Internacional
Noticias y opinión en la red
corrupción y malversación

Detenidos Mubarak y sus hijos

El ex presidente de Egipto está bajo arresto en un hospital de la península del Sinaí.

Libertad Digital

El expresidente egipcio Hosni Mubarak y sus dos hijos, Alaa y Gamal, fueron arrestados hoy por la Policía después de que la Fiscalía General ordenara su detención para continuar las investigaciones abiertas contra ellos, según fuentes de los servicios de seguridad.

Mubarak se encuentra bajo arresto en el Hospital de Sharm el Sheij, en el sur de la península del Sinaí, en el que ingresó ayer tras sufrir una crisis cardiaca durante un interrogatorio judicial.

En cambio, según la televisión pública egipcia sus dos hijos ya han quedado presos en la cárcel de Tora, a las afueras de El Cairo, en la que también están recluidos varios representantes del régimen de Mubarak.

De acuerdo con la edición digital del diario independiente Masrawy, Alaa y Gamal llegaron a El Cairo a primera hora de hoy en un avión militar que despegó desde la localidad de Sharm el Sheij, donde se encontraban acompañando a su padre y el resto de la familia.

Entre los reclusos que hay en la cárcel de Tora se encuentran el ex primer ministro egipcio Ahmed Nazif y los exministros de Interior, Habib el Adli, y de Turismo, Mohamed Zuhair Garana, así como exaltos cargos del Partido Nacional Democrático (PND) de Mubarak. Todos están acusados de corrupción, malversación de fondos y enriquecimiento ilícito.

La cárcel de Tora es la más famosa de Egipto porque allí fueron recluidos la mayoría de los detenidos políticos durante el régimen de Mubarak. Algunos de ellos aún están presos, y comparten las celdas con los responsables del régimen que los encarceló.

La orden de detención de Mubarak y sus dos hijos, por quince días, mientras se realizan los procedimientos judiciales, fue anunciada a primera hora de hoy por la Fiscalía General de Egipto en un comunicado difundido por la red social Facebook.

Mubarak se encuentra en la localidad de Sharm el Sheij, a orillas del mar Rojo, desde que renunció al poder, el 11 de febrero pasado, a raíz de una rebelión popular que había comenzado el 25 de enero.

Ayer, el interrogatorio de Mubarak se llevó a cabo en un hospital de Sharm el Sheij, después de que el exmandatario sufriera una crisis cardiaca, mientras que sus dos hijos fueron interrogados en un tribunal de esa misma localidad turística.

En su primer mensaje público desde que abandonó el poder, difundido el pasado domingo, Mubarak negó tener cuentas bancarias fuera del país y criticó a quienes pretendían manchar su "historial militar y político".

Justo después de la difusión de la alocución se publicó una orden de la Fiscalía General para interrogar al expresidente y a sus dos hijos por su presunta implicación en ataques a manifestantes durante las protestas que estallaron el pasado 25 de enero, por abuso de poder, y por conseguir comisiones y beneficios económicos.

El encarcelamiento de Mubarak y de los representantes de su régimen era una de las principales exigencias de los grupos que protagonizaron la rebelión popular egipcia, y la demanda seguía pendiente en las protestas políticas que se han mantenido desde el final del régimen.

Los principales grupos de la oposición egipcia, incluidos los Hermanos Musulmanes, ofrecerán esta tarde una rueda de prensa en la que anunciarán la suspensión de las protestas políticas que se han mantenido desde hasta ahora, según la convocatoria.

De hecho, la plaza Tahrir, epicentro de las manifestaciones políticas durante la rebelión y la etapa posterior, se encontraba este mediodía sin la presencia de los grupos que había allí en los últimos días, y que el fin de semana pasado tuvieron choques con la policía que causaron un muerto y decenas de heridos.

Lo más popular