Internacional
Noticias y opinión en la red
AUTORES DE LA MASACRE EN NAVIDAD

Ultimátum musulmán: Los cristianos serán exterminados si no dejan el norte de Nigeria

Los musulmanes de Boko Haram han dado un ultimátum a los cristianos para abandonar el norte de Nigeria, zona en la que se aplica legalmente la sharía.

Nigeria es un auténtico polvorín. Los musulmanes dominan el norte, regiones en las que está instaurada la sharia. En el sur habitan los cristianos y miembros de religiones africanas. Sin embargo, radicales islámicos han iniciado una brutal ofensiva que comenzó con la oleada de atentados contra iglesias católicas en Navidad y que dejó decenas de muertos.

Los autores de esta masacre son los integristas islámicos de Boko Haram, que traducido de la lengua hausa significa "la educación occidental es pecado" y cuyo espejo son los talibán. Su objetivo no acabó con los ataques a cristianos que dieron la vuelta al mundo durante la Navidad. Éste era el paso previo. El fin es la expulsión de todos los seguidores de Jesús de la zona norte del país o su aniquilación.

Para ello han dado un ultimátum a los cristianos del norte de Nigeria. O se van ya de la zona mayoritariamente musulmana o tendrán que atenerse a las consecuencias. El portavoz del grupo islamista, Abul Qaqa ha hablado de un "ultimátum de tres días" y ha hecho igualmente un llamamiento a los musulmanes del sur "para que vengan al norte". Del mismo modo, Boko Haram amenaza con resistir a los soldados del Gobierno nigeriano para así "proteger a nuestros hermanos".

Igualmente, los terroristas islámicos han criticado duramente al presidente del país, Goodluck Jonathan, por visitar una iglesia católica en la periferia de Abuja y en la que murieron decenas de personas el 25 de diciembre. "El presidente no ha ido nunca a visitar los lugares donde han muerto musulmanes", espetó el portavoz de Boko Haram, tal y como recoge la agencia AFP.

Mientras tanto, los obispos católicos han pedido al presidente nigeriano que pida ayuda a la comunidad internacional para que apoye a las fuerzas de seguridad evitando así una nueva masacre de cristianos. Ante esta situación, la población cristiana ha amenazado con recurrir a la violencia como autodefensa ante una situación que se torna crítica.

Atentados en Navidad

El pasado día de Navidad el grupo terrorista islámico perpetró varios atentados en iglesias católicas de Nigeria dejarán decenas de muertos en distintos ataques simultáneos.

La situación ha provocado un éxodo masivo de cristianos de la zona por el miedo a nuevos atentados. Se calcula que hasta 60.000 personas abandonaron sus casas sólo en la ciudad de Damatru, una de las más afectadas. La respuesta tampoco se hizo esperar y una escuela coránica fue atacada con una bomba dejando siete heridos.

La tensión creciente en el país obligó al presidente a decretar el estado de emergencia por terrorismo en cuatro regiones. "De forma colectiva, conseguiremos controlarlo y finalmente lo aplastaremos", sentenció Jonathan.

Un país extremadamente dividido

Nigeria es un país dividido en dos. Un norte pobre habitado por la mayoría musulmana y un sur rico en recursos donde hay una mayoría de cristianos y un porcentaje menor de animistas. Según los datos de Ayuda a la Iglesia Necesitada, en el cómputo del país hay en el país un 45,5% de cristianos, un 45,4 de musulmanes y un 8,8 de animistas.

Los incidentes y la persecución religiosa son una constante, especialmente graves en la zona norte y donde los cristianos viven episodios de intolerancia y son tratados como ciudadanos de segunda.

Pese a no ser la religión mayoritaria entre la población, Nigeria pertenece a la Organización de la Conferencia Islámica. Incluso en 12 de los 36 estados del país aplican la Sharía, o ley islámica, y la ampliaron de la materia familiar al ámbito penal.

Como consecuencia, se ha extendido la introducción de la flagelación, la amputación de miembros y la lapidación. Para más inri, cuatro estados han creado una policía religiosa que tiene como objetivo único hacer cumplir la ley islámica en la vida cotidiana.

En principio, la sharía no se aplica a los no musulmanes en materias civiles y penales aunque son afectados por ella en distintos ámbitos. En muchas ocasiones han sido acusados de blasfemia por los propios islamistas y en otros deben sufrir la prohibición de bebidas alcohólicas o la segregación y discriminación de la mujer en colegios, centros de salud y transporte público.

Acceda a los 38 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular