Internacional
Noticias y opinión en la red

Chávez, a Abás: "Siempre tenemos que tener la espada en la mano"

Chávez garantizó su pleno apoyo a la creación de un Estado palestino al recibir en Caracas al líder de la ANP, Mahmud Abás, con honores de jefe de Estado y un "Viva Palestina". Abás recibió la máxima condecoración venezolana de manos del presidente, que ya rompió relaciones con Israel.

EFE

"Te damos la bienvenida, presidente, hermano", dijo Chávez, quien saludó al "heroico pueblo palestino" y subrayó que "la revolución bolivariana, desde el primer día, se puso del lado del pueblo palestino, de su memorable lucha contra el imperio yanqui, sus lacayos, el Estado genocida de Israel, que atropella, que mata".

"Viva Palestina, que viva el Estado palestino", manifestó asimismo, el mandatario venezolano en la ceremonia de recepción del presidente de la ANP en el Palacio de Miraflores, sede del Gobierno venezolano.

"Ratificamos una vez más nuestro más grande compromiso con la lucha palestina, por la reivindicación de los derechos del pueblo palestino, por la creación del Estado palestino, con esa ciudad sagrada Jerusalén como su capital", destacó Chávez.

Abás, quien realiza la primera visita oficial a Venezuela de un presidente palestino, pasó revista a la guardia de honor, junto con Chávez, después de escucharse los respectivos himnos.

"No vamos a olvidar esos momentos. Sentimos que estamos en nuestra segunda patria porque todo lo que escuchamos y vemos nos pone contentos y nos tranquiliza el corazón y la mente", manifestó el líder palestino, quien agradeció a Chávez trabajar a favor de "un Estado palestino con Jerusalén de capital".

Tras el acto, ambos dirigentes celebraron una reunión a puerta cerrada de hora y media, antes de una comparecencia conjunta en la que presidieron la firma de tres memorandos de entendimiento. En la ceremonia, Chávez confirió la Orden del Libertador a Abás que fue anunciado como presidente "del Estado de Palestina".

El dirigente palestino recibió la máxima condecoración venezolana y también la réplica de la espada del prócer independentista Simón Bolívar de manos del mandatario venezolano. Tras hacerle la entrega, Chávez mandó cortar la hoja de una palmera que levantó, a modo de rama de olivo en un gesto simbólico, mientras sostenía la espada en la otra mano.

"No queremos la guerra, queremos la paz, pero siempre tenemos que tener la espada en la mano", afirmó el presidente venezolano, quien explicó, momentos después, que para Venezuela Abás es el "presidente del Estado de Palestina".

Abás, quien llegó en la madrugada a Caracas dentro de una gira por Suramérica y partirá el sábado, acudió en la mañana a una sesión especial de la Asamblea Nacional de Venezuela, donde pronunció un discurso en defensa de la creación de un Estado Palestino y del derecho a la autodeterminación de su pueblo.

En su intervención, afirmó que la gira que emprendió esta semana, y que concluye con su visita a Venezuela, tiene como objetivo la promoción de la independencia para "llegar a la institución de nuestra patria palestina libre".

El líder palestino ha visitado Brasil, Argentina, Chile y Paraguay como parte de esta gira en busca de apoyos al reconocimiento por parte de la ONU de un Estado palestino acorde a las fronteras de 1967.

Ante el pleno de la cámara venezolana, de 167 miembros, casi todos afectos al Gobierno, el presidente de la ANP sostuvo que ese organismo apoya "la idea de los Estados", el israelí y el palestino, conviviendo en igualdad de condiciones y en paz.

"Israel simplemente no quiere la paz" porque, argumentó Abás, impide la existencia del Estado palestino y promueve la expansión de sus asentamientos en territorios "históricamente palestinos".

Desde su llegada a la Presidencia, hace más de diez años, Chávez ha expresado repetidamente su total respaldo a la causa palestina, hasta el punto de llegar a la ruptura de las relaciones con Israel.

El pasado enero, Venezuela expulsó a la representación diplomática israelí en Caracas, tras denunciar la "masacre" perpetrada por fuerzas militares israelíes en Gaza durante la operación "Plomo Fundido", en la que murieron más de 1.400 personas, muchas de ellas civiles.

Poco después, Israel expulsó como medida de reciprocidad al cuerpo diplomático venezolano acreditado en Tel Aviv, así como a la representación diplomática del país latinoamericano ante la ANP.

La Autoridad Nacional Palestina abrió el pasado abril una oficina de representación diplomática en la capital de Venezuela, país en el que la comunidad palestina residente no supera el millar de personas, muchos procedentes de aldeas cercanas a Jerusalén o antiguos refugiados de la primera guerra Árabe-israelí (1948-1949).

En Internacional

    Lo más popular