Internacional
Noticias y opinión en la red
EN ESTADO GRAVE Y PARAPLÉJICO

El régimen castrista libera a su primer preso político, Ariel Sigler

Ariel Sigler se ha convertido en el primer preso político en ser excarcelado por la dictadura castrista. Encarcelado en la primavera negra de 2003 por querer ser libre en Cuba, sale de prisión en estado muy grave y parapléjico. Para Antonio Guedes, el objetivo era evitar un nuevo caso Zapata Tamayo.

LIBERTAD DIGITAL

El hermano de Ariel Sigler, Juan Francisco Sigler, ha confirmado que, tras recibir la licencia extrapenal, Ariel ha abandonado el hospital de La Habana donde estaba ingresado, para viajar, a la localidad de Pedro Betancourt, su lugar de residencia, donde le espera su familia.

Se convierte así en el primer preso político excarcelado por la dictadura comunista de los hermanos Castro que se encuentran en plenas negociaciones con la Iglesia. El Arzobispo de la Habana fue el encargado de anunciar que el régimen se había comprometido a liberar a Sigler y a acercar a otros seis presos políticos, encarcelados en la Isla.

Los trasladados son los disidentes Héctor Fernando Maceda, Juan Adolfo Fernández Sáinz, Omar Moisés Ruiz Hernández, Efrén Fernández Fernández, Jesús Mustafá Felipe, Juan Carlos Herrera Acosta. Personas cuyo único delito fue querer ser libres en Cuba. Un "delito" por el que fueron capturados y encerrados en prisión en la primavera negra de 2003. Todos ellos (incluido Ariel Sigler) forman parte del grupo de los 75.

Pese a que la dictadura no ofrece datos sobre el número de presos políticos que ocupan las cárceles de Cuba, los informes de la disidencia hablan de que siguen presos cerca de 200 presos políticos en las prisiones cubanas.

Ariel Sigler perdió más del 40% de su peso durante su estancia en prisión, y obtiene la liberación en estado crítico y parapléjico. En declaraciones a esRadio, el vicepresidente de la Unión Liberal Cubana, Antonio Guedes, ha señalado que esta liberación no es más que un gesto de los Castro movidos por "intereses", por mejorar su imagen internacional.

Si antes los gestos de la dictadura era la expulsión de la isla de algunos presos políticos, en esta ocasión es la primera vez que libera a uno dentro de Cuba. Para Guedes se trata del intento de evitar que suceda lo mismo que con Orlando Zapata Tamayo. Un preso político que, como denuncia la disidencia y su propia familia, fue asesinado por el régimen que le dejó morir tras darle una paliza cuando permanecía en huelga de hambre.

Del grupo de los presos políticos enfermos, Ariel Sigler es el que presenta el cuadro más grave hasta el punto de que se temió por su vida hace algunas semanas al empeorar su ya delicado estado de salud.

Este prisionero quedó parapléjico en la cárcel debido a una neuropatía carencial asociada a problemas nutricionales y presenta, además, afecciones en el estómago, esófago y la garganta entre otros.

Durante su encarcelamiento, Sigler ha perdido más del cuarenta por ciento de su peso, según explicó a Efe su hermano, quien agregó que su familia es partidaria de que reciba tratamiento fuera de Cuba, pero para eso necesitaría permiso del Gobierno.

Ariel Sigler Amaya es el presidente del Movimiento Independiente Opción Alternativa y, junto a su hermano Guido, fue condenado en 2003. El anuncio de su excarcelación y el traslado de otros seis presos a sus provincias de residencia es la segunda medida del régimen de de Raúl Castro en relación a los prisioneros políticos tras el proceso de diálogo iniciado el pasado mayo con la jerarquía de la Iglesia Católica en la isla.

El primer "gesto" del Gobierno se produjo el 1 de junio con el "acercamiento" de los primeros seis prisioneros.

 

Acceda a los 1 comentarios guardadosClick aquí

Lo más popular