Internacional
Noticias y opinión en la red

Alonso llega al Líbano para repatriar los seis soldados asesinados por terroristas

El ministro de Defensa, José Antonio Alonso, llegó en la madrugada de este lunes al Líbano, junto a un equipo de médicos forenses y del servicio de identificación de la Guardia Civil, para repatriar los cadáveres de los seis soldados asesinados en un ataque terrorista. Por su parte, Don Juan Carlos, en su visita a China, expresó "su hondo sentimiento de pesar" y envió a las familias "nuestro mayor afecto, apoyo y solidaridad en estos momentos de profundo dolor".

L D (EFE) El ministro llegó al aeropuerto de Beirut en un Airbus de las Fuerzas Aéreas españolas que partió de la base Aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid). A pie de pista fue recibido por el embajador español en el Líbano, Miguel Benzo, y el director general de la Policía y la Guardia Civil, Joan Mesquida.
 
En el avión, además del ministro, viajaron el jefe del mando de operaciones del Estado Mayor de la Defensa, el teniente general Bernardo Álvarez del Manzano, un equipo de identificación de la Guardia Civil, formado por seis expertos, y varios médicos forenses militares. Estos técnicos en identificación de cadáveres llevan las fichas con muestras de los seis soldados muertos, entre ellas material de ADN y dental. También tienen previsto visitar el lugar del atentado y a los dos soldados heridos, que se encuentran fuera de peligro en el hospital de Sidón, situado cerca de la base española, según informaron fuentes militares.
 
Pésame del Rey
 
Las primeras palabras que pronunció el Rey de España, Don Juan Carlos, en su visita de Estado a China fueron para expresar "su hondo sentimiento de pesar" por la muerte de seis soldados españoles en el Líbano. En su nombre y en el del resto de la Familia Real, el Rey reiteró sus sentimientos "ante la trágica muerte de seis de nuestros soldados, fallecidos".
 
En su discurso, Don Juan Carlos envió a las familias de los soldados fallecidos "nuestro mayor afecto, apoyo y solidaridad en estos momentos de profundo dolor, sentimientos que hacemos extensivos a sus amigos y compañeros". Asimismo, el Rey de España envió su deseo de pronto restablecimiento a los soldados españoles heridos en la explosión y subrayó su gratitud "apoyo y mayor reconocimiento" a todos los soldados que España tiene desplegados fuera de sus fronteras.
 
Compromiso español
 
También desde Shanghai, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, reafirmó que España mantendrá el compromiso de seguir contribuyendo a lograr la paz en el Líbano y en toda la zona de Oriente Medio. Aseguró que nuestro país "va a continuar desplegando todos sus esfuerzos para lograr la estabilidad y la seguridad" en la región. También agradeció la solidaridad manifestada por la comunidad internacional, en especial, de los países árabes, Israel y EEUU.
 
Moratinos manifestó que "sabemos que es una misión difícil, pero cuando se anunció, ya el Gobierno señaló que era una misión con riesgo, pero una misión de paz y de contribuir decididamente a poner fin a un conflicto que existía en ese momento". Según el ministro, la dificultad de la operación hizo que se hubieran "tomado todas las medidas" en materia de seguridad.
 
Por su parte, en declaraciones a la emisora Punto Radio, el ministro de Justicia, mariano Fernández Bermejo, indicó que es "verosímil" que el grupo terrorista Al-Qaeda sea responsable del atentado. Reconoció que "por la zona y la mecánica de producción es verosímil". Tras señalar que la muerte de los militares es "una noticia terrible que impacta", destacó que es necesario mantener la solidaridad con países conflictivos para "racionalizar procesos enloquecidos".
Alonso, ministro de Defensa. (EFE)

En Internacional