Menú

"Así se siente toda la nación cubana, desnuda"

¿Puede hablarse sobre la violación de derechos humanos en Cuba contando solo con la opinión de la dictadura? Exteriores considera que sí. Ha organizado un seminario para ello y no ha permitido la entrada a ningún exiliado ni opositor democrático, que han protagonizado enérgicas protestas.

BÁRBARA AYUSO
0

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

"Nos parece una farsa los diálogos del gobierno español con Cuba" Los protagonistas

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio ""Nos parece una farsa los diálogos del gobierno español con Cuba"" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tienes alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×
Manifestantes frente a las instituciones europeas.

El Gobierno vuelve a arrinconar a los disidentes democráticos cubanos. Este jueves ha organizado un Seminario sobre derechos humanos en Cuba, sin invitar a ningún sector crítico con la dictadura castrista. Los opositores exiliados en España se sienten marginados y maltratados: Ni les han convocado, ni les han cogido el teléfono, ni han querido reunirse con ellos. Ante este "trato vejatorio" representantes de Cuba Democracia Ya, que reúne a la disidencia de la isla en nuestro país, han protagonizado una protesta frente a las instituciones europeas en Madrid, en el Paseo de la Castellana.

Con las manos y los pies atados por la bandera cubana, y desnudo "porque así es como se siente toda la nación cubana" se ha manifestado por toda la Castellana  uno de los integrantes de la asociación. Sobre una pancarta con el lema: "Cuba, Democracia Ya" han denunciado la "humillación" a la que se sienten sometidos por parte del Gobierno de España. Su portavoz, Rigoberto Carceller ha asgurado a Libertad Digital que "No podemos tolerar esta cortina de humo, esta pantomima del Gobierno de España y la dictadura cubana" asegura.

El malestar de la disidencia democráctica tiene argumentos fundados: "¿Pero cómo puede organizarse un seminario  sobre derechos humanos hablando solo con el gobierno cubano, y con organizaciones castristas? ¡Pero si son precisamente ellos los que cometen los abusos!?" relataba el presidente de la Unión Liberal Cubana, Antonio Guedes a Libertad Digital.

Y es que la presencia en el seminario de la "Asociación de Amistad de Hispano Cubana Bartolomé de las Casas ha terminado de desalentar a los demócratas cubanos. "Es una organización abiertamente castrista, que se ha enfrentado a nosotros en debates públicos" asegura Rigoberto Carceller, "Y sin embargo ellos están ahí, y los que luchamos por la democracia no".

En un principio, el ministerio de Exteriores aseguró que acudirían al seminario representantes de Amnistía Internacional, asociación que históricamente viene denunciando los abusos de la dictadura cubana. Pero, aunque aparecían en la lista de convocados, nunca estuvo previsto que la organización internacional acudiera al evento.

El portavoz de AI en España, Ángel Gonzalo ha confirmado a Libertad Digital que no han sido invitados por el Gobierno porque "desde 1986 Amnistía Internacional tiene prohibido entrar en Cuba" y dado que en el acto exclusivamente figuraban autoridades castristas, no aceptarían su presencia. "Nos habría encantado acudir, pero esto habría sido una situación histórica" señala Gonzalo. "Excluyeron a Amnistía Internacional y fíjate que es una entidad que cuida mucho su vocabulario, su actitud y sus acciones con Cuba" señala Rigoberto Carceller.

El Ejecutivo se reunió un día antes del seminario con ellos, para que, según Gonzalo "les transmitiéramos nuestras preocupaciones sobre la situación de lso derechos humanos, pero en ningún caso acudir al acto, es una reunión a puerta cerrada". La organización lleva 30 años publicando informes anuales sobre las violaciones sistemáticas del régimen cubano, y haciéndose eco de los abusos carcelarios a los presos de conciencia.

Para Tony Guedes el acto es "un gesto más de que España se pliega a las condiciones que le impone el régimen" ya que "no ha querido reunirse con ningún opositor democrático, es un bochorno, una vergüenza, una farsa" ha dicho Guedes a Libertad Digital. Según el opositor, lo que el Gobierno quería evitar es que "se hablase de verdad de las violaciones de derechos humanos, de los escándalos que ocurren" apunta "¿De qué derechos humanos estamos hablando si no se cuenta con aquellos que sufren los verdaderos abusos? ¡Es un escándalo!" se lamenta.

La ONG Solidaridad Española con Cuba tildó de "excluyente" el encuentro, calificándolo como "una oportunidad perdida" porque "no se ha invitado a INGS realmente independientes, ni a representantes de la sociedad civil cubana que viven en España, ni a ONGS que promueven específicamente el respeto a los Derechos Humanos y la transición pacífica a la democracia en Cuba".

El portavoz de Democracia Ya asegura que aunque "no quisiéramos pensar que el Gobierno actúa de mala fé, pero es eso, o es que son extremadametne torpes" asegura Rigoberto Carceller. "Nadie a elegido a Moratinos como interlocutor de Cuba en la UE, él señor Moratinos se lo ha adjudicado él solito" cuenta a LD. "Lo único que está haciendo es darle oxígeno a la tiranía cubana" y se pregunta "¿Hasta dónde pretende llevar este asunto a la UE?".

Temas

En Internacional

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Olvido Hormigos, ¿reclamo de una web para adultos?
    2. Así traicionó Rajoy al Levante español
    3. Imanol Arias, más solo que la una
    4. Susanna Griso atiza a Maduro tras sus burlas: "Le van a responder sus muertos"
    5. Red Bull da un portazo en la cara a Fernando Alonso
    0
    comentarios
    Acceda a los 2 comentarios guardados

    Servicios