Internacional
Noticias y opinión en la red
CON LOS TURISTAS APLAUDIENDO

Gladiadores vs policía: vuelve la lucha al Coliseo

Una ley que prepara el Ayuntamiento ha sido la causa de la pelea entre los gladiadores y la policía de Roma.

LIBERTAD DIGITAL

Este jueves se ha vivido un verdadero circo en el centro de Roma. La escena es similar a la que hace dos milenios debía ocurrir en pleno Imperio Romano. Centuriones y gladiadores han sacado las espadas y las uñas para defender su empleo y, de paso, discutir agresivamente con la policía local. Obviamente, los cientos de turistas han captado con sus cámaras la surrealista escena.

Todo aquel que visita el Coliseo de Roma se topa con un nutrido grupo de romanos vestidos de centuriones y gladiadores a las puertas del Anfiteatro Flavio. Éstos, con una indumentaria similar a la que se usaba en el Imperio, tratan de sacar los cuartos a los miles de turistas que admiran cada día el monumento más visitado de Italia. 

El Ayuntamiento de Roma estudia sacar una iniciativa con la que regular su actividad. En ella, les ofrecen un carné para su identificación y les obligan a vestir adecuadamente, entre otras cosas. Esto es, nada de leggins, calcetines o cualquier vestimenta que no se usara hace 2.000 años. Además, tampoco les estará permitido acercarse a los turistas, sino que serán éstos los que deben requerir sus servicios. Y, lo más importante, no podrán exigir dinero por la fotografía, sino que recibirán lo que el turista estime oportuno.

En multitud de ocasiones la policía ha tenido que actuar debido a que los centuriones pedían a los turistas precios abusivos por una fotografía, que podría rondar los 100 euros. Los conflictos con los centuriones son comunes, ya que, en muchas ocasiones, tratan de timar a los turistas y sacan a relucir su mala educación.

Los centuriones y los gladiadores, al ver su trabajo comprometido, han ocupado este jueves el segundo piso del Anfiteatro Flavio. La policía municipal ha actuado para desalojar y quitar una pancarta colgada del Coliseo. "No nos iremos de aquí", repetían los centuriones, que temen que sean apartados a zonas de la ciudad menos turísticas.

En el desalojo se han producido algunos incidentes, según informa el rotativo romano La Repubblica. Los centuriones y los gladiadores se han puesto a discutir y han pasado a las manos con la policía ante la mirada atónica de los turistas.

La escena, desde luego, parece sacada de cualquier película. La policía y los centuriones se gritan y llegan a las manos, mientras los cientos de turistas no pierden la oportunidad de captar la imagen con sus cámaras fotográficas y aplauden la escena. Por un día, los protagonistas han vuelto a ser los centuriones y no el propio Coliseo.

Acceda a los 2 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular