Internet
Noticias y opinión en la red

Retiran un videojuego británico por mostrar la foto real del secuestro de un niño asesinado

Coincidiendo con la prohibición por parte de las autoridades británicas de la comercialización del juego Manhut2, la compañía Legacy Interactive ha retirado voluntariamente del mercado su título Law and Order: Double or Nothing. El motivo han sido las protestas de la madre del niño James Bulger, de 2 años, la imagen real de cuyo secuestro se mostraba en dicho videojuego.

0
comentarios
L D (EFE) Según Denise Fergus, madre del pequeño, la imagen fotográfica del videojuego pertenece a la grabación de 1993 de una cámara de seguridad de un centro comercial de Bootle (noroeste de Inglaterra), y en ella se observa cómo otros dos niños, Robert Thompson y Jon Venables, ambos de diez años, se llevan de la mano a James Bulger.
 
Después de aquellas imágenes grabadas por las cámaras de seguridad del centro comercial, que fueron utilizadas por la policía en la investigación del caso, Thompson y Venables, llevaron a Bulger a una apartada vía del tren, donde lo torturaron, mataron y abandonaron su cadáver, recuerda The Times.
 
La madre, que se ha enterado de la existencia de esa imagen cuatro años después de la comercialización del videojuego, denuncia que Law and Order: Double or Nothing (Ley y orden: doble o nada) deshumaniza la memoria de su hijo y trata la imagen del pequeño como si fuera de propiedad pública. La compañía responsable del videojuego, Legacy Interactive, ya se ha disculpado por el malestar causado a la madre del niño asesinado y ha prometido que retirará de las próximas copias que fabrique del juego la polémica fotografía, que aparece sobre un panel de una de sus escenas.
 
"Es como si se deshumanizara a James y su muerte se convirtiera en una especie de mito o leyenda", ha explicado Chris Johnson, portavoz de Fergus, en declaraciones a BBC Radio. "Para ella (la madre) es muy real y con ello revive cada día las sensaciones que experimentó entonces", añadió. El caso de la desaparición del pequeño Bulger, que tuvo en su día una gran repercusión mediática, se resolvió con la detención de los dos responsables, a los que se condenó a 8 años en un centro especial de menores, tras lo cual que fueron puestos en libertad con nuevas identidades.
 

En Tecnociencia