Internacional
Noticias y opinión en la red
RETIRADA DE LAS TROPAS DE KOSOVO

Chacón no asume en el Senado los errores que admitió en su gabinete de crisis

La ministra de Defensa reunió el domingo con urgencia a su gabinete de crisis para reconducir los errores que se habían cometido. Sin embargo, este martes, fue incapaz de reconocer un solo error durante su comparecencia en el Senado sobre la espantada unilateral de Kosovo.

(Libertad Digital) Los errores se reconocen en privado pero no en público, pese a que hayan llevado a un tropezón internacional y hayan sido aireados por toda la prensa internacional. Ésa es la política que parece seguir Carmen Chacón, que este martes fue incapaz de reconocer en el Senado los errores que sí asumió el pasado domingo cuando reunió de urgencia a su cúpula ministerial.

El ministerio de Defensa acogió el pasado domingo una reunión con los principales altos cargos ministeriales y con el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general del Aire José Julio Rodríguez Fernández, para la analizar la situación creada tras el anuncio de retirada de las tropas españolas en Kosovo y para solventar los "errores" cometidos en la gestión previa y posterior a dicha polémica declaración pública, según confirmaron a Europa Press fuentes gubernamentales.

La reunión, convocada de urgencia, permitió que el Ministerio de Defensa realizara un exhaustivo análisis de la situación creada tras el anuncio de Chacón en Kosovo, detectara y reconociera los "errores" cometidos durante la gestión previa y posterior a esa declaración y quedara determinado cómo solventar cada uno de los fallos y quién es el encargado de asumir cada una de esas tareas.

Errores de interlocución

Los fallos en la gestión del anuncio de repliegue reconocidos en ese encuentro interno de alto nivel fueron, fundamentalmente, "errores en la interlocución internacional", es decir, fallos a la hora de comunicar previa y posteriormente a los principales países aliados de España y miembros de la OTAN su decisión de abandonar un territorio que se ha declarado unilateralmente independiente y en el que las tropas han permanecido un año desde aquel pronunciamiento.

Entre otras autoridades de alto nivel y de plena confianza profesional y personal de la titular de Defensa, acudió el secretario general de Política de Defensa (SEGENPOL), Luis Manuel Cuesta Civis, su director de Gabinete, Manuel López Blázquez, el director general de Comunicación de la Defensa (DIRCOMDEF), Sergio Sánchez, un oficial de alto rango y otro director general de peso específico en el Departamento.

Los altos cargos analizaron área por área los hechos ocurridos tras el anuncio público de la retirada y definieron cómo superar los "errores" en la interlocución con los principales miembros de la Alianza. Cada alto cargo expuso su punto vista sobre la situación y las cuestiones que afectan a su área de responsabilidad y, una vez determinados los temas que tenían que gestionar de inmediato, fueron abandonando la sala para iniciar sus trabajos en la sede del Departamento.

Evitar filtraciones salió caro

Uno de los fallos reconocidos y entonces en vía de resolución fue la comunicación con el Pentágono estadounidense. El hecho de que la comunicación previa al anuncio se hiciera en un periodo muy breve de tiempo para evitar que se difundiera públicamente por otras vías dio lugar, de forma indirecta, a que la ministra de Defensa no consiguiera hablar por teléfono con su homólogo estadounidense, Robert Gates.

Otra equivocación asumida en el encuentro del domingo fue el fallo a la hora de ponerse en contacto con el embajador español ante la OTAN, Carlos Miranda. La ministra de Defensa, Carmen Chacón, comunicó previamente al líder político de la Alianza Atlántica, el holandés Jaap de Hoop Scheffer, que anunciaría el repliegue de Kosovo en su primera visita oficial a la misión.

El secretario general aliado, que se encontraba en ese momento de regreso de un viaje a Afganistán, recibió la llamada de la ministra y, posteriormente, reclamó explicaciones al representante diplomático español, Carlos Miranda, al que Defensa no consiguió transmitir a tiempo el anuncio y los pormenores y motivos del repliegue para que pudiera trasladarlo a De Hoop Scheffer. La comunicación con el embajador español ante la Alianza no fue posible precisamente porque se encontraba con De Hoop Scheffer en el regreso de la visita a la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad.

Sin autocrítica en el Senado

Pese a reconocer esos errores en privado, Chacón no reconoció ninguno en el pleno del Senado, en el que justificó la espantada unilateral de España en Kosovo. Según dijo, no hubo error ni el fondo ni en la forma. "Si ha habido un equívoco con EEUU y los aliados, ya se ha aclarado", sentenció.

Los populares, de la mano de su portavoz en materia de Defensa en la Cámara Alta, Ovidio Sánchez, acusaron a la ministra de fallar en el modo, aunque no en el fondo, dado que, como bien recordó, los populares están a favor de replegar las tropas desplegadas en esta región balcánica.

"Las formas no fueron las que deben. Usted rompió lo dicho de un día para otro. Sin haber avisado siquiera a los aliados ni a sus representantes, como lo demuestra la reacción de la OTAN y de Estados Unidos", dijo Sánchez. "Al final trascendió que la imagen de que España no es de fiar. Usted dice que nos avisó también a nosotros –en alusión a los diferentes grupos políticos–, pero Antena 3 me llamó antes que el ministerio. Lo que nos preguntamos es por qué de esa forma y por qué de esos modos", continuó.

El portavoz popular recordó a la ministra la dureza de los titulares de la prensa internacional y, tras señalar que la culpa era del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, recordó la descoordinación del Ejecutivo. "Moratinos se dio el piro, diciendo a todo el mundo que no sabía nada de nada. Y los embajadores estaban escondiéndose porque no sabían ni qué decir. No se puede gobernar a golpe de ocurrencias", sentenció.

Para responder al Partido Popular, Carmen Chacón utilizó como estilete el artículo publicado el pasado viernes por el popular Gustavo de Arístegui en El Mundo en el que se descolgaba de la posición oficial de su partido dando la razón al Gobierno. "Es como siempre había opinado el PP en relación a Kosovo hasta el pasado viernes, después, los principios dejaron de importar. Vamos a hacer lo que llevan ustedes un año pidiendo, salir de un Estado que España no reconoce", dijo la titular de Defensa, y aseguró que si "ha habido un equívoco" con la OTAN y EEUU "ya ha sido aclarado".

Del mismo modo, defendió el proceso de comunicar a los aliados la retirada de las tropas de Kosovo. Según dijo, "primero se lo comunicamos a los responsables de la OTAN –aunque obvió que lo hizo sólo veinticuatro horas antes del anuncio oficial– y luego se lo traslade a los soldados, porque son ellos los que llevan en Kosovo 10 años".
Acceda a los 16 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular