Menú

El Airbus no volaba a la velocidad adecuada

El Airbus A330 no volaba a la velocidad adecuada, según fuentes próximas a la investigación citadas por Le Monde. "Para empezar, la velocidad era errónea". En Brasil creen que los problemas comenzaron antes de llegar a la zona de turbulencias.

0
El ministro brasileño de Defensa, Nelson Jobim, muestra el mapa de la zona. EFE

(Libertad Digital) La principal pista que tienen los investigadores es que las pocas piezas encontradas están cada una de ellas a muchos kilómetros de distancia. De hecho, las últimas están a 90 kilómetros de las primeras que se hallaron y que fueron confirmadas, tanto por Brasil como por Francia, como parte del avión desaparecido el pasado lunes en la madrugada.

El diario O'Globo señala que el Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (INPE, por sus siglas en portugués) ha observado que además de estar distanciadas entre sí, algunas de las piezas están a unos 100 kilómetros de la formación vertical de nubes (conocida científicamente como cumulonimbus) que supuestamente provocó los problemas al Air France. Los expertos del centro se preguntan también la razón por la que la mancha de combustible divisada está tan lejos de esa zona de turbulencias y ven imposible que la corriente la arrastre durante 100 kilómetros en sólo 24 horas.

Además de eso, muchos insisten en que es muy difícil que sólo las turbulencias, por más fuertes que éstas sean, causen tantos problemas en un avión tan avanzado como el Airbus 330. Según éstos, cada vez que se divisa una zona de fuertes vientos, lluvias o tormenta, los pilotos suelen cambiar su ruta inmediatamente para rodear la zona. Es decir, los expertos creen que efectivamente dichas turbulencias pudieron ser la causa principal del accidente pero que algo ocurrió antes para evitar que el piloto pudiera hacer la maniobra adecuada.

En relación con lo anterior, la página Aviation Herald –especializada en accidentes de avión– ha señalado que según los datos, el avión entró en la zona de turbulencias sin el piloto automático activado y que en algún momento –entre todos los mensajes que se enviaron en sólo cuatro minutos– se activó la alarma por "velocidad vertical dentro de la cabina", lo cual podría apuntar a una caída libre del aparato. Además, las investigaciones apuntan a que la zona de granizo y hielo estaba a una altura de 8.000 metros, es decir, por debajo de los 10.700 en los que estaba volando el Air France.

Hipótesis de la desintegración en pleno vuelo

En Francia, Le Figaro habla de la posibilidad de que el avión se desintegrara en pleno vuelo antes de chocar contra el océano. Tal vez podría haber ocurrido mientras estaba en esa caída libre de la que se habla en Brasil. La razón es similar a las estudiadas allí: la distancia entre las piezas encontradas por la Fuerza Aérea brasileña aunque en este caso hablan de hasta 300 kilómetros, es decir, mucho más de los 90 ó 100 kilómetros.

En este sentido, el diario apunta que en caso de ser confirmada esta hipótesis, la desintegración a una altitud de 10.000 metros podría explicarse tanto por algún fenómeno meteorológico excepcionalmente violento, perfectamente posible en una zona de "convergencia intertropical, como por una despresurización o por un atentado terrorista.

Éstos no son simples rumores como todos los que circulan por Internet, sino opiniones de expertos tanto brasileños como franceses acostumbrados a lidiar con investigaciones de este calibre. Sin embargo, por el momento son sólo opiniones de lo que pudo suceder en la madrugada del lunes en el vuelo AF447 y la verdad sólo podrá conocerse del todo en el momento en que se encuentren las cajas negras, que según estimaciones podría estar a unos 4.000 metros de profundidad.

Airbus publicará recomendaciones para condiciones meteorológicas adversas

Por otra parte, Airbus publicará este jueves una recomendación avalada por la Oficina de Investigación y Análisis (BEA, según sus siglas en francés) destinada a todas las compañías aéreas que usan birreactores A330 para recordarles que, en caso de condiciones meteorológicas adversas, la tripulación debe mantener la potencia de los reactores y el equilibrio aerodinámico correcto para mantener el avión recto, informa Le Monde.

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. La "brutalidad" de la Guardia Civil al descubierto
    2. Vídeo: La "brutalidad" de la Guardia Civil al descubierto
    3. La carta sobre 'los Jordis' que revienta las redes sociales
    4. ¿Debe ser expulsado el Manchester City de la Champions y Guardiola sancionado?
    5. España convoca al embajador de Venezuela por las palabras de Maduro sobre Cataluña
    0
    comentarios
    Acceda a los 18 comentarios guardados

    Servicios