Internacional
Noticias y opinión en la red
DOS MESES EN HUELGA DE HAMBRE

Wilman Villar Mendoza: nueva víctima de la dictadura castrista

Wilman Villar Mendoza ha fallecido este jueves tras pasar casi dos meses en huelga de hambre en protesta por la condena de la dictadura castrista.

Wilman Villar Mendoza. | Archivo
/ Iberoamérica

Apenas horas después de que su esposa alertara sobre su situación, el disidente cubano Wilman Villar Mendoza, de 31 años, ha fallecido este jueves por la tarde en el Hospital Clínico Quirúrgico de Santiago de Cuba. El último parte médico difundido este miércoles apuntaba a que sufría una neumonía y que tanto los riñones como el hígado estaban afectados por una infección.

La noticia fue confirmada por Yoani Sánchez a través de su cuenta de Twitter: "Hablé con Maritza esposa de Wilman Villar y confirma su muerte. No le han dejado ver el cuerpo". Poco después, a través de la misma red social, se preguntaba: "¿Cuántos más tienen que morir? ¿Cuántos más?". Maritza declaró a esRadio que "lo han dejado morir".

Villar Mendoza inició su huelga de hambre el pasado 24 de noviembre en protesta por la pena de cuatro años de cárcel a que ha sido condenado por sus actividades como miembro de la Unión Patriótica de Cuba y la resistencia interna. Un comunicado de la Asamblea de la Resistencia, que agrupa a medio centenar de organizaciones del interior de Cuba y del extranjero y que cuenta con representación en Estados Unidos, señaló que el disidente fue encarcelado injustamente y condenado en un juicio "sin garantías procesales".

Poco antes de morir, su esposa, Maritza Pelegrino, informó: "Nos dijeron que tiene una neumonía, los riñones los tenía bien pero como la infección le sigue caminando ahora le ha tocado el riñón y tiene el hígado un poquito afectado, se siente con algo de daño (…) Nos dijeron que tenía una sepsis generalizada y que le sigue dando fiebre y que si esa fiebre continúa es mala señal".

Fariñas, dos días detenido

La situación de la disidencia sigue empeorando en Cuba pese a que la dictadura ha intentado lavar su imagen con algunas excarcelaciones. Como ejemplo está la situación de Guillermo Fariñas. El periodista independiente lleva dos días detenido en una prisión de la ciudad cubana de Santa Clara (centro), junto a otros dos opositores, sin ingerir alimentos ni los medicamentos que necesita para las dolencias que padece a consecuencia de las huelgas de hambre que ha realizado.

Fariñas fue detenido el pasado martes junto a Ángel Moya, un exprisionero de la llamada Primavera Negra de 2003, y el activista Jorge Luis Artiles, después de realizar unas diligencias en la Fiscalía en favor de la dama de blanco Yazmín Conyeo y su esposo, quienes fueron arrestados el 8 de enero en esa localidad.
 

Acceda a los 4 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular