Internet
Noticias y opinión en la red
Pueden usarse para tratar el dolor

Los videojuegos violentos no son malos para los niños

Los videojuegos violentos pueden aumentar la agresividad y hostilidad en algunos jugadores, pero también pueden causar beneficios al mejorar sus capacidades visuales y espaciales, y sus habilidades para crear redes sociales, según la revista de la Asociación de Psicólogos de EEUU.

Reuters/EP

Los videojuegos violentos pueden aumentar la agresividad y hostilidad en algunos jugadores, pero también pueden causar beneficios al mejorar sus capacidades visuales y espaciales, y sus habilidades para crear redes sociales, dijeron científicos.

En un número especial de la revista Review of General Psychology, publicada por la Asociación Estadounidense de Psicología, varios investigadores dijeron que los juegos pueden contribuir a controlar la diabetes y el dolor, y actuar como herramientas para complementar la psicoterapia.

"Los videojuegos violentos pueden ser como la mantequilla de cacahuete", dijo Christopher J. Ferguson, de la Texas A&M International University. "Son inofensivos para la gran mayoría de los chicos, pero dañinos para una pequeña minoría con problemas de personalidad o de salud mental anteriores", agregó.

Ferguson afirmó que los estudios demostraron que los videojuegos violentos no engendraron una generación de jóvenes con problemas. "Las investigaciones recientes han mostrado que desde que los videojuegos se volvieron más populares, los niños en Estados Unidos y Europa tienen menos problemas de comportamiento, son menos violentos y logran mejores resultados en los exámenes estandarizados", explicó el editor invitado de la revista.

La personalidad, determinante

Patrick Markey, de la Villanova University en Pensilvania, halló en un estudio realizado entre 118 adolescentes que ciertos rasgos de la personalidad pueden predecir qué niños se verán influidos negativamente por los videojuegos. Si alguien se molesta fácilmente, es depresivo, sensible, o se muestra indiferente a los sentimientos de otras personas, rompe las normas y no cumple las promesas, puede tener más posibilidades de mostrarse hostil tras jugar un videojuego violento.

"Estos resultados muestran que es la combinación simultánea de estos rasgos de la personalidad la que puede producir una señal mucho más poderosa de los videojuegos violentos", dijo Markey. "Los que se ven afectados negativamente tienen disposiciones previas que les hacen susceptibles a estos medios violentos", agregó.

Pero en un ángulo más positivo, Pamela Kato, del Centro Médico Universitario de Utrecht, en Holanda, mostró en su investigación que los juegos elaborados con un objetivo concreto pueden ayudar a prevenir ataques de asma, aliviar la gestión del dolor y el tratamiento de la diabetes.

T. Atilla Ceranoglu, del Hospital General de Massachusetts, en Boston, descubrió que los videojuegos pueden ser utilizados también en la evaluación psicológica de niños y adolescentes.

Lo más popular