Internacional
Noticias y opinión en la red

Ahmadineyad defiende la cultura del "martirio" como "arma" para salvar a la humanidad

El presidente de Irán, Mahmud Ahmadineyad, defendió la cultura de la "búsqueda del martirio" como "la mejor arma" para garantizar la seguridad de su país y para salvar a la humanidad. Los mártires, dijo, "gozan del más alto estatus en este mundo y en el más allá". En Viena, los miembros de la Junta de Gobernadores de la AIEA decidirán llevar el caso ante el Consejo de Seguridad de la ONU, con la única oposición de Cuba, Venezuela y, probablemente, Siria. Ante esto el embajador irení ante la AEIA, ha anunciado que suspenden "toda colaboración voluntaria" con la Agencia.

LD (Agencias) En declaraciones que publica la agencia de noticias oficial IRNA, el presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, dijo que "todos estamos obligados a mantener viva la cultura de la búsqueda del martirio en la sociedad". Durante un encuentro con familiares de "mártires" –caídos en la guerra con Irak– y de veteranos incapacitados, afirmó que "el que está dispuesto para el martirio es siempre victorioso".
 
El mandatario subrayó que "la cultura de la búsqueda del martirio es nuestra arma más efectiva y nuestra mejor garantía para nuestra seguridad nacional. Los enemigos despiadados que tienen una enemistad crónica contra nuestro país no han conseguido sus objetivos hasta ahora gracias a la existencia de esta cultura de búsqueda del martirio" entre los iraníes.
 
Ahmadineyad destacó que "el martirio es la culminación de la perfección de la humanidad y los mártires gozan del más alto estatus de humanidad en este mundo y en el más allá. La gente pasa duros años de agotador trabajo en un intento por lograr el culmen de la grandeza y el orgullo, mientras que nuestros queridos mártires lo lograron en el menor tiempo posible".
 
Suspenderá "toda colaboración voluntaria" con la AIEA
 
En Viena, mientras tanto, la Junta de Gobernadores de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) celebra una reunión de emergencia, donde el embajador de Irán ante la Agencia ha anunciado que en caso de ser llevado al Consejo de Seguridad de la ONU por sus actividades nucleares interrumpirá "toda colaboración voluntaria" con el organismo atómico de la ONU.

Ali Asghar Soltanieh, dijo a los 35 países miembros de la Junta que involucrar al órgano máximo de la ONU con este asunto es "un error histórico". Soltanieh se refirió a la cooperación de su país en el marco del Protocolo Adicional del Tratado de No Proliferación de armas nucleares (TNP), que permite a los inspectores del OIEA realizar visitas sin aviso previo a cualquier instalación nuclear de la República Islámica.

El representante iraní recordó que el Parlamento de su país adoptó el año pasado una ley que obliga al gobierno de Teherán a interrumpir la cooperación en el marco del Protocolo Adicional si su programa nuclear es tratado por el Consejo de Seguridad. "Instamos a la mayoría de los países miembros de la Junta y al director general (de la AIEA) a no ahorrar esfuerzo alguno para impedir que el camino de la cooperación constructiva se desvíe a una ruta de la confrontación", dijo el embajador iraní.

La reunión de emergencia de la Junta fue suspendida este jueves por la tarde y será reanudada este viernes  para cuando se espera una votación sobre una resolución presentada por Alemania, Francia y el Reino Unido, que envía el dossier iraní al Consejo de Seguridad. Todo indica que el bloque occidental cuenta con una mayoría de votos favorables, frente al rechazo garantizado de Venezuela y Cuba, y probablemente también de Siria.

Fundamental es sin embargo el anunciado apoyo de Rusia y China, dos potencias nucleares que hasta ahora eran reticentes a enviar el caso iraní al Consejo de Seguridad de la ONU. La resolución propuesta insta a El Baradei a informar al órgano máximo de Naciones Unidas sobre los pasados incumplimientos por parte de Irán y pide que elabore hasta la próxima reunión de la Junta, el 6 de marzo, un nuevo informe técnico sobre la cooperación iraní en la investigación internacional de su programa nuclear.

Asimismo, el texto insta a Teherán a volver a suspender, como medidas de creación de confianza, todas sus actividades relacionadas con el enriquecimiento de uranio, un material considerado como clave, ya que tiene tanto aplicaciones civiles como militares.
"

En Internacional

    Lo más popular