día de vacaciones". "En los tiempos tan delicados para la economía doméstica y de la empresa que estamos atravesando y con el auge de comercio electrónico es especialmente relevante mirar con lupa los términos y condiciones de la entrega para ahorrar en tiempo y dinero", concluyó.

Lo más popular