Internacional
Noticias y opinión en la red
CONTRA ANCIANOS Y DISCAPACITADOS, ENTRE OTROS

Denuncian en Cuba hasta 90 actos de represión política en octubre

Coincidiendo con la grave situación de Marta Beatriz Roque, que ha explicado a esRadio Vladimiro Roca, la ONG Solidaridad Española con Cuba ha revelado el informe de octubre en materia de violaciones de derechos humanos en Cuba que concluye que el grado de represión en la isla permanece elevado.

Libertad Digital

Según un informe realizado por El Consejo de Relatores de Derechos Humanos de Cuba (CRDHC), se reportaron 90 actos de represión política durante el mes de octubre.

El informe indica que al doctor Darsi Ferrer, después de casi cuatro meses en prisión, no se le ha juzgado todavía. Realizó una huelga de hambre de dos semanas sin obtener atención alguna de las autoridades. "El gobierno se ha mantenido en un silencio total, no acaba de hacerle el juicio. No hay una petición fiscal acusatoria, no existe una conclusión preliminar policial", expresó al CRDHC Yusnaimy Jorge Soca, esposa del doctor Ferrer.

Según el CRDHC, la represión también afecta a impedidos físicos y ancianos que intentan vender productos en la calle para subsistir. "Fuerzas de la Policía Nacional Revolucionaria apalearon, arrastraron y detuvieron en La Habana a cinco ciegos vendedores de discos musicales y otros productos similares", afirma el informe. Aparte de decomisarles todo e imponerles multas de hasta 1.500 pesos cubanos –unos 40 euros (el sueldo de un trabajador es de 15 euros al mes)–, estos cinco invidentes deben acudir el 24 de noviembre a un juicio oral en el Tribunal Municipal, donde serán acusados por venta ilícita.

Además de aportar estos datos, el informe dice también que los defensores de los derechos humanos y prisioneros de conciencia reprochan la actitud del gobierno español respecto a las relaciones con el régimen cubano. "Moratinos no visitó a Cuba ni a nuestro pueblo, sino a la dictadura, a la cual apoya y le sigue el sucio juego. No puedo estar contento con la política del gobierno español que pone por encima de todo a sus intereses políticos y económicos. No le importan los derechos humanos”, declaró José Daniel Ferrer García, prisionero de conciencia de la Primavera Negra de 2003.