Internacional
Noticias y opinión en la red
MOVILIZADOS POR LOS TALIBANES

Una veintena de afganos heridos en el intento de asalto a la base española

Centenares de afganos, movilizados por los talibanes de Qala i Naw, han intentado asaltar la base que las tropas españolas tienen en el centro de la ciudad. Al menos 18 personas habrían sido heridas de bala por los guardianes de los hechos. El Gobierno español intentó ocultarlo.

Libertad Digital / Agencias

Tras el asesinato de los dos agentes españoles, centenares de afganos intentaron asaltar la base de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) que se encuentra bajo control de las tropas españolas. Los residentes de la capital provincial, Qala-i- Naw, donde se encuentra la base, dijeron que los manifestantes incediaron una parte de las instalaciones. Uno de los que participó dijo que se habían producido víctimas entre los manifestantes después de que las tropas que se encontraban dentro de la base disparasen contra ellos.

De hecho, un cirujano del hospital local, Mohamad Sadiq,indicó que al menos 18 manifestantes, en su mayoría con heridas de bala, han sido trasladados al centro para recibir tratamiento. Según el gobernador de la provincia de Badghis, Dilbar Jan Arman, al menos mil personas intentaron irrumpir en la base española tras el tiroteo en el que murieron los dos guardias civiles y su intérprete afgano

Un manifestante, que se identificó sólo como Abdulá, dijo que las víctimas entre los manifestantes fueron causadas cuando los soldados del interior de la base abrieron fuego contra ellos.

Un portavoz del Ministerio del Interior en Kabul dijo que estaba al corriente de la manifestación, pero que no disponía de más información. Además, el gobernador de la zona indicó que "todo estaba preparado", tanto la manifestación como el asesinato.

Por su parte, la Fuerza Interina de Asistencia a la Seguridad (ISAF) emitió un comunicado en el que hablaba de un "incidente de tiroteo" en el que murieron "un policía afgano, dos efectivos de la ISAF y un civil". "En estos momentos la causa del tiroteo no está clara", añadió el texto, que también mencionó que "se produjo una manifestación cerca del campamento donde ocurrió el tiroteo".

El Gobierno intentó ocultar el asalto

El Ejecutivo español intentó ocultar en un primer momento la manifestación de protesta y el intento de asalto de la base española, afirmando únicamente que un número elevado de afganos, unos 200, acudieron al lugar para "interesarse" por los hechos. Dejado en evidencia tanto por las imágenes que las agencias internacionales de prensa estaban empezando a facilitar a los medios de comunicación, como por la confirmación pública del Gobernador de la provincia afgana de Badghis, Dilbar Jan Arman, el Gobierno Zapatero no tuvo más remedio que reconocer los hechos.

Así lo hizo el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en la rueda de prensa convocada para explicar los detalles del asesinato de dos guardias civiles en Afganistán, en la que afirmó que "un grupo de afganos se acercó a la base donde fueron repelidos por el ejército y policía afganos".

Acceda a los 32 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular